La contaminación atmosférica afecta a nuestro cerebro

Expertos aseguran que respirar el aire contaminado no solo puede afectar nuestros pulmones, también afecta de una gran manera nuestro cerebro a medida que vamos envejeciendo.

La Organización Mundial de la Salud estima que nueve de cada 10 personas en todo el mundo respiran aire contaminado. Ya está demostrado que esto es perjudicial para nuestros pulmones, pero nuevas pruebas científicas detallan que también afecta a nuestro cerebro y otros órganos. El estudio ha sido publicado en Proceedings for the National Academy of Sciences, donde determinan que la exposición a largo plazo de partículas suspendidas, dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre causó el deterioro cognitivo de los participantes de la investigación.
Para el estudio fueron seleccionadas personas de diferentes estratos sociales, y los resultados finales lograron determinar que aquellos con menos nivel de información se habían visto más afectados por la contaminación, puesto que presentaban notas bajas en las pruebas matemáticas y verbales que fueron realizadas durante la investigación. Aunque lograron detallar lo que sucede gracias a la contaminación, lo cierto es que los encargados del estudio no lograron desvelar cómo interactuan los agentes contaminantes para dañar nuestra forma de pensar.
Especulamos que resulta probable que la contaminación atmosférica provoque más daños en la materia blanca del cerebro, que se vincula a la capacidad lingüística”, señala explica Xin Zhang, una de las autoras del estudio e investigadora en la facultad de estadística de la Universidad Normal de Pekín.
Contaminación del aire. / infogram.com

Los investigadores creen que el daño empieza a producirse luego de que el aire contaminado entra por los pulmones, de allí pasa al cerebro y al resto de los órganos empezando a dañar progresivamente estas zonas gracias a que se esparce por medio del torrente sanguíneo. Además de estos problemas ya mencionados, diversos estudios han demostrado que la contaminación atmosférica también puede potenciar la aparición de la diabetes y causar el deterioro de la salud cardíaca.
National Geographic cita al toxicólogo medioambiental Dan Costa, de la Universidad de Carolina del Norte, quien explica que los problemas por contaminación atmosférica pueden ser causados por la estructura interna del cuerpo humano que se encuentra completamente interconectado. Hasta ahora, distintas investigaciones han reseñado que hasta ahora, el aire contaminado puede afectar al corazón, el aparto reproductivo, el cerebro y los pulmones.
FUENTE MUNDODIARIO

Reacciones:

0 comentarios:

LO MAS LEIDO