domingo, 12 de abril de 2015

Los significados que esconde la risa

Mujeres riéndose
A menudo nos reímos en los momentos más inoportunos. Y los psicólogos parecen estar descubriendo que esas risitas involuntarias podrían ser uno de nuestros comportamientos más importantes.
La neurocientífica Sophie Scott, del University College de Londres, ha pasado los últimos años investigando por qué la risa es tan importante y, a la vez, un comportamiento muchas veces mal interpretado.
Un estudio realizado por Scott en Namibia le hizo darse cuenta de que la risa es uno de los "tics" vocales más valiosos.
Investigaciones previas mostraron que todos podemos reconocer seis emociones universales, sin importar la cultura -miedo, ira, sorpresa, disgusto, pena y felicidad- basándonos en las expresiones faciales.
Scott se propuso averiguar si codificamos más información en nuestra voz que en nuestras expresiones.
Así que le pidió a indígenas de Namibia y a ingleses que escuchasen grabaciones de distintas voces y que describiesen las emociones que reconocían, incluyendo las seis universales más alivio, triunfo y alegría.
La risa era la emoción más fácilmente reconocida en ambos grupos. "Inmediatamente se diferenciaba de las otras emociones", aseguró a BBC Scott.
Y cuanto más investigaba, más se fascinaba por las complejidades de este comportamiento.
Por ejemplo, se dio cuenta de que la mayoría de las risas no tenían nada que ver con el humor.
"La gente piensa que se está riendo de las bromas de los demás, pero en una conversación la persona que se ríe más es la que está hablando", dice Scott.
La investigadora ve la risa como una "emoción social", algo que nos une y ayuda a que formemos lazos, independientemente de si algo es gracioso o no.

Risa contagiosa

Esto explicaría por qué las parejas se ríen continuamente de las gracias del otro, mientras los observadores exteriores permanecen indiferentes.
"Alguien dirá: ’Tiene un gran sentido del humor, por eso me gusta’. Pero lo que quiere decir realmente es: 'Me gusta y se lo demuestro riéndome cuando estoy a su lado'".
Pareja
Las parejas que se ríen juntas se liberan del estrés de una situación complicada más fácilmente
De hecho la risa parece ser la principal forma de mantener relaciones.
Scott se basa en investigaciones que muestran cómo las parejas que se ríen juntas se liberan del estrés de una situación complicada más fácilmente y, en general, suelen estar juntos más tiempo.
Otros estudios recientes reflejan que la gente que se ríe de los mismos videos graciosos en internet es más propensa a compartir información personal entre ellos.
El investigador de la Universidad de Oxford Robin Dunbar descubrió también que la risa contribuye a aliviar el dolor, posiblemente porque activa la liberación de endorfinas, los neurotransmisores que están asociados con la existencia de una sensación de bienestar.

Científica y comediante

Gente riéndose
A los comediantes les resulta más fácil trabajar en salas grandes, porque la risa se transmite mejor donde hay mucha gente.
Además de investigar sobre cómo reírse facilita el contacto con otros, las posibilidades sociales de la risa llevaron a Scott a aventurarse en clubs de comedia.
"Lo interesante de la risa en este tipo de situaciones es que sigue tratándose de una interacción directo", afirma. De alguna manera la audiencia tiene una conversación con el cómico.
"Me interesa lo que pasa cuando la audiencia empieza a reírse y en cómo eso desaparece -independientemente de si los demás se ríen- porque la experiencia al fin y al cabo es entre la persona y el cómico".
Paradójicamente, a los cómicos les suele resultar más fácil trabajar en lugares grandes, probablemente porque la naturaleza contagiosa de la risa hace que las olas de júbilo se transmitan mejor donde hay mucha gente.
Scott recuerda un video del comediante Sean Lock en el que la audiencia se reía de forma incontrolada con solo oírle decir la palabra "faja", debido a lo contagioso de las carcajadas.
La investigadora ha tratado de estudiar el fenómeno poniendo sensores a la audiencia para medir los límites de la risa… pero sin mucho éxito por el momento.
Scott incluso sube al escenario alguna que otra noche, aunque niega que la ciencia haya hecho más fácil su capacidad para hace reír a la gente.
Pero todo esto ha hecho que Scott entienda mejor lo poderosa que es la risa como arma para expresarnos y hacer que la gente nos escuche.
"La risa parece algo trivial, efímero y sin demasiado sentido", afirma, "pero nunca es neutral: siempre esconde algún significado".

