Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

La impresión que cause el candidato en la entrevista de trabajo es crucial para su contratación. Como en toda situación importante en la vida de una persona, es recomendable prepararse, y si es el primer encuentro, estar atento a los detalles es vital. Se debe comenzar con lo básico.
Aspecto físico: Los hombres deben lucir un afeitado del día y estar adecuadamente peinados. En caso de lucir barba, ésta debe estar recortada. Las mujeres deben presentarse con el cabello recogido y peinado.
Vestimenta: Es recomendable que los caballeros asistan de traje y corbata cuando la oferta laboral proviene de instituciones financieras, en otros casos la chaqueta no debe faltar. También es aconsejable que las damas asistan con vestimenta formal (falda y chaqueta o pantalón y chaqueta). Es importante evitar prendas de colores muy llamativos, recordando que la discreción es una norma de la elegancia.
Puntualidad: Trate de estar cinco o diez minutos antes de la hora pautada para la entrevista, es mejor esperar que llegar tarde a la primera cita. Recuerde que en las grandes ciudades es fácil perder tiempo en atascos del tráfico.
La presentación: Al encontrarse con su entrevistador, muestre su mejor sonrisa, pronuncie con seguridad (sin llegar a gritar) su nombre y apellido, estreche con fuerza la mano del entrevistador. De esta forma usted transmite un sano nivel de seguridad en si mismo.
Contacto Visual: Una vez comenzada la entrevista y a lo largo de todo el encuentro, mantenga contacto visual con el entrevistador, en ningún caso baje la cabeza evitando la mirada.
Las manos: Nuestras manos nos asisten en el proceso de comunicación, no las oculte, utilícelas cuando la ocasión lo permita.
Cómo debe sentarse: La forma en que uno se sienta demuestra de alguna forma nuestra personalidad. En los primeros minutos de la entrevista mantenga una posición recta sin llegar a una extrema rigidez. En la medida que avanza la reunión puede relajarse un poco e incluso acercarse al entrevistador.
Sinceridad: Responda con absoluta sinceridad a todo lo que le pregunten. Como en toda relación entre seres humanos, la verdad debe estar presente en todo momento. Si no ha tenido experiencia en alguna materia en especial, indíquelo con toda normalidad, en ningún caso invente.
Confianza: Usted se postula al cargo porque ha evaluado los requisitos y considera que los cumple. En consecuencia usted es todo un candidato y de seguro es la solución a la búsqueda que está haciendo el reclutador. Compórtese como tal, como el candidato ideal para el puesto vacante. Comente con lujo de detalles sus experiencias anteriores e indique cual fue su grado de participación en cada caso.
La despedida: Nuevamente presente su mejor sonrisa, estreché con fuerza la mano del entrevistador y agradezca el tiempo que la brindado durante la entrevista.
Lamentablemente vivimos en tiempos en los que el desempleo ha pasado a ser uno de los principales problemas de la juventud y sobretodo para aquellos que se han preparado con tesón para ascender profesionalmente. Cumpla a cabalidad con nuestras recomendaciones y no pierda la fe, en poco tiempo usted ocupará la posición de reclutador.

Fuente: ( Dinero.com )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...