domingo, 6 de marzo de 2022

Covid: 8 cambios que el mundo necesita hacer para aprender a vivir con el coronavirus

Reino Unido, por ejemplo, está eliminando sus medidas de salud pública restantes, incluido el autoaislamiento obligatorio de los casos de covid-19 y las pruebas gratuitas.

Sin embargo, la verdad ineludible es que, a menos que el virus mute a una forma más leve, la vida "normal" a la que estamos regresando será en promedio más corta y más enferma que antes.

Hemos añadido una nueva enfermedad importante a nuestra población.

La covid-19 a menudo se compara con la gripe, como si agregar una carga equivalente a la gripe a una población estuviera bien (no lo está). De hecho, la covid-19 ha sido y sigue siendo peor

La tasa de mortalidad por infección de covid-19, la proporción de personas que mueren una vez que la contraen, fue al inicio de la pandemia unas 10 veces mayor que la de la gripe.

Desde entonces, los tratamientos, las vacunas y las infecciones previas han reducido la tasa de mortalidad, pero aún es casi el doble que la de la gripe, y sí, esto sigue siendo válido para ómicron.

Además, que la covid-19 sea mucho más transmisible empeora su impacto.

virus cayendo en dirección a una chica

Fuente de la imagen, Getty Images

 

También tiene un efecto a largo plazo similar o peor en el corazón, los pulmones y la salud mental que otras enfermedades respiratorias, y una tasa más alta de síntomas a largo plazo.

Un mundo que ya no existe

Las vacunas han sido increíblemente efectivas para reducir las enfermedades graves y la muerte, pero no son perfectas.

Las nuevas variantes han puesto a prueba las defensas de las vacunas, y la protección contra infecciones y, en menor medida, enfermedades graves, disminuye después de unos meses.

Si bien es poco probable que perdamos toda la protección contra enfermedades graves y la muerte, el tipo de regreso a la normalidad que se intenta en países como Reino Unido, Dinamarca y Noruega hará que muchas personas enfrenten infecciones repetidas de covid-19 en los próximos años.

Borrando covid

Fuente de la imagen, Getty Images

La gran mayoría se las arreglará, pero algunos morirán y más quedarán con problemas de salud duraderos.

Muchas personas con enfermedades leves seguirán necesitando ausentarse del trabajo o estudiar y, como hemos visto con ómicron, los efectos agregados pueden ser muy perjudiciales.

En resumen, el mundo anterior a 2020 ya no existe; es posible que lo queramos, pero simplemente no existe.

La vida poscovid

En los últimos 150 años ha habido grandes mejoras en la salud pública, con reducciones dramáticas en las muertes por desnutrición, enfermedades infecciosas, enfermedades ambientales, tabaquismo y accidentes de tránsito, por nombrar algunas.

Para problemas comunales hemos desarrollado soluciones comunales, desde vacunas hasta controles de contaminación, tabaquismo pasivo, conducción insegura y otros males.

Chico mostrando prueba de que está vacunado

Fuente de la imagen, Getty Images

No hay nada normal en dar un vuelco a décadas de progreso simplemente aceptando una nueva enfermedad grave como la covid-19 sin intentar mitigarla activamente.

La buena noticia es que podemos mitigarla. Podemos aceptar que el mundo ha cambiado y hacer adaptaciones en base a lo que hemos aprendido en los últimos dos años.

Aquí hay ocho cambios clave que pueden reducir el impacto futuro de la covid-19:

1. Estar al aire libre es muy seguro, así que hagamos que el aire de los interiores se parezca lo más posible al de fuera.

Eso implica una gran inversión en infraestructura para mejorar la ventilación y filtrar y limpiar el aire.

Chico disfrutando del aire libre

Fuente de la imagen, Getty Images

No es sencillo, pero tampoco lo era llevar agua limpia y electricidad a todos los hogares.

Sabemos cómo hacerlo y será efectivo contra cualquier variante futura y cualquier enfermedad de transmisión aérea.

2. Las vacunas siguen siendo cruciales.

Necesitamos vacunar al mundo lo antes posible para salvar vidas y frenar la aparición de nuevas variantes.

También debemos seguir trabajando para obtener vacunas cuya protección sea más duradera y ante más variantes.

3. Hemos aprendido que actuar cuanto antes es crucial para contener los brotes y prevenir la propagación a otros países.

Mano con vacuna

Fuente de la imagen, Getty Images

Por lo tanto, debemos invertir en la vigilancia global de nuevas variantes del coronavirus y de otras nuevas enfermedades infecciosas.

4. La mayoría de los países ya cuentan con vigilancia de rutina para enfermedades infecciosas graves (como la gripe y el sarampión) y planes para mitigar su impacto.