Fuente: BBC MUNDO

Las 7 experiencias de quienes "vuelven de la muerte"

Luz al final del túnel
Ver una luz al final del túnel parece ser la experiencia cercana a la muerte más común, pero según un reciente estudio puede que no sea la única.
En 2011 el señor A., un trabajador social de Reino Unido, fue admitido en un hospital después de desmayarse en el trabajo.
El personal médico estaba punto de insertarle un catéter en la ingle cuando entró en paro cardíaco. A falta de oxígeno, su cerebro dejó de emitir señal alguna. Tecnicamente el señor A. había muerto.
Pero, a pesar de ello, A. recuerda lo que pasó después.
El equipo médico inició el procedimiento de reanimación y A. pudo escuchar una voz que decía: "denle un electro shock", mientras se levantaba de la cama y presenciaba la escena.
Y en el historial del hospital luego se pudo verificar que lo que el señor A. recordaba era precisamente lo que había ocurrido en el lapso de tiempo en el que todo el mundo le creyó inconsciente.
Análisis de casos
Bosque
La mayoría de los médicos tratan los recuerdos de momentos cercanos a la muerte como alucinaciones.
La historia de este paciente, recogida en un informe sobre resucitación, es una de tantas que desafían las ideas que tenemos sobre las experiencias cercanas a la muerte.
Hasta ahora, los investigadores asumían que cuando el corazón deja de bombear sangre al cerebro acaba todo nivel de conciencia.
Durante años, aquellos que han conseguido "volver" han recordado sus experiencias. Pero los médicos trataban estos recuerdos como alucinaciones, y los investigadores se han mostrado cautelosos a la hora de hablar sobre estos casos, ya que muchos son vistos como algo que va más allá de la investigación puramente científica.
Pero Sam Parnia, director del centro de resucitación de la Universidad de Medicina en Nueva York, quiso librarse de las suposiciones sobre lo que podían experimentar o no aquellos en el lecho de muerte.
Él y su equipo recolectaron datos de estos momentos durante cuatro años y analizaron más de 2.000 casos de paros cardíacos y momentos de muerte oficial.
Y parece ser que el señor A. no era el único que podía recordar su propia muerte.

Los siete sabores de la muerte

En cerca de un 50% de aquellos casos estudiados por Parnia, los pacientes eran capaces de recordar algo. Pero a diferencia del señor A., sus experiencias no parecían ser hechos que realmente ocurrieron.
Aunque "la gente tiene experiencias en el momento de la muerte”, cada persona interpreta estas vivencias de acuerdo sus creencias, dice Parnia.
Al contrario: recordaban escenarios alucinatorios que Parnia y sus colegas clasificaron en siete categorías.
"La mayor parte de ellas no son consistentes con lo que se cree que son las experiencias cercanas a la muerte", dice.
"Parece ser que las experiencias de la mente en los escenarios cercanos a la muerte son mucho más complejas de lo que se creía en el pasado".
Los siete escenarios son los siguientes:
  • Miedo
  • Ver animales o plantas
  • Luz brillante
  • Violencia y persecución
  • Deja-vu
  • Ver a familiares
  • Recuerdo de cosas que pasaron tras el paro cardíaco
Aunque está claro que "la gente tiene experiencias en el momento de la muerte", según explica Parnia, la forma en la que cada uno de los individuos elige interpretar estas vivencias depende totalmente de sus creencias.
Alguien de India puede volver de la muerte y asegurar que vio al dios Krishna, mientras que alguien del medio oeste estadounidense puede regresar de la misma experiencia y afirmar que vio al dios cristiano.
"Si el padre de un niño del medio oeste le dice a su hijo que cuando muera verá a Jesús y que le transmitirá amor y compasión, por supuesto que verá eso", dice Parnia.
Paciente
Parnia y sus colegas esperan que su trabajo contribuya al enriquecimiento de la discusión sobre el significado de la muerte
"Volverá y dirá: ’Papá tenías razón, vi a Jesús'. ¿Pero es cualquiera de nosotros realmente capaz de reconocer a Jesús? Yo no sé cómo es Dios, además de un hombre con barba blanca, lo que es una imagen totalmente construida".
"Todas estas cosas -lo que es al alma, el cielo y el infierno- se escapan a mi entendimiento, y probablemente habrá miles y miles de interpretaciones basadas en dónde naciste y cuáles hayan sido tus experiencias vitales", continúa Parnia.
"Es importante que seamos capaces de alejar todo esto del reino de las enseñanzas religiosas y ponerlo en escenarios más objetivos".

