Supercomputación: una piedra angular de la economía europea basada en los datos

Europa se encuentra inmersa en una revolución económica digital. La capacidad de la computación de alto rendimiento (HPC) para procesar la ingente cantidad de datos disponibles en la actualidad es fundamental para los principales progresos e innovaciones de la era digital.
Supercomputación: una piedra angular de la economía europea basada en los datos
Los superordenadores existen desde la década de los años sesenta y, según expertos en la materia, pronto alcanzarán sus mayores cuotas de popularidad. La naturaleza de la computación está cambiando en paralelo al aumento de las aplicaciones críticas intensivas en datos. De hecho, para 2020 estarán conectados 25 000 millones de dispositivos que generarán un tráfico anual de datos de más de dos zettabytes. La Iniciativa Europea de Computación en la Nube propuesta por la Comisión Europea ofrecerá a científicos, empresas, pymes y autoridades públicas superordenadores de primera línea que ofrezcan capacidades de computación y almacenamiento de datos de última generación para lograr la excelencia en la economía digital y la ciencia basada en datos. El objetivo propuesto es contar para 2022 con un superordenador basado en tecnología europea entre los tres más potentes del mundo.

La estrategia europea de HPC, puesta en práctica mediante Horizonte 2020, se sustenta sobre tres pilares: el desarrollo de la nueva generación de HPC en la exaescala, el logro de la excelencia en la provisión y empleo de HPC y en el ofrecimiento a las empresas y entidades académicas de acceso a instalaciones y servicios de supercomputación mediante PRACE, la infraestructura paneuropea de HPC de primer orden mundial.
La Comisión Europea se ha comprometido a aportar 700 millones de euros a una colaboración público-privada contractual sobre HPC con las partes interesadas en la HPC europeas agrupadas en la asociación ETP4HPC. En Horizonte 2020 ya se han dedicado más de 300 millones de euros a actividades relacionadas con la HPC. Por ejemplo, en 2015 se financió con 40 millones de euros la puesta en marcha de centros de excelencia para aplicar la HPC en los dominios científicos o comerciales más importantes para Europa. A través de la convocatoria «Hacia la informática de exaescala de alto rendimiento» se adjudicó una financiación de cerca de 100 millones para el desarrollo de tecnologías de exaescala fundamentales. 
Investigadores de la UE están logrando grandes progresos hacia la eliminación de las distancias que separan la capacidad técnica de las necesidades de la industria mediante proyectos como FORTISSIMO y NUMEXAS. Proyectos como MONT-BLANC, DEEP/DEEP-ER, FiPS, EXA2GREEN, ADEPT y el financiado por Horizonte 2020 EeHPC abordan aspectos de software y hardware y en concreto su eficiencia energética para sentar las bases de una computación en la exaescala sobre las que se asiente la economía europea.
Esta estrategia de la UE sobre la HPC, en conjunción con la Iniciativa Europea de Computación en la Nube, forma parte de la digitalización del paquete industrial, actividades que reforzarán la posición de Europa en cuanto a innovación basada en datos, mejorará la competitividad y la cohesión y contribuirá a crear un verdadero Mercado Único Digital en Europa.

Fuente: Cordis

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...