Los países deben sumar la vigilancia permanente de las tasas de infección por covid-19 a los programas existentes, para realizar un seguimiento de cuánto circula la covid-19, dónde y en qué comunidades.

5. Todavía sabemos muy poco sobre el impacto a largo plazo de la covid-19, aunque sabemos que puede causar daños duraderos en los órganos y provocar una enfermedad prolongada.

Necesitamos invertir en comprender, prevenir y tratar ese impacto.

6. Muchos sistemas de salud ya estaban en problemas antes de que llegara la covid y, desde entonces, la pandemia ha reducido aún más su resiliencia.

Persona madura con máscara de oxígeno

Fuente de la imagen, Getty Images

Se necesita con urgencia invertir en sistemas de salud, particularmente en las temporadas de invierno, cuando la carga adicional de covid-19 se sentirá con mayor intensidad.

7. La covid ha golpeado con más fuerza a los más desfavorecidos.

Los que menos pueden permitirse el autoaislamiento también tienen más probabilidades de trabajar fuera del hogar, usar el transporte público y vivir en viviendas superpobladas, todos factores de riesgo para contraer el virus.

La mayor exposición se combina con tasas de vacunación más bajas y peor salud entre los grupos desfavorecidos, lo que lleva a peores resultados si se infectan.

Los países deben invertir más en la reducción de las desigualdades: en salud, vivienda, lugares de trabajo, pago por enfermedad y educación.

Eso nos hará a todos más resistentes a futuros brotes y reducirá la mala salud y la muerte, no solo por covid-19, sino también por todo lo demás.

Enferma en cama

Fuente de la imagen, Getty Images

8. Finalmente, aún habrá olas de covid-19 en el futuro; lo anterior simplemente reducirá su frecuencia y escala.

Necesitamos tener un plan para lidiar con esto.

Los excelentes sistemas nacionales de vigilancia ayudarán a identificar rápidamente un brote y comprender cuánto daño está causando y cuánta inmunidad se está evadiendo, todo lo cual ayudará a adaptar una respuesta temporal adecuada.

Una respuesta podría, por ejemplo, incluir la intensificación de las pruebas, la reintroducción de mascarillas y trabajar desde casa cuando sea posible.

Niña con mascarilla

Fuente de la imagen, Getty Images, 

Las mascarillas se irán y volverán.

Todos estos planes deberían permitirnos evitar bloqueos prolongados y generalizados.

Negarse a aprender a vivir con covid-19 fingiendo que existe la vieja normalidad aumentan el riesgo de futuras cuarentenas.

Necesitamos pasar de las etapas de negación y enojo del duelo y aceptar que el mundo ahora es diferente.

Así podremos tomar el control y construir una forma de vida que esté diseñada para convivir con el virus de manera que nos permita a todos, incluidos los clínicamente vulnerables, llevar una vida más libre y saludable.

FUENTE: BBC MUNDO

Rusia y Ucrania: 5 escenarios de cómo podría terminar la guerra


En medio de la niebla de la guerra, puede ser difícil ver el camino a seguir. Las noticias que llegan sobre los lugares donde se está combatiendo, los ruidos diplomáticos, la aflicción de los refugiados y desplazados... todo esto puede ser abrumador.

Pero demos un paso atrás por un momento y consideremos cómo podría desarrollarse el conflicto entre Rusia y Ucrania.

¿Cuáles son algunos de los posibles escenarios que están examinando los políticos y los jefes militares? Pocos pueden predecir el futuro con certeza; no obstante, aquí hay algunos posibles resultados. La mayoría son sombríos.

Guerra corta

En este escenario, Rusia escala sus operaciones militares. Hay más ataques indiscriminados de artillería y cohetes en todo Ucrania. La fuerza de aviación rusa, que hasta ahora ha desempeñado un papel discreto, lanza devastadores bombardeos aéreos.

Los ataques cibernéticos masivos se extienden por Ucrania y tienen como objetivo la infraestructura nacional clave. Se cortan los suministros de energía y las redes de comunicaciones. Mueren miles de civiles.

A pesar de la valiente resistencia, Kiev cae en cuestión de días. El gobierno es reemplazado por un régimen títere pro-Moscú. El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, es asesinado o huye, al oeste de Ucrania o incluso al extranjero, para establecer un gobierno en el exilio.

El presidente ruso, Vladimir Putin, declara la victoria y retira algunas fuerzas, dejando suficientes para mantener cierto control. Miles de refugiados continúan huyendo hacia el oeste. Ucrania se une a Bielorrusia como estado satélite de Moscú.

Este resultado no es de ninguna manera imposible, pero dependería de que cambien varios factores como un mejor desempeño de las fuerzas rusas, un mayor despliegue de las mismas y el desvanecimiento del extraordinario espíritu de lucha de Ucrania.

