Qué es la terapia de protones y para qué sirve


Illutración que muestra cómo será uno de los nuevos centros para terapia de protones en Inglaterra
Uno de los nuevos centros para terapia de protones que serán finalizados en 2018 estará en Londres.


Tracy Laycock
Tracy Laycock dice que el Servicio Nacional de Salud financió el tratamiento de su hijo en el extranjero.

Los padres de Ashya King, un niño británico que padece un tumor cerebral, aseguran que sacaron clandestinamente a su hijo del hospital donde estaba internado en Reino Unido, porque éste no les ofreció el tratamiento que solicitaron.
La familia fue hallada en España el fin de semana. Los padres, Brett y Naghemed King, están arrestados mientras el menor sigue en un hospital de Málaga bajo custodia policial.

Interpol había emitido una orden de arresto europea contra los padres del menor basada en una posible "negligencia".
El hermano mayor de Ashya, Naveed, explicó en un video publicado en YouTube que sus padres leyeron incansablemente sobre la enfermedad de Ashya y rogaron a los médicos del hospital de Southampton, en Reino Unido, que trataran al niño con terapia de protones, pero el centro sólo ofreció radioterapia convencional.
La tecnología sólo está disponible en Reino Unido para el tratamiento de cáncer de ojos. Sin embargo, los médicos de pacientes con otros tumores pueden solicitar al Servicio Nacional de Salud, NHS por sus siglas en inglés, que financien el tratamiento en el extranjero.
El costo promedio de la terapia de protones por paciente es de US$166.000, según estimaciones del NHS.

Más precisa

A diferencia de la radioterapia convencional, la terapia solicitada por los padres de Ashya usa rayos de protones en lugar de rayos X.
Los protones pueden ser dirigidos con mayor precisión hacia un tumor y se detienen cuando llegan a éste. Por ello producen menos daño en los tejidos circundantes y causan menos efectos secundarios que la terapia con rayos X.
Ashya junto a su madre, Naghemed King
Los padres de Ashya aseguran que el hospital de Southampton sólo les ofreció radioterapia convencional.
Matthew Crocker, neurocirujano de la institución St George's Healthcare, en Londres, dijo a la BBC que la radioterapia convencional produce "una gama amplia de efectos secundarios, en parte por la forma en la que la energía se distribuye".
Crocker afirma que la terapia de protones puede ser exitosa en el caso de tumores en el cerebro y el sistema nervioso central.
El Sistema Nacional de Salud señaló que el tratamiento es "especialmente adecuado para casos específicos de cánceres complejos en los niños".

Decisión de un panel

Actualmente el único centro que ofrece terapia de protones en Reino Unido es el Centro Clatterbridge en Wirral, Inglaterra, que trata casos de cáncer en los ojos.
El Departamento de Salud británico dijo que tras una inversión superior a los US$400 millones para construir nuevos centros de tratamiento, la terapia se ofrecerá a más pacientes en Londres y Manchester.
Para que un paciente sea tratado en el extranjero, su especialista debe presentar el caso individual a un panel.
Desde que se inició el programa para financiar la terapia de protones en el extranjero, el Servicio de Salud pagó el tratamiento de 412 pacientes, incluyendo 293 niños, de un total de 546 solicitudes.
Las familias de pacientes que no fueron elegidos se han visto enfrentadas a la necesidad de recaudar fondos por su cuenta.

"El peor momento de mi vida"

Tracy Laycock relató que el NHS aprobó el tratamiento para su hijo Morgan, quien viajó a recibir terapia de protones en Oklahoma, Estados Unidos, cuando desarrolló un tumor facial.
Laycock describió la espera para saber si recibirían financiación como "el peor momento de mi vida".
"Casi no fuimos seleccionados porque se consideraba que Morgan ya era muy mayor. Podía haber quedado fuera si un niño menor se hubiera presentado", señaló.
"Ya habíamos decidido que si no aprobaban el tratamiento de Morgan venderíamos todo para financiar la terapia de forma privada".
Cuando el Departamento de Salud anunció en 2012 la construcción de dos nuevos centros para tratamiento con terapia de protones dijo que había "una clara necesidad de desarrollo de estos servicios en el país".
Se espera que los nuevos centros funcionen en 2018 y hasta entonces, el NHS seguirá gastando cerca de US$50 millones al año para financiar tratamientos en otros países, incluyendo Suiza y Estados Unidos.

Fuente: BBC MUNDO

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...