Cárceles ruandesas que generan energía con excrementos

Los más estudiosos se devanan los sesos cada vez más por descubrir y reinventar nuevas tecnologías, y en Ruanda no iban a ser menos, donde han incorporado un nuevo combustible formado mediante una combinación de excremento. Por el momento, este curioso sistema ya se ha implantado en catorce prisiones ruandesas.



En la penitenciaría Nsinda, como en otras tantas, el combustible está compuesto por heces, y se utiliza en una de las dos cocinas. El gas extraído de los excrementos que provienen de los propios presos, debido a la pobre dieta que ofrece la penitenciaría, no es útil, por lo que a estos se les añade los del ganado.

Según se informa en “BBC Mundo”, esta innovadora técnica podría generar el 75% de la energía necesaria en la prisión. Esta se dispone a lo largo de doce cámaras ubicadas en la cercanía a la prisión. Los propios presos son los encargados de su mantenimiento y revisión.

El coste de combustible disminuyó un 85% desde que pusieron en marcha esta curiosa iniciativa, cifra que, en el caso del gobierno ruandés, permitiría contar con 1,7 millones de dólares más.

Ya se sabe que en los centros penitenciarios a los reclusos se les ofrece la posibilidad de estudiar, hacer cursos, e incluso especializarse en alguna materia, y prueba de ello es el resultado de este desconocido combustible. Precisamente, han sido dos reclusos los
autores de dicha iniciativa, quienes en colaboraron con el Instituto de Tecnología de Kigali han desarrollado, inclusive, un sistema de cañerías como parte del proyecto.


Fuente: ( la razon )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...