Putin podría lograr un cambio de régimen en Kiev y el fin de la integración occidental de Ucrania. Pero cualquier gobierno prorruso sería ilegítimo y vulnerable a la insurgencia.

Ese resultado seguiría siendo inestable y la posibilidad de que estallara de nuevo el conflicto sería alta.

Guerra larga

Quizás lo más probable es que esto se convierta en una guerra prolongada. Tal vez las fuerzas rusas se atasquen, obstaculizadas por la baja moral, la mala logística y un liderazgo inepto.

Tal vez las fuerzas rusas tarden más en asegurar ciudades como Kiev, cuyos defensores luchan por cada calle. Se produce un largo asedio.

La confrontación trae ecos de la larga y brutal lucha de Rusia en la década de 1990 para apoderarse -y destruir en gran medida- Grozny, la capital de Chechenia.

Chechenos durante la ocupación rusa de Grozny.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

La lucha de Moscú para mantener bajo su control a Chechenia fue larga y sangrienta.

E incluso una vez que las fuerzas rusas hayan logrado cierta presencia en las ciudades de Ucrania, quizás les cueste mantener el control.

Tal vez Rusia no pueda proporcionar suficientes tropas para cubrir un país tan vasto.

Entonces, las fuerzas defensivas de Ucrania se transforman en una insurgencia eficaz, bien motivada y apoyada por las poblaciones locales. Occidente continúa proporcionando armas y municiones.

Y luego, quizás después de muchos años, puede ser con un nuevo liderazgo en Moscú, las fuerzas rusas finalmente abandonan Ucrania, doblegadas y ensangrentadas, al igual que sus predecesores abandonaron Afganistán en 1989 después de una década luchando contra los insurgentes islamistas.

Guerra europea

¿Sería posible que esta guerra se extendiera más allá de las fronteras de Ucrania?

El presidente Putin podría tratar de recuperar más partes del antiguo imperio de Rusia enviando tropas a ex repúblicas soviéticas como Moldavia y Georgia, que no forman parte de la OTAN.

O simplemente podría haber un error de cálculo y una escalada. Putin podría declarar que el suministro de armas occidentales a las fuerzas ucranianas es un acto de agresión que justifica represalias.

Podría amenazar con enviar tropas a los estados bálticos, que son miembros de la OTAN, como Lituania, para establecer un corredor terrestre con el enclave costero ruso de Kaliningrado.

Vista de la plaza frente al Ayuntamiento de Járkiv, destrozada por los ataques rusos.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

La plaza frente al Ayuntamiento de Járkiv fue destrozada por los bombardeos rusos.

Esto sería enormemente peligroso e implicaría el riesgo de una guerra con la OTAN. Según el artículo 5 de los estatutos de la alianza militar, un ataque contra un miembro es un ataque contra todos.

Pero Putin podría asumir ese riesgo si sintiera que es la única forma de salvar su liderazgo. Si tal vez se enfrentara a la derrota en Ucrania, podría verse tentado a escalar aún más.

Ahora sabemos que el líder ruso está dispuesto a romper las normas internacionales establecidas.

Esta misma lógica se puede aplicar al uso de armas nucleares. Esta semana, Putin puso sus fuerzas nucleares en un nivel más alto de alerta.

La mayoría de los analistas dudan de que esto signifique que su uso es probable o inminente. Pero fue un recordatorio de que la doctrina rusa permite el posible uso de armas nucleares tácticas en el campo de batalla.

Solución diplomática

¿Habrá, a pesar de todo, todavía una posible solución diplomática?

"Las armas están hablando ahora, pero el camino del diálogo siempre debe permanecer abierto", dijo el secretario general de la ONU, António Guterres. Ciertamente, el diálogo continúa.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha hablado con el presidente Putin por teléfono.

Los diplomáticos dicen que están tanteando a Moscú. Y, sorprendentemente, funcionarios rusos y ucranianos se han reunido para conversar en dos ocasiones.

Putin conversa por videoconferencia con Macron.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha estado en contacto con Putin.

Es posible que no hayan progresado mucho.

Apenas el jueves llegaron a un principio de acuerdo para crear corredores humanitarios y evacuar a la población civil de las zonas más afectadas, pero en todo caso, al permitir las conversaciones, Putin parece haber aceptado al menos la posibilidad de un alto el fuego negociado.

La pregunta clave es si Occidente puede ofrecer lo que los diplomáticos denominan como "una rampa de salida", un término estadounidense para referirse a una salida de una autopista.

Los diplomáticos dicen que es importante que el líder ruso sepa qué se necesitaría para que se levanten las sanciones occidentales para que de esa manera finalmente sea posible un acuerdo que permita salvar las caras.