Casos comunes

Parnia y sus colegas ya planean estudios que sigan por este mismo camino e intenten responder algunas de las cuestiones planteadas.
También esperan que su trabajo contribuya al enriquecimiento de la discusión sobre el significado de la muerte, y que pueda liberarse de posturas religiosas o escépticas.
Al contrario, opinan, la muerte debe ser tratada como un tema científico objetivo más.
"Cualquiera con una mente medianamente objetiva estará de acuerdo en que todo esto es algo que debe seguir siendo investigado", añade Parnia.
"Tenemos los medios y la tecnología, ahora es el momento de hacerlo", concluye.

Fuente: BBC MUNDO

¿Qué hicimos para crear un tenebroso lago tóxico?

Baotou lake en Mongolia
En el horizonte sobresalen altas torres de enfriamiento y chimeneas que rozan el cielo gris. En la distancia también se observa un lago artificial hecho de un negro y tóxico barro, alimentado continuamente por decenas de tuberías de las cuales brotan desechos de las refinerías que rodean la zona.
El olor a azufre que sale de las tuberías es tan fuerte, que cualquiera pudiera jurar que se encuentra en el infierno.
Sin embargo, se trata de la sede de Baogang Steel and Rare Earth, un complejo industrial del tamaño de una ciudad localizado en Baotou, una zona en lo más profundo de Mongolia, en China.

Una ciudad cubierta de tuberías

Baotou es una región rica en elementos químicos conocidos como "tierras raras", fundamentales para mantener en movimiento nuestro moderno estilo de vida.
Estos minerales pueden ser encontrados en todo lo que nos rodea, desde carros eléctricos hasta todos los componentes electrónicos de los teléfonos inteligentes y pantallas planas.
Reportes indican que en 2009 China producía 95% de la tierra rara consumida por el mundo, y estimaban que la mina Bayan Obo, al norte de Baotou, contenía 70% de las reservas del planeta.
Estos minerales han jugado un papel fundamental en el explosivo crecimiento de la economía china durante las últimas décadas. El efecto en Baotou también ha sido notable: a pesar de lo que podría concebirse como una nueva fiebre del oro por estos elementos químicos, la ciudad parece más bien un pueblo fronterizo.
Gente de Baotou
En 1950, antes de que las minas de tierra rara comenzaran a generar ganancias, la ciudad tenía una población de 97.000 habitantes. Hoy en día esta cifra supera los dos millones y medio.
En 1950, antes de que las minas de tierras raras comenzaran a generar ganancias, la ciudad tenía una población de 97.000 habitantes. Hoy en día esta cifra supera los dos millones y medio.
El efecto de las minas de igual forma se refleja en la arquitectura de Baotou, la cual por momentos pareciera encontrarse atrapada entre el empuje capitalista de la rica actividad que desarrolla y las memorias de un pasado comunista, o entre los avisos de grandes marcas estadounidenses y las estatuas celebrando a Mao.
El peso de industrias como Baogang es notable. La refinería se ha desarrollado tan extensamente, a través de tuberías que cruzan aceras y avenidas, que es difícil decir dónde terminan las fábricas y dónde comienza la ciudad.

