Una mirada a la erosión interna de un glaciar

El glaciar Ngozumpa en Nepal serpentea alejándose de la sexta montaña más alta del mundo, Cho Oyo.

Está lejos de ser el glaciar más bonito de ver. Al contrario. Está aplastado en una capa de escombros rocosos que caen de los precipicios que lo rodean, dándole una apariencia muy gris y sucia.
Sin embargo, Ngozumpa está generado mucho interés científico en este momento.
Los Himalayas nepaleses se han estado calentando a un ritmo mucho mayor que la temperatura media global en las últimas décadas.

Los glaciares de la mayor parte de la región están mostrando señales de estar encogiéndose, disminuyendo su espesor y retrocediendo, y esto está produciendo mucho hielo derretido.

En Ngozumpa parte de esta agua se estanca en charcos sobre la superficie y luego se escurre por una serie de arroyos y cavernas hacia el punto más bajo del glaciar.

Allí, a 25 km de la montaña, un lago enorme crece detrás de un montículo de fragmentos de rocas caídos.

Este lago llamado Spillway, potencialmente podría llegar a tener 6km de longitud, 1km de ancho y 100 metros de profundidad.

Lo que se teme es que esta gran masa de agua termine abriendo una brecha en la presa de detritos y pase a toda velocidad bajando por el valle, llevándose por delante en su recorrido los pueblitos de los Sherpa. La amenaza no es inmediata, pero se trata de una situación que amerita vigilancia dicen los científicos.

Cámaras espías


Parte del agua que se derrite se estanca en charcos sobre la superficie y luego se escurre hacia el punto más bajo del glaciar.

Una de las investigadoras que trabaja en Ngozumpa es Ulyana Horodyskyj del Instituto de Cooperación para la Investigación de las Ciencias del Ambiente (CIRES, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Colorado en Boulder, EE.UU.

Horodyskyj está colocando cámaras a control remoto para monitorear la superficie o los estanques de agua supraglaciales que se ven a lo largo del Ngozumpa. Algunas lagunas son pequeñas, otras grandes como del tamaño de varios campos de fútbol.

Horoduskj ya pudo establecer los cambios dinámicos que pueden llenar estas aguas al secarse y llenarse rápidamente.

Los volúmenes pueden llegan a ser enormes. En una ocasión, sus cámaras espiaron un lago supraglaciar que perdió más de 100.000 metros cúbicos de agua en apenas dos días. En menos de cinco días el lago había recuperado más la mitad de su volumen, alimentado por las aguas más altas del glaciar.

"Digamos que si yo viniera una semana antes y otra después que se secara el lago no me daría cuenta de que algo había pasado porque el nivel del lago parecía ser el mismo”, Horodyskyj le dijo a la BBC.

"Sin embargo mis fotografías me dicen que algo sucedió. El equivalente a 40 piscinas olímpicas se deslizaron por el glaciar".

La investigadora del CIRES quiere entender el papel que cumplen estos lagos "supraglaciales" en la erosión del Ngozumpa.

Los glaciares cubiertos de detritus no se derriten de la misma forma que los glaciares limpios. Las rocas que lo cubren, dependiendo de su profundidad, aislarán el hielo de la radiación solar. Sin embargo, si se eliminan – como sucede en estos lagos oscilantes – el ritmo de derretimiento aumentará.

"El aumento en el derretimiento se origina en las paredes de hielo que quedan al descubierto en los lagos", explica.

"El ritmo de derretimiento por debajo de la capa de detritos es de 2cm por día, pero en estas paredes es de 4cm por día. A medida que el lago se seca deja al descubierto las paredes que pueden entonces separarse"

Horodyskyj supone que muchos de los lagos sobre la superficie de Ngozump están directamente conectados y mientras uno se vacía es probable que otro lago de una elevación menor se esté llenando. Sin embargo, las rutas seguidas por el sistema de plomería no son siempre obvias.

Dentro de los canales

Horodyskyj

Horodyskyj está colocando cámaras para observar los movimientos de agua en el glaciar que está abajo.

Esto está siendo investigado por Doug Benn del Centro Universitario en Savalbard (UNIS) en Noruega.

Benn ha estado escalando a través de la enorme red de canales divididos por el agua que fluye dentro de Ngozumpa. Algunas de estas “tuberías de hielo” dan paso a cavernas espectaculares.

"Es que los glaciares en esta región se están derritiendo como resultado del calentamiento global, pero lo que no se sabía es que también están siendo erosionados desde dentro también", señala.

"Estos glaciares se están volviendo como quesos suizos, así que todo está sucediendo más rápidamente de lo que parece cuando sólo se mira la superficie".

Dr Benn visita los conductos después de la temporada en la que se derrite el glacial, cuando el agua dejó de fluir. Sería muy peligroso entrar en los canales en pleno verano.
Pareciera que los canales controlan el lugar donde se forman algunos estanques y lagos en la superficie. Es como si los conductos fuesen las plantillas.

"Son grietas. A medida que el glaciar se derrite, los techos de los túneles caen adentro y el hielo queda al descubierto", explicó el doctor Benn. "Los restos de rocas sobre la superficie normalmente disminuirían su derretimiento, pero la existencia de estas grietas dentro de Ngozumpa hacen que se abra y que se derrita más rápido".
"Estos glaciares se están volviendo como quesos suizos, así que todo está sucediendo más rápidamente de lo que parece cuando sólo se mira la superficie"
Doug Benn del Centro Universitario en Savalbard

Una de sus estudiantes, Sarah Thompson, está concentrando su estudio en el punto más bajo del glaciar. Este es el lugar donde el agua que baja por el Ngozumpa se junta en el creciente Lago Spillway.

Está limitado por la morrena, una enorme pila de fragmentos de granitos dejados caer por el glaciar durante milenios.

En este punto el glaciar permanece estancado, sin moverse. De nuevo las paredes de hielo que alinean el Lago Spillway se separan convirtiéndose en agua y aumentando su nivel.

"Tenemos un período de tiempo bastante corto – los últimos 10 años – pero es una zona de crecimiento exponencial”, señala Thompson refiriéndose al tamaño de Spillway. “Y cuando miramos a otros lagos similares en la región, Spillway está sobre la misma clase de trayectoria a su desarrollo”.

"La expansión está mucho más allá de lo que se esperaría del ritmo de derretimiento de hielo, la ablación glacial e incluso la separación de icebergs".

"Hace falta entender en una etapa temprana el proceso de manera que podamos pronosticar con bastante tiempo lo que probablemente sucederá y, si es necesario, entrar y atenuar sus efectos antes de que se convierta en un peligro de importancia”.

"En mi trabajo intentamos identificar los lugares donde pueda haber puntos débiles en la presa de la morrena y hemos identificado unas pocas áreas donde en un futuro hará falta que se tomen acciones".

No se espera que Spillway se desborde a corto plazo. Podrían pasar dos décadas o más antes de que se llene un espacio de 6km. Sin embargo, la dificultad de trabajar en la región y de traer equipo pesado al área significa que es esencial tener una estrategia a largo plazo para manejar la evolución del lago.

Fuente: ( BBC MUNDO )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...