Consideremos este escenario. La guerra va mal para Rusia. Las sanciones comienzan a inquietar a Moscú. La oposición crece a medida que las bolsas para cadáveres regresan a casa.

Putin se pregunta si ha mordido más de lo que puede masticar. Juzga que continuar la guerra puede ser una amenaza mayor para su liderazgo que la humillación de terminarla.

Un soldado ucraniano patrulla frente al monumento de la Independencia en Kiev.

Fuente de la imagen, Getty Images

China interviene, presionando a Moscú para que se comprometa, advirtiendo que no comprará petróleo y gas rusos a menos que reduzca la escalada. Así que Putin comienza a buscar una salida.

Mientras tanto, las autoridades ucranianas ven la continua destrucción de su país y concluyen que el compromiso político podría ser mejor que una pérdida de vidas tan devastadora.

Entonces los diplomáticos se involucran y se hace un trato. Ucrania, digamos, acepta la soberanía rusa sobre Crimea y partes del Donbás. A su vez, Putin acepta la independencia de Ucrania y su derecho a profundizar los lazos con Europa.

Esto puede no parecer probable. Pero no está más allá del reino de lo posible que tal escenario pueda surgir de los restos de un conflicto sangriento.

Putin derrocado

¿Y el propio Vladimir Putin? Cuando lanzó su invasión, declaró: "Estamos listos para cualquier resultado".

Pero ¿y si ese resultado fuera que él perdiera poder? Puede parecer impensable. Sin embargo, el mundo ha cambiado en los últimos días y ahora se piensa en esas cosas.

Lawrence Freedman, profesor emérito de Estudios de Guerra en el King's College de Londres, escribió esta semana: "Ahora es tan probable que haya un cambio de régimen en Moscú como en Kiev".

¿Por qué podría decir esto? Bueno, tal vez Putin persigue una guerra desastrosa. Mueren miles de soldados rusos. Las sanciones económicas hacen daño a Rusia. Putin pierde apoyo popular.

Policías detienen en Moscú a la cantante Olga Romanovskaya por participar en una protesta contra le guerra.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

En Rusia también ha habido protestas en contra de la invasión de Ucrania.

Tal vez exista la amenaza de la revolución popular. Él utiliza las fuerzas de seguridad internas de Rusia para suprimir esa oposición.

Pero esto se hace muy duro, y suficientes miembros de la élite militar, política y económica de Rusia se vuelven contra él.

Occidente deja en claro que si Putin se va y es reemplazado por un líder más moderado, Rusia verá el levantamiento de algunas sanciones y el restablecimiento de relaciones diplomáticas normales.

Hay un golpe palaciego y Putin está fuera.

Nuevamente, esto puede no parecer probable en este momento. Pero puede que no sea inverosímil si las personas que se han beneficiado de Putin ya no creen que él puede defender sus intereses.

Conclusión

Estos escenarios no son mutuamente excluyentes: algunos aspectos de cada uno podrían combinarse para producir resultados diferentes.

Pero como sea que se desarrolle este conflicto, el mundo ha cambiado. No volverá al statu quo anterior.

La relación de Rusia con el mundo exterior será diferente. Las actitudes europeas hacia la seguridad se transformarán.

Y el orden internacional liberal basado en reglas podría haber redescubierto para qué servía desde un principio.

FUENTE: BBC MUNDO

Rusia y Ucrania: la trágica situación de los civiles que intentan huir de Irpín en medio de los bombardeos rusos

 

Los ucranianos que huían de esa ciudad este domingo se vieron obligados a ponerse a cubierto.

Irpín está sufriendo una arremetida de artillería y de ataques aéreos debido a que queda en el camino de las tropas rusas que intentan alcanzar Kiev.

El ejército ruso está cada vez más cerca de la capital ucraniana, donde vivían unos 3,4 millones de personas antes de que la invasión causara un éxodo masivo de civiles.

Un grupo de hombres ayudan a una anciana en su intento por salir de Irpín

Fuente de la imagen, Getty Images

Los soldados y otros residentes ayudaron a los hombres y mujeres mayores que se quedaban atrás.

Algunas personas se agacharon cuando se produjeron explosiones en las inmediaciones, aparentemente por disparos de mortero.

Las tropas rusas han estado lanzando ataques de mortero cerca de un puente colapsado que se ha estado usando para evacuar a los civiles.

La BBC pudo establecer que tres civiles, una madre y dos niños, murieron en uno de estos ataques de mortero. Hay información de que podría haber más víctimas aunque no hay claridad del número exacto.

 Los residentes de Irpín corrían por las aceras agarrando a sus hijos, su equipaje y sus mascotas mientras se dirigían a los autobuses y autos que debían alejarles de los enfrentamientos.

