¿Cómo las estelas que dejan los barcos pueden reducir el calentamiento global?

Hacer que los barcos dejen una estela de burbujas más pequeñas cuando cruzan el mar podría ayudar a reducir el impacto del cambio climático, asegura un estudio.
Científicos de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, dicen que si las burbujas son más chicas, pueden reflejar una mayor cantidad de luz solar hacia el espacio y así limitar la cantidad de calor que absorben los océanos.
No obstante, esto también puede aumentar la cantidad de lluvias en ciertas áreas.
La idea, presentada en la reunión de la American Geophysical Union en San Francisco, Estados Unidos, es la más reciente dentro del campo de la geoingeniería: la rama de la ciencia que investiga cómo el hombre puede resolver técnicamente la amenaza del calentamiento global.
Las soluciones que plantea la geoingeniería para reducir la cantidad de radiación solar que absorbe la Tierra van desde la instalación de espejos gigantes hasta la inyección de sal en las nubes para aumentar su capacidad de reflejar la luz.
Según le dijo a la BBC Piers Foster, profesor de la Universidad de Leeds, "la ventaja de esta tecnología es que ya existe. Mientras que muchas de las otras son hipotéticas".

Beneficio doble

Cuando los barcos cruzan el océano, dejan una estela de espuma blanca.
De acuerdo a los expertos de Leeds, cuando las burbujas son más pequeñas la espuma es más brillante.
Burbujas
Las de mayor impacto son las burbujas reducidas entre 10 y 100 veces.
Y, aquí radica uno de los puntos más importantes, permanece en el agua por más tiempo: estas burbujas pueden durar hasta 24 horas, mientras que las comunes tienen una vida de unos pocos minutos.
El mayor impacto, dicen, se logra cuanto se reducen las burbujas entre 10 y 100 veces, hasta un tamaño de 1 micrón (la millonésima parte de un metro).
Esto se puede hacer implementando la tecnología de los aerosoles en la parte trasera de las naves.
"Los japoneses ya están experimentando con microburbujas bajo la quilla de los barcos para hacerlos más aerodinámicos y más eficientes desde el punto de vista energético", explica Julia Crook, de la Universidad de Leeds.
"Esto puede tener un beneficio doble".
La ventaja sobre los métodos que proponen inyecciones en forma de aerosol en la estratósfera, dice Crook, es que "uno puede mover los barcos con generadores de burbujas a diferentes partes del océano y esto nos dará un mayor control sobre la temperatura regional y los cambios en las precipitaciones".

Reducción de 0,5ºC

Barco
Si se instalan estos sistemas de aerosol en los 32.000 barcos que actualmente cruzan los océanos, se podría reducir la temperatura en 0,5ºC, dicen los científicos.
Los investigadores utilizaron un modelo computarizado para calcular lo que pasaría si se implementa este sistema en 32.000 embarcaciones grandes, el número estimado que puede encontrarse en el mar.
"Si instaláramos generadores en estos barcos, y estos siguen desarrollando sus actividades normales, tendríamos el potencial de reducir la temperatura de la superficie en 0,5ºC", dice Foster.
Un punto débil en esta esta metodología es que puede llegar a incrementar las precipitaciones en ciertas regiones.
Por otra parte, los científicos temen que pueda tener consecuencias imprevistas para los ecosistemas marinos, aunque creen que seguramente esto no afectaría la productividad del océano.
De todos modos, Foster no cree que ninguna de las propuestas de geoingeniería pueda implementarse en el corto plazo.
Pasarán décadas, dice. "No son la solución rápida que la gente cree".
"También es importante decir que son sólo una solución temporaria. Lo que hace falta para prevenir el cambio climático a largo plazo es reducir las emisiones de carbono", concluye el investigador.


Fuente: BBC MUNDO

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...