Bruselas propone un nuevo fondo para unificar las ayudas a la pesca

BRUSELAS — La Comisión Europea propuso este viernes un nuevo fondo para la pesca, dotado de 6.500 millones de euros para el periodo 2014-2020, destinado a unificar las ayudas europeas a la pesca y favorecer a las "pesquerías artesanales" en detrimento de los "grandes barcos" .

El Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) "aumentará el crecimiento económico y creará puestos de trabajo en el sector", señaló Maria Damanaki, comisaria europea encargada del sector. "Ya no se invertirá dinero en construir buques grandes. Las pesquerías artesanales y la acuicultura se beneficiarán", añadió.
Dotado de 6.500 millones de euros, el FEMP será un instrumento fundamental para la reforma de la Política Pesquera Común (PCP) que la Comisión propuso en julio, señaló un comunicado.
El Fondo dará a los pescadores el incentivo que necesitan, de modo que la pesca sea menos perjudicial para los ecosistemas marinos, se ataje la sobrepesca y las poblaciones de peces se recuperen de su declive, explicó.
Este nuevo fondo sustituirá al actual Fondo Europeo de Pesca (FEP) y a varios otros instrumentos.
Pero los ambientalistas aducen que un fondo de siete años no es suficiente para controlar la sobrexplotación de la pesca.
"Tras el magro desempeño del FEP, los subsidios ahora se justifican si ayudan a la frenar la sobrepesca y estimulan la gestión de las pescaderías" artesanales, señaló la experta Louize Hill, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).
El WWF ha pedido en varias ocasiones a la Comisión Europea que deje de subvencionar a las flotas que sobreexplotan los recursos y destine en su lugar las ayudas a la promoción de una pesca sostenible.
Damanaki presentó en julio las grandes líneas de la reforma de la PCP, que debe aún debe negociar con los Gobiernos de la Unión Europea (UE).
La comisaria constató entonces que todos que los países comunitarios comparten las líneas generales del objetivo general de que las pesquerías europeas sean más respetuosas con los recursos marinos, particularmente con los bancos esquilmados.
Pero en otros puntos fundamentales permanecen completamente divididos. Gran Bretaña, Dinamarca o Suecia se mostraron favorables, mientras que España y Francia, los números uno y dos del sector, han criticado los puntos principales.
"Decisiones demasiado radicales conllevarían el cierre de la pesca en Europa", consideró ante la prensa el ministro francés del ramo, Bruno Le Maire.
Por su parte, la titular española de Pesca, Rosa Aguilar, advirtió que "hay aspectos que solo se podrán llevar a cabo si contamos con un marco financiero suficiente y estable".

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...