Contaminación estropea la celebración final del Año Nuevo en China

Una alerta amarilla, la segunda más grave, en el centro y norte del país obliga a millones de chinos a encerrarse en sus casas por la mala calidad del aire
 
 
PEKÍN, 24 de febrero.- Millones de personas en China se quedaron hoy encerradas en sus casas y se perdieron del Festival de la Linterna, que marca el fin de las celebraciones por el Nuevo Año Lunar, ante el alto nivel de contaminación registrado en el centro y norte del país.
 
El Centro Meteorológico Nacional emitió esta tarde una alerta amarilla, la segunda más grave, por la densa capa de contaminantes tóxicos en el ambiente, considerados “severamente dañinos y peligrosos”, e instó a los habitantes a no salir de sus hogares.
 
Tras varios días de cielo azul y despejado, esta capital, así como las ciudades de las central provincias de Jiangsu, Anhui, Shandong y Zhejiang y las norteña de Huanghuai y Jianghuai, amanecieron este domingo cubiertas de una densa niebla.
 
En muchas de las zonas afectadas la visibilidad se redujo a mil metros de distancia, por lo que también se recomendó el uso de mascarillas en caso de que alguien tenga necesidad de salir, evitar el uso de automóviles y no realizar actividades al aire libre.
 
De acuerdo con los reportes del Centro Meteorológico chino, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se encuentran en el centro y norte del país por arriba de los estándares normales permitidos, según un reporte de la agencia oficial de noticias Xinhua.
 
Los estándares de China consideran nocivo para la salud humana un nivel de contaminación arriba de los 200 microgramos por metro cúbico de PM2.5, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) sitúa los niveles dañinos por encima de los 25 microgramos por metro cúbico.
 
La alerta emitida por el Centro Meteorológico chino no precisó la cantidad exacta de contaminantes en el ambiente, aunque reiteró en varias ocasiones que eran “severamente dañinos y peligrosos”.
 
Pese a que los chinos tienen autorizado quemar fuegos artificiales para las celebraciones del Año Nuevo, que terminan este domingo con el Festival de la Linterna, las autoridades llamaron a la población a abstenerse e incluso quedarse en casa.
 
Durante el Festival de la Linterna, los chinos colocan afuera de sus casas las tradicionales lámparas rojas, celebran con banquetes, se dan obsequios y queman los últimos cohetones para dar la bienvenida al Año Nuevo, que este 2013 es marcado por la serpiente.
 
Las autoridades meteorológicas adviertieron que la contaminación permanecerá sobre la capital china al menos durante dos días más, debido a que las actuales condiciones climáticas y los pronósticos de lluvias que no permiten que las sustancias nocivas se dispersen.
 
A mediados del mes pasado, el gobierno adoptó una serie de medidas de emergencia para reducir los peligrosos índices de contaminantes, que llegaron a niveles alarmantes en años en al menos 17 provincias del centro, oriente y norte del gigante asiático.
 
Una de las principales causas de la contaminación en China es su dependencia de los combustibles fósiles, como el carbón, una de las fuentes de energía más contaminantes y que representa más del 60.0 por ciento de consumo de energía nacional.
 
Según un informe de la organización ambientalista internacional Greenpeace, durante 2012, al menos ocho mil 500 personas tuvieron una muerte prematura en China, vinculada a enfermedades relacionadas con la contaminación del medio ambiente.
 
 
Fuente: Excelsior

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...