Civiles intentan huir Irpín

Un hombre intenta cruzar un puente colapsado en Irpín

Un soldado ucraniano ayuda a un anciano en su escape de Irpín     

 

Fuente de la imagen, Getty Images 

Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de atacar de manera deliberada las rutas de evacuación de Irpín, luego de que una línea de ferrocarril hubiera sido afectada el sábado.

Un puente destruido por artillería rusa en Irpín 

Al igual que Irpín, las pequeñas poblaciones de Hostomel y Bucha, al noroeste de Kiev, han visto violentos enfrentamientos en los últimos días.

Fuente: BBC MUNDO

domingo, 28 de junio de 2020

Polvo del Sahara: cuál es el fenómeno detrás de la densa nube que viajó 10.000 km desde África y ya afecta a México

nube
 
Una gigantesca mancha opaca enturbió desde hace días parte del Atlántico y ya está sobre México.
En las imágenes que captan los satélites, desde África hasta el Caribe, una nube marrón empañaba el tradicional azul o el blanco en espiral que suelen ser típicos en esa área en otras épocas del año.
Es la señal inequívoca de que otra capa de aire sahariana -una masa de aire muy seco y lleno de polvo del desierto norafricano- se movía hacia América.
En América Latina y el Caribe se sintieron sus efectos: varios países del área han recomendado a sus ciudadanos que usen mascarillas y que se protejan especialmente los grupos más vulnerables.
 
Puerto RicoDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption En San Juan de Puerto Rico se redujo la visibilidad desde principios de esta semana.
De acuerdo con Olga Mayol, experta del Instituto de Estudios de Ecosistemas Tropicales de la Universidad de Puerto Rico, la actual nube tiene las concentraciones más altas de partículas de polvo observadas en la región en el último medio siglo.
 
El fenómeno comenzó a observarse en un área del oeste de África hace una semana y recorrió más de 5.000 kilómetros hacia el Caribe, llegando a afectar a principios de semana territorio continental de América.
La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA) pronosticó que la columna de polvo del Sahara continuará moviéndose hacia el oeste a través del mar Caribe hasta alcanzar áreas del norte de Suramérica, Centroamérica y la costa del Golfo de EE.UU.
Varios países del área ya han reportado la presencia de polvo del Sahara y usuarios de redes sociales han compartido algunas imágenes de paisajes cambiados por la nube o de uno de los espectáculos más interesantes que produce: intensos colores en los amaneceres y atardeceres.
Venezuela fue uno de los primeros países de la región en alertar sobre el fenómeno.
El polvo africano llegó a Caracas a principios de esta semana y nubló la visibilidad de la capital venezolana.
CaracasDerechos de autor de la imagen EPA
Image caption Caracas ya experimentó la llegada del polvo africano.
El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh) advirtió que esta situación se mantendrá en los próximos días, sobre todo en la zona norte, recoge la prensa local.
En México, el fenómeno afectó a la península de Yucatán (sureste).
El doctor Luis Antonio Ladino, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Autónoma de México (UNAM), explicó este miércoles que en la ciudad de Mérida se detectó un aumento del 800% en el número de partículas que pueden ser dañinas para la salud, recoge la prensa local.
"Esta es una masa de aire bastante masiva que no habíamos visto en los últimos 50 años según los récords, es algo bastante atípico y es importante que la población esté protegida al respecto", dijo Ladino, según el diario El Milenio.
Las proyecciones de investigadores mexicanos apuntan que será a partir del 25 de junio cuando esta nube de polvo se disperse definitivamente de la zona.
Cuba también experimentó la llegada de este fenómeno, que elevó aun más las temperaturas estos días.
"En Cuba, las mayores concentraciones, según modelos globales, ocurrirán en la región oriental del país desde (...) el día 23 y el día 24, mientras que en el centro y occidente ocurrirán del día 24 al 25", explicó el meteorólogo cubano José Rubiera en Facebook.

¿De qué se trata?

Esta masa de aire seco y cargado de partículas de arena se forma sobre el desierto del Sahara al final de la primavera, el verano y principios del otoño y generalmente se mueve hacia el oeste sobre el océano Atlántico tropical cada tres o cinco días.
Cuando ocurre, suele ser de corta duración: no dura más de una semana, pero la presencia de vientos alisios en ciertas épocas del año la hace más propensa a que pueda cruzar el Atlántico y recorrer más de 10.000 kilómetros.

¿Con qué frecuencia ocurre?

