Ambientalistas exigen fin a caza de ballenas en Japón

Representantes de WWF y Greenpeace además pidieron a la Comisión Ballenera Internacional, reunida en Portoroz (Eslovenia), la creación del Santuario del Atlántico Sur, donde se promueva la investigación sin necesidad de sacrificar a las ballenas y la conservación de especies y ecosistemas.
Importantes organizaciones ecologistas presentaron un reclamo a la Comisión Ballenera Internacional (CBI) para lograr que implante requisitos “exigentes, contrastados y con un fin justificado” a fin de que “no sea tan fácil utilizar la excusa de los intereses científicos para camuflar el comercio de carne de ballena”.
/dailymail.co.uk

Los delegados de los 89 países que integran esta Comisión celebran desde el lunes pasado y hasta mañana jueves su 64° reunión anual en Portoroz (Eslovenia), donde debaten y deciden estos días sobre la mejor manera de apoyar la conservación de los cetáceos, incluyendo la gestión de sus períodos de caza.
Entre los asuntos tratados a lo largo de esta semana destaca el programa japonés Jarpa III, con el cual el gobierno de Tokio pretende retomar la captura de ballenas Minke argumentando que se trata de batidas con fines científicos “aunque esto en realidad es un simple pretexto” dijo el responsable del programa de especies del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Luis Suárez.
La decisión de los tribunales surgió tras una denuncia de Australia cuyas autoridades alegaron que lo que Japón calificaba de programa científico era, en realidad, “comercio ilegal de carne de ballena”, tal como recordó la responsable de la campaña de océanos de Greenpeace, Marta González.
Según Suárez, el nuevo programa es “más de lo mismo, porque el gobierno japonés se limita a cambiar dos o tres cosillas del plan, lo llama ‘Jarpa III’ y luego intenta obtener de nuevo el permiso de la CBI”.
Sin embargo, la actual tecnología “permite obtener la información necesaria sobre estos animales sin necesidad de matarlos, por lo que no existe ningún argumento técnico que justifique la caza”, según las organizaciones medioambientales.
Suarez califica los razonamientos nipones de “excusa absurda y tomadura de pelo, y más aún cuando resulta que la carne de los cetáceos acaba siempre en los supermercados sin que aparezca a la vez ningún tipo de información nueva relevante que justifique su captura”.
Tampoco existen datos comerciales que documenten un incremento del consumo de carne de ballena sino “más bien al contrario” según el representante de WWF, quien cree que el interés en mantener los niveles de captura actuales se reduce a “una cuestión de honor nacional” para Japón “pues de otra manera no se entiende”.

Propuesta de un nuevo santuario

Otro de los puntos relevantes de esta reunión de la CBI, según ha señalado González, es la creación del Santuario del Atlántico Sur. Propuesta “presentada hace años pero todavía no resuelta” por Argentina, Brasil, Uruguay y Sudáfrica para crear una zona restringida a la caza donde se promueva la investigación sin necesidad de sacrificar a las ballenas y la conservación de especies y ecosistemas.
“Estos países tienen interés en proteger zonas de observación de ballenas porque entienden que los animales vivos permiten una actividad económica mayor que la rentabilidad obtenida por su captura”, ha explicado Suárez, quien considera “incomprensible” que aún no se haya conseguido la mayoría necesaria de votos en la CBI para materializar semejante iniciativa.
Además, las ONGs  exigen soluciones para otros cetáceos, como delfines y marsopas, “que también tienen muchos problemas de conservación”.
Los ecologistas esperan que en esta reunión “se rompa el empate técnico con ligera mayoría de los países favorables a la caza, bajo la influencia de Japón”, de manera que la CBI modifique las regulaciones y se cierre de una manera definitiva la puerta al acoso de cetáceos.



Fuente: El Dínamo 

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...