Dime de qué color te vistes y te diré cómo eres

Los colores reflejan la personalidad de quien los usa. A continuación te contamos qué revela cada uno cuando decides usarlo en tu vestimenta.


ROJO: El color rojo brinda fuerza a la personalidad, encarna la vivacidad y la sensibilidad. Las personas que utilizan este tipo de color son individuos llenos de vida, fortaleza y carácter. Es el color del fuego y el de la sangre, por lo que se le asocia al peligro, la guerra, la energía, la fortaleza, la determinación, así como a la pasión, al deseo y al amor. Es un color muy intenso a nivel emocional. Mejora el metabolismo humano, aumenta el ritmo respiratorio y eleva la presión sanguínea.

NARANJA: El naranjo expresa el gozo de vivir de una persona extrovertida y gentil. El naranja combina la energía del rojo con la felicidad del amarillo. Se le asocia a la alegría, el sol brillante y el trópico. Representa el entusiasmo, la felicidad, la atracción, la creatividad, la determinación, el éxito, el ánimo y el estímulo.

VERDE: El verde esmeralda es propio de alguien autoritario pero claro. Siempre se ha dicho que el verde es el color de la esperanza, aunque también esta tonalidad es apreciada por personas dulces, tranquilas y sosegadas. El verde oscuro tiene también una correspondencia social con el dinero. El color verde tiene un gran poder de curación. Es el color más relajante para el ojo humano y puede ayudar a mejorar la vista

CAFÉ: El marrón designa a una persona simple, simpática, calurosa y cómoda. A la persona que viste de marrón le gustan las cosas sencillas y se considera a sí misma una persona tradicional.

AMARILLO:El amarillo trasmite alegría, fiesta, optimismo y mucha esperanza. El amarillo puro y brillante es un reclamo de atención, por lo que es frecuente que los taxis sean de este color en algunas ciudades. En exceso, puede tener un efecto perturbador, inquietante. Es conocido que los bebés lloran más en habitaciones amarillas.

NEGRO: El negro significa individualidad, secreto y misterio. Es sinónimo de insensibilidad. Es el color más enigmático y se asocia al miedo y a lo desconocido. El negro representa también autoridad, fortaleza, intransigencia. También se asocia al prestigio y la seriedad.

MORADO: Transgresor y bipolar, así se define el violeta. Es mezcla del caliente y frío, símbolo de la fusión de lo contrario. El violeta aporta la estabilidad del azul y la energía del rojo. Se asocia a la realeza y simboliza poder, nobleza, lujo y ambición. Sugiere riqueza y extravagancia. El color violeta también está asociado con la sabiduría, la creatividad, la independencia y la dignidad.

AZUL: El azul evoca seguridad, calma confianza y estabilidad. Cuanto más clara es su tonalidad ésta se traduce en ligereza, viveza y extravagancia. El azul es el color del cielo y del mar, por lo que se suele asociar con la estabilidad y la profundidad. Representa la lealtad, la sabiduría, la inteligencia, la fe, la verdad y el cielo eterno.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...