Llanto por una marsopa



El aumento de la contaminación del río Yangtze y la amenaza que esto supone para la marsopa sin aletas es también una advertencia para un tercio de la población del país, que depende de estas aguas. Wang Ru informes.
 Criado en Huanggang, una ciudad por el río Yangtze, en la provincia central china de Hubei, He Dan había oído a los pescadores ancianos hablar de un pez raro, conocido como el "cerdo de río" por los lugareños.

"No sabía que los delfines lloraban hasta que me uní al programa de voluntariado financiado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) para proteger este animal precioso, en peligro de extinción-, pero ahora creo que lo hacen", dice.

La imagen de la "marsopa sin aleta que llora" fue tomada en mayo, cuando una grave sequía afectó al centro de China y redujo los niveles de agua en la Reserva Natural Nacional de la Isla del Cisne en Shishou, provincia de Hubei, donde habitan unas 30 marsopas sin aleta. La sección del río favorita de los delfines se ha reducido a un área de 10 a 20 kilómetros, comentó en un informe previo Wang Ding, un experto en delfines en el Instituto de Hidrobiología.
Las marsopas suelen permanecer en aguas poco profundas cerca de la orilla - aguas con un lecho de arena o blando - se alimentan de peces y camarones. Una marsopa vive unos 20 años y puede alcanzar de 1,2 a 1,9 metros de largo.

"Si su área de actividad se reduce, podrían quedarse varadas en la orilla y morirían por no poder nadar de regreso", dice.

Además de las condiciones meteorológicas extremas, las actividades humanas son una razón fundamental para el deterioro del medio ambiente.

Los equipos de voluntarios han viajado a diferentes partes de la cuenca central e inferior del río Yangtze, así como a lagos adyacentes en busca de datos sobre la marsopa sin aletas.

He Dan, quien se unió al equipo de la Universidad Central del Sur para investigar en dos ciudades y aldeas cerca del lago Dongting, afirma: "Algunos pescadores siguen practicando la pesca ilegal, mediante uso de artefactos eléctricos y redes de enmalle, que podrían ser fatales para los delfines", dice . "Para evitar las multas, a menudo salen a pescar por la noche."

Li Xiuyuan, una voluntaria de Universidad de Hohai en Nanjing, provincia de Jiangsu, se sumó a otros 18 estudiantes voluntarios para recorrer estas secciones del río Yangtse durante dos días, entrevistando a la gente y distribuyendo y recolectando cuestionarios.

Hay informaciones de que a principios de año muchas personas en Nanjing vieron marsopas sin aleta en el Puente de Nanjing del río Yangtsé.

"Algunos ancianos dijeron que avistaron a los delfines saltando fuera del agua en la década de los 70 y 80, pero hoy apenas se les ve", dice Li, que se especializó en hidrología y administración de recursos hídricos.

Ella teme no poder ver nunca a un delfín salvaje.

"Me conmovió la foto de la cara sonriente de ese animal adorable que ha desaparecido en mi ciudad natal. Si finalmente desaparecen debido a las actividades humanas, las generaciones futuras nunca nos perdonarán", indica.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...