Investigadores de calidad del aire hacen mapas de niveles de contaminación

Científicos de la Universidad de Murcia (UMU) desarrollan una investigación a través del programa "Sinqlair", que permite confeccionar mapas de calidad del aire, similares a los meteorológicos, en los que se reflejan los niveles de distintos contaminantes que sobrevuelan la ciudad y pueden ser perjudiciales para la salud.



Así lo ha explicado en declaraciones a Efeverde el ingeniero medioambiental Pedro Jiménez Guerrero (1978, Archena. Murcia) que, a pesar de su edad, -acaba de cumplir 33 años-, tiene una larga carrera como estudioso del Clima.

Tras cursar Ingeniería Industrial en la Universidad de Murcia, se doctoró en Ingeniería Ambiental en la Politécnica de Barcelona. Continuó su formación en la Nasa (Nueva York. EEUU) y en el Instituto Max Planck, de Mainz (Alemania), donde estuvo en contacto con eminentes científicos y premios Nobel.

Antes de regresar a Murcia e incorporarse al grupo que dirige Juan Pedro Montávez, sobre Modelización Atmosférica Regional de la UMU, dirigió un grupo de trabajo en el Centro Nacional de Supercomputación de Barcelona.

El objetivo del Sinqlair es hacer pronósticos de la contaminación del aire, tomar medidas y facilitar la información a través de mapas, similares a los del "tiempo", los meteorológicos, ha explicado el doctor Jiménez.

la información sirve tanto a la población -para que adopte medias preventivas de salud-, como para la administración, de forma que se apoye en datos científicos a la hora de tomar decisiones como restringir el tráfico o paralizar la producción de una fábrica, por presencia de contaminantes.

El proyecto en principio se desarrolla para la Región de Murcia, donde se producen "bastantes episodios" de mala calidad del aire; en Cartagena por el entorno industrial, y en Murcia por el tráfico, ha afirmado Jiménez Guerrero.
Ha recordado que la legislación europea indica que, en caso de incumplimiento de la normativa de calidad del aire, debe haber herramientas que diagnostiquen la contaminación.

Por ello, los investigadores de la UMU elaboran los mapas de pronósticos, con datos sobre la cantidad de ozono en superficie, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y partículas en suspensión, e informan sobre la buena o mala calidad del aire, para informar si se superan los umbrales permitidos.

El profesor ha recordado a Efeverde que el ozono troposférico, el que se encuentra en la superficie, es uno de los contaminantes perjudiciales para la salud, en contraposición al ozono estratosférico, el bueno, imprescindible para la vida en el planeta y que evita la llegada de los rayos ultravioleta.

El ozono troposférico se produce a raíz de una reacción química de la luz con contaminantes producidos por el hombre, como el óxido de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles, todos procedentes de la quema de combustibles. "Son el humo negro y las cenizas que salen de los tubos de escape".

Ese es el que puede producir daños en la vegetación y en la salud; irrita los ojos, afecta al aparato respiratorio y puede producir asma. Algunas personas deberían evitar salir a la calle y en casos extremos no se debería hacer ejercicio al aire libre, ha advertido el científico.

Jiménez Guerrero califica de fundamental la influencia del clima en la formación de estos contaminantes. Se produce en las zonas industrializadas y pobladas, pero si el clima es benigno y hay una fuerte radicación solar, como es el caso de buena parte de España y en concreto en la región de Murcia, aumenta la posibilidad de que se genere este ozono, ha subrayado Pedro Jiménez. EFE

Fuente: ( ABC.es )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...