La erradicación de los basurales clandestinos

Un basural clandestino que está creciendo en el sector oeste del Cerro de la Gloria, junto a los ya habituales que se multiplican a lo largo de las principales rutas de acceso deben motivar el accionar de las autoridades, pero esencialmente de la población para evitar la contaminación del medio ambiente. 

 

El crecimiento poblacional y el incremento del consumo han convertido a los residuos en una de las problemáticas a enfrentar por todas gestiones gubernamentales. Un tema que tiene tratamiento prioritario en los distintos países del mundo en razón de que son muchos los factores que están en juego, partiendo del esfuerzo por reducir efectos perjudiciales en la salud humana y la estética del entorno, aunque actualmente se trabaja tambíén en reducir los daños ocasionados al medio ambiente.

En ese esquema de situación se plantean variadas alternativas para el tratamiento de los residuos domiciliarios y la discusión pasa por establecer qué método utilizar, de acuerdo con la conveniencia. Según los expertos internacionales, el objetivo consiste en obtener el máximo beneficio práctico, priorizando en ese aspecto la reducción de los residuos, su reutilización y el reciclaje. En todos los casos se hace la diferencia entre lo que significan los residuos domiciliarios, frente a aquellos considerados peligrosos.

En Mendoza el tema ha sido siempre una cuestión de preocupación por parte de las diferentes gestiones y también han variado las soluciones. Tiempo atrás, este diario se hizo eco de una decisión de la Justicia respecto de la necesidad de cercar un basural que se encuentra en las cercanía de Puente de Hierro, en Guaymallén, a los efectos de establecer paralelamente un control sobre la gente que concurre al lugar para recuperar distintos elementos.

Es dable destacar, por otra parte, la iniciativa conjunta de las municipalidades de Las Heras y de Capital, consistente en enterrar los residuos para generar un importante abono orgánico e implantar allí árboles, conformando una serie de bosques que se pueden observar claramente a un costado de la ruta a San Juan. En lo que hace a los residuos peligrosos y patológicos, está en construcción una planta para su  tratamiento en Las Heras.

Sin embargo, pese a la preocupación de las autoridades, por errores en los controles y esencialmente por una carencia preocupante de una cultura ambiental por una parte de la población, numerosos basurales clandestinos van pululando, especialmente a lo largo de las rutas.

El Acceso Este, a algunos centenares de metros del Puente de Hierro, es uno de los ejemplos señalados y resultan infructuosas las tareas que desarrolla en forma permanente la comuna de Guaymallén en la limpieza del predio.

Otro tanto sucede en otras zonas de la provincia y en ese marco de situación causa preocupación la aparición de un nuevo basural que está creciendo a espaldas del Cerro de la Gloria, muy cerca del Teatro Griego. En el lugar sólo se pueden arrojar escombros, pero muchos aprovechan el permiso para tirar también residuos domésticos.

El tema preocupa porque ese tipo de basurales se convierte de inmediato en el hábitat ideal para alimañas y roedores y, como se encuentra muy cerca de lugares poblados con familias de escasos recursos, algunos animales de granja, como los cerdos, se alimentan en los basurales.
Debe recordarse también que la crianza de cerdos en basurales fue el causal del brote de triquinosis que afectó a la provincia el año pasado.

A las autoridades les cabe la tarea de profundizar los controles a los efectos de evitar el avance de ese basural en una zona importante, tanto desde el ámbito social como turístico, pero es la sociedad toda quien tiene la responsabilidad de respetar el medio ambiente derivando los residuos hacia los lugares que corresponde y evitando el surgimiento de nuevos basurales clandestinos. 
 
Fuente: ( los andes)

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...