Ban anuncia el establecimiento de la Misión de la ONU para Respuesta de Emergencia contra el Ébola

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, anunció hoy el establecimiento de la Misión de Naciones Unidas para la Respuesta de Emergencia contra el Ébola (UNMEER) que será desplegada en África occidental para ayudar a paliar la crisis provocada por esa enfermedad.



Ban Ki-moon hizo el anuncio en una reunión del Consejo de Seguridad en la que afirmó que una situación sin precedentes requiere medidas sin precedentes que permitan salvar vidas y salvaguardar la paz y la seguridad.

“La Misión tendrá cinco prioridades: frenar el brote, darle tratamiento a los infectados, garantizar la prestación de servicios básicos, mantener la estabilidad y la prevención de brotes epidemiológicos ulteriores bajo la dirección del Representante Especial del Secretario General”, manifestó el titular de la ONU. 

Ban explicó que la UNMEER reunirá todo el abanico de organismos y expertos de Naciones Unidas para apoyar los esfuerzos nacionales, en estrecha cooperación con organizaciones regionales.

Informó que su avanzada se desplegará antes de que concluya este mes.
Por otro lado, advirtió que la eficacia de la nueva Misión dependerá del apoyo de la comunidad internacional y recordó que es necesario aumentar 20 veces la asistencia que hasta el momento se ha ofrecido.

En esta sesión de urgencia sobre el brote de Ébola intervino también el coordinador de la respuesta de la ONU a ese brote, David Nabarro. 

Explicó que, en sus visitas a los países afectados, ha constatado que el brote avanza “de una manera exponencial” y que se ha duplicado su impacto desde que asumió el cargo, a comienzos de agosto.

Señaló, de forma gráfica, que el brote se acelera hacia arriba, mientras que la respuesta aumenta de forma lineal. Eso significa, preciso, que el avance rápido del brote se aleja respecto de la respuesta para controlarlo.

“Cuanto más dure eso, más difícil es ponerlo bajo control y más importante, más difícil que la población de los países afectados vuelva a la senda de prosperidad y desarrollo de los pasados diez años”, señaló.

“Considero que para ir por delante del brote, el nivel de respuesta debe ser 20 veces mayor que en la actualidad. Es un calculo basado en la velocidad con que se propaga pero también teniendo en cuenta que cualquier incremento en la respuesta lleva entre uno y dos meses ponerla en marcha”, recalcó.

La doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó en su intervención que los gobiernos de los países más afectados están al borde del fracaso.

Destacó que este brote es el mayor desafío en tiempos de paz que la ONU haya afrontado. En ese sentido, dijo que ninguno de los expertos en contención de brotes de enfermedades ha visto una emergencia de esta escala, con este grado de sufrimiento y con esta magnitud de consecuencias en cascada.

Chan subrayó que se trata de una crisis social, humanitaria, económica, y una amenaza a la seguridad nacional que se extiende más allá de los países afectados.

Esta es la tercera vez en la historia que el Consejo de Seguridad de la ONU realiza una reunión sobre un tema de salud; las dos veces anteriores fueron relacionadas con la epidemia del SIDA.

En la sesión de este jueves, el Consejo de Seguridad adoptó por unanimidad una resolución en la que solicita a la comunidad internacional, y especialmente a los países de la región, movilizar y ofrecer con urgencia los recursos técnicos y la capacidad médica para responder de manera inmediata al letal brote.

También se pide al Secretario General de la ONU asegurar que todas las entidades del sistema de Naciones Unidas aceleran su respuesta a la epidemia, incluyendo el desarrollo e implementación de los planes diseñados en cooperación con los gobiernos de la región y alienta a la OMS a afianzar su liderazgo técnico en la materia.

El texto solicitó a los gobiernos de Liberia, Guinea, y Sierra Leona – los países más afectados— acelerar el establecimiento de mecanismos nacionales que permitan el diagnóstico oportuno, el aislamiento de casos sospechosos, el tratamiento, y el lanzamiento de campañas de educación pública sobre cómo evitar la exposición al letal virus.

La resolución que contó con el respaldo de más de un centenar de Estados miembros de la ONU, afirma que a menos que se contenga el brote, esos Estados podrían presenciar disturbios civiles, tensiones sociales y deteriorarse el clima político y de seguridad.

Asimismo, el texto solicita a la comunidad internacional levantar las restricciones de viaje y al comercio decididas recientemente por algunos países, porque van en detrimento de los esfuerzos para responder a la enfermedad.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...