Prácticas comerciales color fango

En Baotou se encuentra una planta especializada en la producción de cerio, uno de los minerales más abundante de tierras raras.
Telefonos inteligentes
Entre los productos principales procesados por plantas en la zona se encuentra el oxido de cerio, el cual se utiliza para pulir las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes y tabletas.
Entre los productos principales de la instalación es oxido de cerio, el cual se utiliza para pulir las pantallas táctiles de los teléfonos inteligentes y tabletas.
Sin embargo, más allá del laberinto de tuberías, tanques y salas del tamaño de hangares, no hay gente en la fábrica. De hecho, no está operando.
Representantes de la planta indican que se encuentra en receso por mantenimiento, pero tampoco hay señales de operativos de limpieza o reparaciones.
Una interpretación para esta sorpresiva inactividad, teniendo en cuenta la alta demanda mundial por los productos que elabora, revela una realidad comercial tan oscura como el lago artificial.
Al parecer, la paralización de actividades en la fábrica está vinculada con un esfuerzo de la industria por generar una escasez artificial del producto, a fin de impulsar el alza de los precios del oxido de cerio.
Esto no es nuevo en las estrategias comerciales de China. Ya en el 2012 la agencia de noticias Xinhua informó que el más grande productor de tierras raras en el país había suspendido sus operaciones para prevenir una caída de los precios.

¿Riqueza e innovación a que costo?

Sin embargo, aparte de las prácticas comerciales cuestionables, una de las razones que generan escasez de estos productos son los riesgos y elementos tóxicos vinculados al proceso de extracción y transformación en productos finales.
Por ejemplo, el cerio es extraído luego de triturar minerales y disolverlos en ácidos sulfúrico y nítrico, lo cual debe hacerse a una escala industrial, por lo que el proceso termina produciendo una enorme cantidad de desecho venenoso.
Podría decirse que el dominio que tiene China sobre el mercado de tierras raras se debe a que el gigante asiático tiene una mayor disposición a asumir el impacto ambiental que esta actividad conlleva, a diferencia de otros países.
Mujer sobre una tuberia en el lago Baotou
China domina el mercado de tierras raras y asume el impacto ambiental que esta actividad conlleva.
Y no hay mejor lugar para comprender la magnitud de este verdadero sacrificio que las costas del lago tóxico de Baotou.
En lo que una vez fue tierra de granjeros, se comenzó a formar un lago como consecuencia de represas en ríos aledaños y por inundaciones. Con la irrupción de la minería, el lugar se transformó en un vertedero de desechos tóxicos.
Una simple mirada basta para tener imágenes de pesadilla, con ambientes extraños y horripilantes.
La sensación es aún más impactante si se tiene en cuenta que es un escenario hecho por la mano del hombre para construir teléfonos e incluso "tecnología verde", como las turbinas impulsadas por el viento para generar energía o carros eléctricos que no emiten monóxido de carbono.
Adicionalmente, esa ironía guarda un riesgo latente: Liam Young, un investigador que trabaja en Reino Unido, tomó recientemente muestras al barro recogido en el lago y encontró que tiene una alta presencia radioactiva.
Tras ser testigo del impacto de la minería de tierras raras, me es imposible ver los aparatos que uso todos los días de la misma manera.
Al observar cómo Apple anunciaba su reloj inteligente recientemente, un pensamiento cruzó mi mente: antes hacíamos relojes con minerales extraídos de la tierra y los tratabamos como reliquias preciosas; ahora usamos minerales aún más raros y queremos cambiarlos anualmente.
Las empresas de tecnología continuamente nos instan a comprar la nueva tableta o teléfono. Pero no puedo olvidar que todo comienza en un lugar como Bautou y en un lago tóxico terrible, que se extiende hasta el horizonte.

Fuente: BBC MUNDO

sábado, 4 de abril de 2015

¿Puedes perder peso sin contar calorías?



Es bien sabido que si uno consume más calorías de las que el cuerpo necesita, ganará peso. Pero llevar la cuenta con precisión es difícil y toma mucho tiempo.
La buena noticia es que es fácil convertirse en una persona "consciente de las calorías", lo que básicamente consiste en comprender a grandes rasgos cuántas calorías necesitamos consumir a diario y qué alimentos tienen sorpresivamente muchas calorías.
Pero, ¿son todas las calorías iguales cuando se trata de ganancia y pérdida de peso? Y, ¿cuánto ayuda realmente el ejercicio?
Esperamos que esta sencilla guía te facilite la tarea de adelgazar, si lo necesitas.

¿Cómo perder peso?

