Tras los pasos del español que fundó California

Para algunos fue un pionero que, a través de la construcción de una decena de misiones a finales del siglo XVIII en lo que era parte del territorio del virreinato de Nueva España, sentó las bases para la fundación del actual estado de California.

Retrato de Junípero Serra
Junípero Serra nació en 1713 en la isla española de Mallorca.
Para otros, fue un instrumento de la colonización española que contribuyó a la aniquilación de los pueblos indígenas que habían vivido en esas tierras durante milenios.
 
Se trata de Junípero Serra, un fraile franciscano nacido en 1713 en la isla española de Mallorca, que consagró parte de su vida a tareas evangelizadoras en el Nuevo Mundo y a quien la Biblioteca Huntington de la localidad de San Marino, a las afueras de Los Ángeles, dedica estos días una gran exposición con motivo del 300º aniversario de su nacimiento.
La muestra, la más importante sobre la figura de Serra realizada en Estados Unidos hasta la fecha, recorre a través de más de 250 objetos -algunos traídos de España y México- las principales etapas de la vida del religioso y busca poner en contexto las misiones que este fundó y la manera en la que los indígenas se vieron obligados a integrarse en ellas.
Pese al revisionismo de las últimas décadas, Serra -quien en 1988 fue beatificado por Juan Pablo II- sigue siendo un personaje histórico que cuenta con gran estima entre los californianos y su figura sigue siendo reverenciada por las instituciones y enseñada en las escuelas. No en vano es el único español honrado con una estatua en el Capitolio de Washington.

Parte de la historia de EE.UU.

Huntington Library
La muestra recorre a través de más de 250 objetos las principales etapas de la vida del religioso.
"Para entender la historia de California hay que fijarse al periodo colonial español. Para los californianos, Serra es tan importante como George Washington o Thomas Jefferson", explica Steven W. Hackel, curador de la exposición junto a Catherine Gudis y autor de "Junípero Serra: el padre fundador de California", una exhaustiva biografía del religioso que acaba de llegar a las librerías.
"La historia que se enseña en EE.UU. se centra en las trece colonias inglesas y la historia del oeste del país se cuenta a partir de la fiebre del oro que se vivió en la región en la segunda mitad del siglo XIX", señala Hackel.
"A veces parece que los misioneros españoles y los indígenas no formaron parte de nuestra historia. Para hacer justicia al padre Serra y a las culturas indígenas que habitaban estas tierras necesitábamos una exposición como esta", explica el historiador de la Universidad de California, Riverside.
La exposición empieza recreando la vida de Junípero Serra en su Mallorca natal y cuenta con varios retratos y documentos traídos desde la isla mediterránea que dan una idea de lo que fueron las cerca de dos décadas que pasó formándose en un convento franciscano.
Como corroboran los testimonios de quienes lo conocieron, Serra llevó una vida de pobreza, rectitud y sacrificio, y se vio influenciado de manera decisiva por las obras del filósofo y teólogo mallorquín Ramon Llull y de la monja María de Jesús de Ágreda.
En 1750, cuando ya contaba con 55 años, Serra llegó a México, donde, entre otras tareas, se dedicó al establecimiento y administración de varias misiones y colaboró con la Inquisición española en la investigación de los casos de individuos acusados de brujería.

