Ansiedad y otros trastornos, más comunes en personas con autismo

NUEVA YORK (Reuters Health) - El autismo estaría acompañado de una variedad de otras enfermedades mentales y conductuales en los niños, según sugiere un nuevo estudio que muestra la complejidad de su diagnóstico.

Esas otras enfermedades son el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) o problemas del aprendizaje, y pueden complicar el diagnóstico o retrasar la mejoría en niños diagnosticados y tratados precozmente.

"(El estudio) destaca que estos niños suelen tener discapacidades múltiples y no sólo autismo", dijo Johnny Matson, experto en los trastornos del espectro autista y trastornos intelectuales de la Louisiana State University, en Baton Rouge, que no participó del estudio.

El equipo del doctor Andrew Zimmerman, del Hospital General de Niños de Massachusetts, en Lexington, halló que las enfermedades típicas que acompañan el diagnóstico de los trastornos del espectro autista varían según la edad de cada niño.

Los trastornos del aprendizaje eran más comunes en los niños más pequeños, mientras que la ansiedad, los problemas del lenguaje y las convulsiones afectaban más a los alumnos de primaria y los adolescentes.

En la revista Pediatrics, el equipo escribe que estudios previos habían demostrado que algunos niños con un trastorno del espectro autista dejan de reunir los requisitos diagnósticos y ya no son considerados autistas.

En el estudio, eso ocurrió con un tercio de los niños con un diagnóstico inicial. Se debate si esto se debe a un error en el primer diagnóstico o a cambios cerebrales o conductuales de los pacientes.

Los trastornos del espectro autista incluyen el autismo, el síndrome de Asperger y los "trastornos generales del desarrollo sin otra especificación" o TGD-SOE.

La cantidad de niños diagnosticados con estos trastornos creció en los últimos años. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por su sigla en inglés), uno de cada 100 niños estadounidenses tiene un trastorno del espectro autista.

Se espera que una próxima revisión del Manual Diagnóstico de los Trastornos Mentales acote la definición del autismo y los trastornos asociados, lo que reduciría la cantidad de niños y adultos que reúnen los requisitos diagnósticos.

El nuevo estudio incluyó los datos de una encuesta telefónica realizada en el 2007 y el 2008 a 92.000 padres de menores de 17 años de Estados Unidos.

Los padres respondieron si algún médico les había dicho alguna vez que su hijo tenía un trastorno del espectro autista, si su hijo lo tenía actualmente o si padecía otros problemas mentales y conductuales.

En total, 1.366 padres dijeron que su hijo tenía o había tenido un trastorno del espectro autista. De ese grupo, 453 ya no reunían los criterios diagnósticos.

Los niños pequeños aún considerados autistas solían tener más problemas del aprendizaje o retraso del desarrollo que los niños que habían "perdido" el diagnóstico.

Los niños en edad escolar, en cambio, tenían más trastornos de ansiedad, mientras que los adolescentes padecían más alteraciones del lenguaje o convulsiones leves y epilepsia.

En un estudio de la doctora Susan Levy, "a los niños con más diagnósticos concurrentes se les diagnosticaba el autismo más tardíamente", cuando los criterios clínicos son más definidos y estables, según explicó la autora, investigadora del Hospital de Niños de Filadelfia.

Además, comentó que "los niños con más diagnósticos concurrentes tenían muchos más problemas, que habrían retrasado su mejoría". Y esto dificulta el tratamiento.

Zimmerman aseguró que reconocer a tiempo los signos del autismo e iniciar el tratamiento aumentaría la posibilidad de obtener una mejoría real y duradera.

"El tratamiento temprano es fundamental y existen motivos para pensar que los niños pueden mejorar. Son muy optimista", agregó.
FUENTE: Pediatrics, online 23 de enero del 2012
(Reuters)

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...