Desvelan por fin el secreto del "supercorazón" de la serpiente pitón

Una serpiente pitón.

Se sabe que la serpiente pitón, la más grande del mundo, cuenta con un extraordinario mecanismo que le permite digerir a sus enormes presas.

Horas después de haber devorado a su víctima, el corazón y otros órganos de estos animales pueden aumentar hasta 40% su tamaño.

Su ritmo metabólico y producción de insulina y otros compuestos también se dispara hasta 40 veces la tasa normal.

Y pocos días después del gran banquete los órganos regresan a su tamaño normal.

Estas serpientes, que pueden alcanzar nueve metros de largo, también son capaces de ayunar hasta por un año sin tener ningún efecto secundario perjudicial.

Aunque se conocían todos estos detalles, hasta ahora seguía siendo un misterio cómo se llevaba a cabo esta extraordinaria transformación.

Ahora, científicos de las universidades de Colorado, en Boulder, y de Alabama, en Tuscaloosa, Estados Unidos, dicen tener una explicación.

Los investigadores descubrieron tres ácidos grasos que están involucrados en el crecimiento extremo del corazón de la pitón.

Encontraron también que esta expansión del corazón se produce por el aumento en el tamaño de las células ya existentes, y no con la creación de nuevas células.

El hallazgo, afirman los científicos en la revista Science, tendrá implicaciones importantes en el tratamiento de enfermedades del corazón humano, como la insuficiencia cardíaca.

Crecimiento sano

Tal como explica la profesora Leslie Leinwand, quien dirigió el estudio, cuando la serpiente lleva a cabo la constricción de su víctima circulan en su corriente sanguínea enormes cantidades de estos ácidos grasos que promueven un crecimiento sano de su corazón.

Y a pesar de que el nivel de estos compuestos en la sangre de la pitón es hasta 50 veces más elevado de lo normal, los científicos no encontraron rastros de depósitos grasos en su corazón.Para confirmar los resultados los científicos inyectaron a ratones sangre de pitón que contenía la combinación de compuestos grasos, y los roedores también lograron un crecimiento similar del corazón.

"Descubrimos que esta combinación de ácidos grasos puede inducir un crecimiento beneficioso del corazón en organismos vivos" dice la doctora Cecilia Riquelme, principal autora del estudio.

"Ahora estamos tratando de entender cuáles son los mecanismos moleculares detrás de este proceso con la esperanza de que los resultados conduzcan a nuevas terapias para mejorar los trastornos del corazón en humanos".

En el ser humano no todo el crecimiento del corazón es beneficioso. Hay trastornos que provocan, por ejemplo, el engrosamiento del músculo cardíaco lo que conduce a una disminución en la función del corazón.

Pero la expansión que se observa en una pitón es similar al crecimiento que se ve en el corazón de los deportistas.

"Los atletas bien entrenados, como el nadador olímpico Michael Phelps y el ciclista Lance Armstrong tienen corazones enormes" dice la profesora Leinwand.

"Pero hay muchas personas que no pueden ejercitarse debido a una enfermedad cardíaca existente".

"Así que sería muy positivo desarrollar algún tipo de tratamiento para promover el crecimiento beneficioso de células cardíacas".

Ahora los científicos están tratando de entender cómo ocurren las señales que ordenan a cada una de las células del corazón a que crezcan de forma sana y beneficiosa, como en los atletas, o en forma perjudicial, como en ciertas cardiopatías.


Fuente: ( periodista digital )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...