Es importante tener una idea de cuántas calorías necesita nuestro cuerpo, basándonos en nuestra edad, tamaño, sexo y niveles de actividad física. Hay muchas calculadoras de calorías en internet que te ayudarán a calcularlo.
A la hora de perder peso, el Servicio Nacional de Salud británico aconseja que tratar de perder alrededor de 0,5-1kg a la semana es una meta segura para la mayoría de la gente. Hazlo hasta que alcances un peso sano de acuerdo a tu altura. Para perder esa cantidad, tendrás que consumir entre 500 y 600 calorías menos de lo requerido a diario.
Si consumes de 500 a 600 calorías más al día hará que ganes peso al mismo ritmo... y comerse 600 calorías extra accidentalmente es más fácil de lo que uno piensa:
Desayuno
Sabemos que un desayuno grande tiene más o menos esa cantidad de calorías pero, ¿qué más es equivalente?
Una porción de pastel de manzana con crema... Una barra de chocolate... Dos baldes grandes de apio, el alimento menos calorífico... Y, ¿cuántas bolsitas de maní?: apenas una.

No todas las calorías son iguales

No se trata simplemente de contar las calorías que consumimos: el tipo de comida que comemos puede marcar una diferencia también.
Pasta
Las calorías en el azúcar procesado se digieren rápido. Los dulces, tentempiés y gaseosas pueden provocar un aumento en los niveles de azúcar en la sangre, pero cae poco después, y nos dejan sintiéndonos cansados y hambrientos de nuevo.
En contraste, el pan, el arroz y la pasta integral así como las frutas y otros alimentos que son naturalmente altos en fibra se digieren más lentamente.
Liberan la energía lentamente así que uno se siente lleno por más tiempo.

¿Cuánto ejercicio es necesario?

El ejercicio no quema tantas calorías como se siente al hacerlo. La energía que se usa varía según la persona pero estas cifras son una buena guía. Y recuerda que entre más pesada la persona, más calorías quema.
INFOGRÁFICO

Trucos fáciles para cortar 100 o más calorías al día

Cambia los tentempiés
Come frutas en vez de galletas o chocolates cuando tengas hambre entre comidas.
Pera
Dejar a un lado la barra de chocolate (240 kcal) y elegir una manzana (60 kcal) te ahorrará 180 calorías al día.
Escoge el agua
Chica con botella de agua
Las latas de gaseosas pueden contener 10 cucharaditas de azúcar.
Si estás acostumbrado a tomarlas, adiestra a tu cerebro a tomar agua o agua carbonatada. Cada lata de cola que no te tomes te ahorrará 140 kcal.
La fibra es la clave
Siéntete más satisfecho y mejora tu salud digestiva comiendo más fibra.
Brocoli
Asegúrate de que al menos un tercio de tu plato esté compuesto de vegetales, escoge pan integral en vez del blanco y come papilla de avena en lugar de cereales azucarados como desayuno.
Al sentirte más lleno por más tiempo resistirás más fácil la tentación de comer.
Fuente: BBC MUNDO

¿Realmente comer pescado es tan bueno para la salud?



Mojarra en México; bagre y róbalo en Colombia, merluza en Argentina... Esta semana, en toda América Latina una proporción importante de la población se acoge a la abstinencia de carne y se inclina por el pescado, un alimento que, además, goza de una excelente reputación como fuente de nutrientes altamente beneficiosos para la salud.
¿Realmente es así? Y si lo es, ¿cuál es el mejor pescado desde el punto de vista nutricional?
La respuesta no es tan simple como pudiera pensarse.

