Mosquitos inmunes para combatir la malaria

Investigadores en Estados Unidos encontraron una cepa de bacteria que pueden infectar a los mosquitos y hacerlos resistentes al parásito de la malaria.
 
 
En el estudio, publicado en la revista Science, se muestra cómo al parásito le cuesta sobrevivir en los insectos infectados con la bacteria.
La malaria es una enfermedad que se transmite a humanos por la picadura de mosquitos. La inmunización de estos insectos podría reducir los casos.
Expertos calificaron el trabajo como una primera y remota posibilidad de control de la enfermedad.
La malaria es una enfermedad importante en todo el mundo. La Organización Mundial de la Salud estima que 220 millones de personas se infectan cada año y que 660.000 mueren.

Desafío

El estudio de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos, estudió a la bacteria Wolbachia, que comúnmente infecta a insectos.
Sólo se transmite de las hembras a su descendencia. Y en algunos casos, la bacteria es muy buena manipulando para sus propios fines el número de hembras.
La Wolbachia mata a los embriones masculinos en algunas mariposas y mariquitas. En otras situaciones, produce machos que sólo pueden reproducirse con hembras infectadas, e incluso permite a algunas avispas hembra procrear sin apareamiento.
Los mosquitos portadores de malaria Anopheles no se ven naturalmente afectados por la Wolbachia, pero estudios de laboratorio demostraron que la infección temporal puede hacerlos inmunes al parásito de la malaria.
Mosquito malaria
Si se logra que la bacteria se trasmita entre los mosquitos podría servir para la lucha contra la enfermedad.
El reto para los investigadores era convertir una infección temporal en una permanente y que pasara a otros mosquitos. El equipo descubrió una cepa de Wolbachia que podía persistir en una especie de mosquito, el Anopheles stephensi, durante toda la duración del estudio: 34 generaciones.
Los parásitos de la malaria tuvieron dificultades para sobrevivir en estos mosquitos, con niveles del parásito cuatro veces menor que la de los insectos que no tenían la bacteria.
Una investigación en Australia ya había demostrado que una cepa diferente de Wolbachia puede evitar la propagación de la fiebre del dengue por mosquitos. Ese trabajo está en una fase más avanzada y ha funcionado en pruebas a gran escala en la naturaleza.
El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., dijo que el estudio australiano era una prueba de concepto de que lo mismo podría hacerse con la malaria.
"Si puedes conseguir que sobreviva y prolifere en el medio ambiente de los mosquitos en las zonas afectadas por la malaria, posiblemente podría tener un importante impacto en el control de la malaria". "Creo que el potencial de esto es muy importante. Su aplicación será el reto", agregó Fauci.

Dificultad de propagación

El profesor David Conway, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, calificó la investigación de interesante, aunque señaló algunos puntos en contra.
Conway explicó que las hembras infectadas producen menos huevos que las que no lo están, lo que significa que la propagación de mosquitos inmunes puede ser difícil en el mundo real.
También advirtió que se trataba de una sola especie, la Anopheles stephensi, portadora de la malaria en Medio Oriente y el sur de Asia.
El Anopheles gambiae, en África, es un problema mayor.
Uno de los investigadores del trabajo, el doctor Zhiyong Xi, le confirmó a la BBC que habían hecho el estudio en una sola cepa. "Si nos concentramos en el Anopheles gambiae tendríamos que aplicar la misma técnica nuevamente".
El especialista agregó que si se pudiera demostrar que funciona, entonces "la herramienta de Wolbachia podría servir de complemento de las técnicas disponibles actuales", como mosquiteros y medicamentos
 
 
Fuente: BBC MUNDO

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...