La llegada a América de la nube de polvo del Sahara no es inusual y ocurre varias veces al año, sin embargo, según los meteorólogos, esta es una de las más densas que llega en el último medio siglo.
Tradicionalmente, la actividad de la capa de aire sahariana aumenta a mediados de junio, alcanza su punto máximo desde fines de junio hasta mediados de agosto y comienza a disminuir rápidamente después de mediados de ese mes.
Durante su periodo de mayor actividad, la capa de aire sahariana llega hasta Florida, América Central e incluso Texas y cubre enormes áreas del Atlántico, equivalentes a todo el territorio de EE.UU. y Canadá juntos.
De acuerdo con la NOAA, cada año, más de 100 millones de toneladas de polvo sahariano soplan entre África y algunas veces llega incluso hasta la cuenca del río Amazonas.
La capa de polvo forma una nube generalmente de entre 3 y 5 kilómetros de espesor y se encuentra a una altura de entre uno y dos kilómetros en la atmósfera.

¿Cuáles son sus efectos?

Como todo fenómeno de la naturaleza, las nubes de polvo del Sahara contribuyen en diversas formas a los ciclos naturales del planeta.
En primer lugar, el calor de la capa actúa para estabilizar la atmósfera cuando el aire cálido de la nube de polvo se eleva por encima del aire relativamente más frío y denso.
Mapa de la Tierra que muestra el polvo del Sahara cruzando el Océano AtlánticoDerechos de autor de la imagen NASA
Image caption El polvo está compuesto de diferentes elementos químicos que fertilizan tanto los suelos como el océano.
El polvo mineral suspendido también absorbe la luz solar, lo que contribuye a la regulación de las temperaturas del planeta.
Los minerales contenidos en el polvo también reponen los nutrientes en los suelos de las zonas tropicales, que se ven afectados por las tradicionales lluvias de la región.
Algunos de los químicos que contiene pueden contribuir a la vida en los océanos, aunque algunos expertos han alertado de que algunos tóxicos también pueden ser nocivos para algunas especies, como los corales.
Según la NOAA, el calor, la sequedad y los fuertes vientos asociados con la capa de aire sahariana suprimen también la formación e intensificación de los ciclones tropicales.
El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. proyectó para este 2020 una temporada ciclónica más intensa de lo habitual, pero si más nubes de este tipo se forman en los próximos meses, la formación de huracanes intensos podría verse debilitada.

¿Qué implica para la salud humana?

Uno de los efectos nocivos de la nube de polvo del Sahara está vinculado con la salud humana, dado que afecta considerablemente la calidad del aire.
El aire seco y polvoriento de la capa de aire sahariana tiene aproximadamente un 50% menos de humedad que la atmósfera tropical típica, lo que puede afectar desde la piel hasta los pulmones.
Su alto contenido de partículas también puede resultar nocivo para personas con problemas respiratorios e incluso, provocar problemas de alergias o irritación de los ojos o mucosas.
En los actuales contextos, con una pandemia de coronavirus que afecta a la región y ha provocado miles de muertos, las autoridades sanitarias de algunos países han alertado sobre el riesgo extra que esta nube de polvo supone para personas con problemas respiratorios.
 

Qué visas para EE.UU. fueron suspendidas por orden de Trump hasta fin de año (y a quién afecta la medida)

Donald Trump
 

Medio millón de afectados

En una sesión informativa para periodistas, funcionarios de la Casa Blanca estimaron que la congelación de visas hasta fin de año afectará a unas 525.000 personas.
Eso incluye a unas 170.000 personas afectadas por la extensión de la prohibición de las "tarjetas verdes" que otorgan permiso de residencia permanente.
Aeropuerto en EE.UU.Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La medida afectará a medio millón de personas.
La Casa Blanca había anunciado en abril que dejaría de emitir "green cards" en el extranjero por 60 días, pero la orden debía expirar el lunes.
Y la nueva disposición ahora también extiende la prohibición a las visas H-1B, como las utilizadas por numerosos expertos en tecnología provenientes de India.
  • Los críticos aseguran que ese tipo de visas han permitido que las compañías de Sillicon Valley reemplacen a trabajadores estadounidenses con empleados extranjeros peor pagados.
El año pasado se recibieron 225.000 solicitudes para 85.000 puestos disponibles bajo el programa de visas H-1B.
Trabajadores de tecnología en IndiaDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Buena parte de las visas H-1B se otorgan a expertos en tecnología provenientes de India.
Numerosas visas H-2B para trabajadores estacionales, incluyendo a aquellos que trabajan en restaurantes y hoteles, también se verán afectadas por la orden presidencial, que sin embargo protege a los dedicados a labores agrícolas, los profesionales de la salud y empleados de procesadoras de alimentos.
La medida restringe además las visas J-1 para intercambios cortos, una categoría que incluye a estudiantes universitarios y niñeras au pair, pero ni profesores ni académicos se verán afectados por la misma.
También se suspendió la emisión de visasL para directivos y otros empleados clave de corporaciones multinacionales