Omega-3

En los últimos años la buena fama asociada al pescado ha estado ligada al omega-3, unos ácidos grasos esenciales que no puede producir el cuerpo a partir de otras sustancias -son "poliinsaturados"- y que se encuentran en abundancia en ciertos tipos de pescado.
Por mucho tiempo la ciencia respaldó y animó a su consumo. Estudios sugerían que era bueno para el corazón, el desarrollo del cerebro y el crecimiento.
El omega-3 comenzó a añadirse a ciertos alimentos como la leche, jugos y cereales, y una industria de suplementos de aceite de pescado floreció.
Pastillas de aceite de pescado
Gracias a la buena fama del omega-3 floreció toda una industria de suplementos de aceite de pescado.
Pero más recientemente, otra serie de investigaciones lo vincularon con un mayor riesgo de desarrollo de ciertos tipos de cáncer (como el de próstata) y descartaron que el consumo de suplementos de aceite de pescado redujera el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón.
También se encontró que un exceso de omega-3 puede incrementar el riesgo de accidentes cerebrovasculares.
"Al omega-3 se le han asignado un montón de beneficios de los cuales no estamos tan seguros", le dice a BBC Mundo Eduardo Baladía, editor de la revista Nutrición Humana y Dietética y promotor del Centro de Análisis de la Evidencia Científica de la Fundación Española de Dietética y Nutrición (FEDN).
"En realidad tenemos dudas de los omega-3. Hay bastante problema en decir que si suplementamos con éste, vamos a tener mejor salud".

El cuadro completo

En lo que sí coinciden los especialistas es en que el análisis del valor nutricional del pescado no empieza ni termina con el omega-3.
Salmón
Los especialistas recomiendan consumir pescado azul una vez la semana. Pero no más que eso.
"Si uno pudiera decir, absoluta y positivamente, que los beneficios de comerlo provienen enteramente de las grasas poliinsaturadas, entonces ingerir pastillas de aceite de pescado sería una alternativa a comer pescado en sí. Pero es más probable que necesites la totalidad de las grasas del pescado, sus vitaminas y sus minerales", escribía Howard Levine, jefe editorial médico de las publicaciones de salud de la Universidad de Harvard en un artículo de 2013.
"A veces nos fijamos demasiado en los súper nutrientes o súper alimentos", puntualiza, por su parte, Eduardo Baladía.
"La ingesta de pescado desplaza la ingesta de carnes, que sí nos aportan unas grasas menos saludables. Eso lo podemos tener como bastante cierto. Y sólo por eso, ya es interesante comer pescado".

Así que, ¿cuál pescado?

En revistas y periódicos son incontables los artículos que recomiendan los pescados con más grasa (los azules) por encima de los blancos por su alto contenido en omega-3.

Por su color

Algunos pescados populares

  • Azules: sardina, salmonete, atún, salmón, trucha, bonito, pez espada, rodaballo, caballa, anchoa o boquerón, palometa, anguila, arenque, carpa y jurel
  • Blancos: gallo, lenguado, merluza, bacalao, cabracho, pescadilla, rape
Thinkstock
La clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos, por ejemplo, dice que "los pescados grasos, como el salmón, la trucha, el arenque y el atún contienen la mayor cantidad de omega-3 y en consecuencia ofrecen el mayor beneficio".
La prestigiosa institución incluso considera que esto supera los riesgos de consumir las sustancias tóxicas -como el mercurio- presentes en estas especies, debido a la contaminación de las aguas.
Baladía, por su parte, piensa que hay espacio también para el pescado blanco, bajo en grasas y, por lo tanto, en calorías.
"Justamente en una sociedad donde la ingesta energética es alta, donde las grasas saturadas y el colesterol es alto, un segundo plato que no aporta nada de eso, que es igual de proteico, resulta atractivo", dice.
Pescados en un mercado, frente al mar
Gracias a la contaminación del mar, comer pescado trae un riesgo de ingerir sustancias tóxicas. Pero los especialistas creen que los beneficios superan y compensan ese riesgo.
"Si tenemos esta visión más amplia tenemos que recomendar los dos pescados, porque desplazan el consumo de carne y de ácidos grasos saturados".

¿Semana Santa todo el año?

Ahora bien: el consejo no es transformar la dieta de todo el año en el modelo de Semana Santa.
El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido recomienda tomar una, pero no más de una porción de pescado azul a la semana -debido al factor contaminación-, y una o tantas porciones como quieras de pescado blanco.
Pero unos y otros coinciden en que las frutas y vegetales siguen siendo las reinas de una dieta sana.
"Todo lo que desplace la dieta basada en plantas sería algo en principio no beneficioso", dice Baladía.
Y más radicalmente, Howard Levine, de la Universidad de Harvard, sugiere que el consejo del escritor de gastronomía Michael Pollan podría ser el mejor camino a seguir: "Come. No mucho. Principalmente plantas".

Fuente: BBC MUNDO