El nacimiento de las misiones

"La historia de las misiones es muy complicada y hay muchas visiones opuestas sobre lo que fueron y lo que supusieron para los pueblos indígenas de California. No puede decirse que estos se rindieran ante los colonizadores pero tampoco que se opusieran frontalmente a ellos"
Steven W. Hackel, historiador
En 1768, mientras se encontraba en Baja California reorganizando las misiones tras expulsión de los jesuitas, fue llamado por la Corona española para, junto con otros franciscanos y decenas de soldados, iniciar en establecimiento de nuevas misiones en Alta California.
Según explica Steven W. Hackel, "España temía que Rusia fuera a apropiarse de ese territorio, por lo que envió a Serra para constituir las misiones en San Diego y Monterrey, y así bloquear el avance ruso".
Los franciscanos españoles acabaron fundando 21 misiones a lo largo de la costa californiana, de las que nueve se pueden atribuir a Junípero Serra. Con el paso de las décadas, en esos enclaves nacerían importantes ciudades como San Francisco o Los Ángeles.
La muestra de la Biblioteca Huntington no busca ensalzar o denostar la figura de Serra, sino poner de manifiesto las complejas interacciones que se dieron entre los colonizadores y los indígenas que habitaban las tierras de lo que hoy es California.
La exposición cuenta con diversos objetos que demuestran lo sofisticada que era la cultura de los nativos y cómo estos -en parte a la fuerza y en parte por propia voluntad- acabaron integrándose en la vida de las misiones, lo que hizo que muchas de sus tradiciones llegaran hasta nuestros días.
"La historia de las misiones es muy complicada y hay muchas visiones opuestas sobre lo que fueron y lo que supusieron para los pueblos indígenas de California. No puede decirse que estos se rindieran ante los colonizadores pero tampoco que se opusieran frontalmente a ellos", señala Steven Hackel.

El impacto en los pueblo indígenas

Misión San Gabriel
En la primera mitad del siglo XIX el sistema de misiones se derrumbó.
Los franciscanos obligaron a bautizarse a los indígenas -a quienes consideraban poseedores de una inteligencia inferior similar a la de los niños- y no dudaban en utilizar el castigo físico si lo consideraban necesario.
Pese a ello, los religiosos también levantaron la voz contra los abusos de los soldados españoles y apreciaban el valor de la cultura de los nativos, que contaban con una elaborada artesanía, como demuestran las cestas, esculturas y telas que pueden verse en la exposición.
Pero la buena voluntad de los religiosos no evitó que la población indígena se redujera considerablemente. Según calculan los historiadores, antes del establecimiento de las misiones, en el territorio de California vivían unos 300.000 nativos, cifra que hacia 1850 rondaba los 100.000.
Y es que una vez bautizados, los indígenas eran obligados a mudarse a vivir a las misiones, donde muchos acababan muriendo debido a las condiciones de insalubridad.
Lo paradójico de la situación era que, para otros, las misiones eran la mejor opción para sobrevivir, ya que tras la llegada de los españoles -con sus enfermedades y su ganado- la mayoría de los poblados indígenas habían desaparecido.

Revisitando la historia

Misión Santa Barbara
En el siglo XX la vida en las misiones se idealizó y se convirtieron en una atracción turística.
En la primera mitad del siglo XIX el sistema de misiones se derrumbó, primero con la guerra de independencia mexicana y después con la guerra entre México y EE.UU., que haría que California pasara a formar parte del territorio estadounidense.
Con el paso de las décadas, los nuevos pobladores de California sintieron la necesidad de conocer la historia del territorio que habitaban y tomaron la figura de Junípero Serra como referente de la primera presencia europea en el lugar.
Como demuestran las pintorescas postales que pueden verse en la exposición de la Biblioteca Huntington, la vida en las misiones se idealizó, al mismo tiempo que las ruinas de los enclaves franciscanos eran reconstruidas y se convertían en un punto de atracción para los turistas.
No sería hasta después de la Segunda Guerra Mundial que, con el surgimiento de los movimientos de defensa de los derechos de los indígenas y gracias a la labor de los historiadores, empezó a conocerse lo que realmente fue la vida en las misiones franciscanas y las nefastas consecuencias que estas tuvieron para los nativos americanos.
"La vida de Junípero Serra, sin importar lo que pensemos de él ni de sus actos, presenta cuestiones muy interesantes sobre la época moderna de California: la vida de los indígenas, las misiones, el catolicismo, el comercio transatlántico, etc...", señala Steven Hackel.
"Con esta exposición queremos que la gente entienda lo que eran las misiones que Serra ayudó a fundar, así como su legado. No queremos presentar una sola visión del periodo colonial. Queremos que la gente juzgue por sí misma y vea la complejidad de ese periodo de la historia de California", concluye el historiador.
 
 
Fuente: BBC MUNDO

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...