Las reacciones

Según el alto funcionario que le explicó la medida a la prensa, la política migratoria busca garantizar que al país llegan "los mejores y los más brillantes" y obtener "el mayor valor para nuestra economía".
"Esta es una medida audaz por parte de la administración Trump para proteger los empleos estadounidenses", dijo por su parte Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración.
Pero a la nueva política se oponen muchas empresas que dependen de trabajadores extranjeros.
Hombre limpiando bañoDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los trabajadores estacionales no vinculados a labores agrícolas también se verán afectados.
"A medida que la economía se recupere, las empresas estadounidenses necesitarán garantías de que pueden satisfacer todas sus necesidades de fuerza laboral", escribió la Cámara de Comercio.
"Para ese fin, es crucial que tengan acceso al talento tanto a nivel nacional como de todo el mundo", dijo en una carta enviada este mes en la que advertía sobre la nuevas restricciones.
Y el Sindicato Estadounidense de Libertades Civiles (AUCL) también criticó con dureza la decisión de Trump.
"Es la explotación de una pandemia para reformar la ley de inmigración, mientras reemplaza al Congreso", dijo en un comunicado.
 
Fuente: BBC MUNDO

Coronavirus en Estados Unidos: 3 claves del "preocupante repunte de contagios"

Jóvenes con mascarilla en Nueva York
 
"Esto es algo por lo que realmente estoy preocupado", había advertido ya el martes sobre esta tendencia el doctor Anthony Fauci, jefe de Epidemiología del Instituto Nacional de Salud de EE.UU., en una comparecencia ante el Congreso.
"Bajamos de 30.000 (nuevos casos al día) a 25.000 a 20.000 y, entonces, nos quedamos allí, pero ahora estamos subiendo. Eso es muy preocupante para mí", agregó.
Anthony Faucci.Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El doctor Anthony Faucci considera "preocupante" el aumento de contagios confirmados.

La situación está generando gran presión en varios estados, al punto de llevarlos a suspender los planes de reactivación de la economía.
La pandemia ha evolucionado y los focos de preocupación se han trasladado a otros estados después de que Washington, California y Nueva York centraran la atención en abril y mayo.
Luego de que Texas registró este jueves un récord de 5.996 casos nuevos, el gobernador Greg Abbott anunció que se mantendrían en pausa los planes para pasar a las etapas siguientes de la reapertura de actividades.
Este viernes, Abbot fue un paso más allá y ordenó el cierre de todos los bares.
En Arizona, otro de los estados más golpeados ahora, el gobernador Doug Ducey, tras haberle dado "luz verde" a los negocios, señaló el jueves que ahora la luz es "amarilla", y agregó que los ciudadanos se encuentran "más seguros en casa".
Mientras hay 30 estados que están registrando un claro aumento de casos, hay una decena de estados en los que la situación no parece haber variado mucho en las últimas dos semanas y otra decena en la que el número de casos sigue descendiendo.
Cuadros sobre evolución del número de casos y de muertes por covid-19 en EE.UU.

BBC Mundo te explica tres claves sobre el estado actual de la epidemia de coronavirus en Estados Unidos.

1. ¿Más casos porque hay más exámenes de diagnóstico?

Aunque el aumento del número de casos confirmados es un hecho claro, lo que no siempre está claro es qué significa.
El presidente Trump, por ejemplo, ha sugerido que el incremento de casos obedece a que ha crecido sustancialmente la cantidad de exámenes de diagnóstico de la enfermedad.
En general, los especialistas suelen coincidir en que es normal que un aumento de estas pruebas muestre un mayor número de casos, pero señalan que también hay otros factores.
Jóvenes sin mascarillas en una playa en Estados Unidos.Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los jóvenes representan un alto porcentaje de los contagiados.

"Es muy difícil entender lo que significa el número de casos porque depende tanto de la actividad epidémica como del número de exámenes que se están haciendo", dice John Ioannidis, profesor de Medicina y Epidemiología de la Universidad de Stanford.
El experto explica que, aunque Estados Unidos estuvo muy retrasado inicialmente en la realización de pruebas diagnóstico, ahora está haciendo muchas más por lo que detectará más casos que antes.
"Otra métrica a la que uno podría referirse es a la proporción de exámenes que se están haciendo que dan positivo, lo que en este momento no es tan malo como el número total de casos, incluso en los estados que han visto cierto agravamiento", señala a BBC Mundo.
La OMS recomienda que los países pasen 14 días con una tasa de casos positivos de 5% o menos antes de comenzar a levantar las medidas de confinamiento; en EE.UU. el promedio nacional se encuentra en 6% pero hay 21 estados con un registro superior, comenzando por Arizona, que tiene una tasa por encima del 23%.
Estados de EE.UU. donde hay una mayor tasa de casos positivos en las pruebas de covid-19.

"Mucha gente está cansada de estar en sus casas, pero el virus no se ha cansado de infectarnos. Estamos viendo áreas del país que reabrieron antes de estar listas y eso es como atravesarse en la trayectoria de un puñetazo: vas a resultar golpeado", dice a BBC Mundo Tom Frieden, quien fue director de los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).
"Lo que estamos viendo, lamentablemente, era muy predecible", agrega Frieden, quien en la actualidad es director ejecutivo de Resolve to Save Lives, una iniciativa de Vital Strategies, una ONG dedicada a temas de salud pública.
Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, considera que aunque hay algo de cierto en que si haces más test vas a encontrar más casos, no se puede menospreciar lo que ocurre.
"Es un argumento loco. Es equivalente a decir que si dejamos de hacer mamografías, vamos a tener menos casos de cáncer de mama. Muchos de estos casos son gente que está enferma y que terminará en los hospitales. Entonces, verás morir a gente real", dice Woolf a BBC Mundo.

2. Menos muertes, ¿por ahora?

Otra característica de la fase actual del coronavirus por la que está pasando Estados Unidos es un descenso notable de la cifra de muertes.
Con más de 120.000 muertos hasta este 26 de junio, Estados Unidos es, con diferencia, el país del mundo más golpeado por la pandemia.
Kayleigh McEnanyDerechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Kayleigh McEnany, la portavoz de la Casa Blanca, destacó el descenso de las muertes.

"Vamos en la dirección correcta", dijo el martes la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, al referirse a esta tendencia y destacar que, por primera vez en mucho tiempo, habían ocurrido menos de 300 fallecimientos en un día por covid-19.
La cifra refleja una caída notable desde el máximo de 6.409 muertes registrado el 16 de abril, según datos de la Organización Mundial de la Salud.
Ioannidis señala que parece haber una especie de disociación entre el número de muertes y el número de casos confirmados.
"El número de muertes parece estar descendiendo de forma estable", señala.
Otros expertos, como Woolf, no son optimistas.
"Hay que tomar en cuenta que el número de personas que dan positivo en los exámenes de diagnóstico es un indicador de lo que vendrá", señala.
"Entre 7 y 10 días de un repunte en la cifra de casos verás un incremento en las hospitalizaciones porque se requiere cierto tiempo tras el contagio para que la gente se enferme. Y, luego, hace falta más tiempo para que tengan problemas respiratorios y requieran ser internados en la unidad de cuidados intensivos y, finalmente, fallezcan", explica.
"Puedes ver este fenómeno en lugares donde está ocurriendo el repunte, como Arizona, cuyos hospitales ya empiezan a sentir la presión que sufrieron los centros médicos en Nueva York y Nueva Jersey en marzo y abril", añade.
Para este miércoles, ya estaban ocupadas 88% de las camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos en Arizona. A mediados de mayo, esa cifra era de 68%.
Tom Frieden coincide en que hay una brecha temporal de varias semanas entre los contagios y las muertes, por lo que los efectos de las nuevas infecciones no pueden verse aún.
Sin embargo, destaca que parte de la cifra de muertes obedece a mejoras en la atención sanitaria.
Personas en un bar en Texas.Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El repunte de los contagios llevó a que se ordenara el cierre de los bares en Texas.

"Ha habido algunas mejoras en los cuidados de salud que incluyen una mayor capacidad para atender a los pacientes sin que los centros médicos se vean rebasados", apunta Frieden, quien también es analista en Salud Pública del Council on Foreign Relations.

3. Más jóvenes que mayores

Otra particularidad de la situación actual de la pandemia en Estados Unidos que, además, puede ayudar a explicar el aparente desacople entre el aumento de los casos y el descenso de las muertes es el hecho de que una proporción importante de los nuevos casos son gente joven.
Este jueves, el director de los CDC, Robert Redfield, señaló que los jóvenes han ayudado a impulsar el aumento de casos confirmados al decir que en meses pasados muchos de esos casos no habrían sido diagnosticados.
En Florida, uno de los estados más afectados ahora, la edad media de los contagiados cayó de marzo a junio de 65 a 35 años de edad, mientras que en Arizona casi la mitad de todos los casos corresponden a personas entre 20 y 44 años.
"Hay un cambio en los grupos etarios, quizá debido a que la gente mayor ha aprendido a protegerse mejor y la tasa de mortalidad está muy relacionada con la edad", dice Frieden a BBC Mundo.
John Ioannidis considera fundamental que se siga protegiendo a las personas mayores.
"Los ancianatos vivieron desastres y probablemente casi el 50% de las muertes ocurrió allí. Si logramos proteger este tipo de centros de alto riesgo, probablemente logremos evitar bastante el impacto del coronavirus, incluso si sigue habiendo muchos casos", concluye.
 
Fuente: BBC MUNDO

LO MAS LEIDO