Los secretos mejor guardados de los maestros del cine


¿Sabía usted que Hitchcock estaba obsesionado con el estrangulamiento o que cuando triunfó como cineasta no tenía ombligo y se levantaba la camiseta para asustar a las actrices?

Dicen que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, sin embargo, detrás de una gran película no siempre tiene que haber un gran director. Para el cineasta Howard Hawks "una buena película es tres buenas escenas y ninguna mala” pero ¿qué esconden los creadores de tales escenas?

Curiosidades, manías, anécdotas...las hay para todos los gustos y muchas de ellas se recogen en el libro Vidas secretas de grandes directores de cine de Robert Schnakenberg. Con un estilo desenfadado y con un cuidado diseño a base de ilustraciones, el libro desvela los secretos mejor guardados de directores como Kubrick, Coppola, Scorsese, Woody Allen, etc.

Schnakenberg, quien deja en entredicho la veracidad de algunas de las historias, abre la caja de los truenos ¿Conocía que Chaplin estuvo semanas sin querer bañarse, que Spielberg se tragó un ministransistor, o que Coppola dirigió una película porno en 3D? Siga leyendo que empezamos...luces, cámara y ¡acción

ALFRED HITCHCOCK (1899-1980)


"La duración de una película debe estar directamente relacionada con el aguante de la vejiga humana" Para caer bien a Hitchcock existía una regla básica: había que llamarle Hitch, pues era el único sobrenombre al que respondía. Odiaba que se le llamara Fred o Cocky. El maestro del suspense era un hombre solitario y muy dado a gastar bromas que sacaban a la luz su vena cruel. No sólo eso, también le divertía hacer regalos extraños a la gente o deleitar a sus invitados con 'cenas azules' que consistían en un menú de este color: filete azul, guisantes azules y puré de patata azul para comprobar si el cambio de color de los alimentos repugnaba a sus invitados. Una anécdota curiosa es que a veces se levantaba la camiseta para asustar a las actrices mostrando su panza lisa ya que no tenía ombligo: se lo habían quitado en una operación de estómago. Estaba obsesionado con el estrangulamiento, le repugnaban los huevos, especialmente la yema. En una ocasión llegó a declarar "tengo miedo a los huevos". Sus amigos cuentan que era incapaz de mirar a su esposa cuando estaba embarazada y tenía una gran afición por disfrazarse de mujer.

WOODY ALLEN (1 DE DICIEMBRE DE 1935)


"Soy una persona poco culta. Prefiero ver un partido de béisbol con una cerveza y unas cuantas croquetas"

Obsesivo, hipocondriaco y con multitud de manías. Entre sus muchas neurosis destaca un miedo exagerado a los insectos. Le asustan de tal forma que cuentan que llegó a comprarse una máscara de apicultor para evitar que le picaran. Desayuna y almuerza los mismo cada día y odia los animales. Sus rarezas no quedan aparcadas a la hora de hacer los castings para sus películas. Los actores se quedan desconcertados ya que no suele decir ni mú durante la entrevista y además intenta llegar siempre antes y escoger el sitio más cómodo para sentarse.

STEVEN SPIELBERG (18 DE DICIEMBRE DE 1946)

"Una vez al mes se me cae el mundo encima; entonces se me ocurre una idea y quiero hacer una nueva película"Spielberg ha tenido un gran número de acosadores a lo largo de su vida: un inmigrante iraní que se hizo pasar por su sobrino, un hombre que se coló en su casa con un 'kit de violador' o una paranoica que afirmaba que Spielberg y su mujer pertenecían a una secta satánica y le habían introducido un microchip en el cerebro. Antes de alcanzar la estabilidad sentimental tuvo más de un romance sonado: Victoria Principal, Sarah Miles o Valerie Bertinelli están entre las afortunadas. El director padece el síndrome de Asperger, una forma de autismo leve que le lleva a conductas obsesivas. De ahí su rapidez a la hora de hablar o su fijación compulsiva por la historia del cine. Su lista de fobias es casi tan larga como la de Allen: tiene miedo a las ratas, serpientes, insectos, agua, ascensores y, aunque suene raro, a los muebles con patas. Entres sus confesiones más sorprendentes está la de que de pequeño se tragó un microtransistor. Él mismo relató en una entrevista que su padre, que era ingeniero, llegó con un transistor y le dijo: "Hijo, aquí está el futuro". Spielberg, ni corto ni perezoso, se lo metío en la boca y se lo comió.

CHARLIE CHAPLIN (1889-1977)



"No tengo nada más que hacer en Estados Unidos. No regresaría aunque Jesucristo fuera el presidente"Uno de los hombres más imitados y más populares de la historia del cine. Su fama de asaltacunas le persigue y es que decir que le gustaban las mujeres jóvenes es quedarse corto. El público le quería, sin embargo, entre los cineastas no era tan popular y había un motivo: el director apestaba. Cuentan que era un hombre muy sucio y que su olor corporal era insoportable, podía estar dos semanas sin cambiarse de traje, de camisa o de calcetines. Tuvo mucho éxito con las mujeres y una relación poco amistosa con otra de las leyendas del cine, Marlon Brando, quien llegó a decir de él que "es posiblemente el hombre más sádico que haya conocido". Chaplin no se libra tampoco de miedos y ansiedades. Un ejemplo: se quedaba petrificado delante de el caucho y se negó a utilizarlo. Además, vivía obsesionado con la idea de que sería asesinado. Pero más le hubiera valido preocuparse por lo que pasaría con su cuerpo una vez muerto, ya que fue robado por unos ladrones en marzo de 1978 que pedían un rescate de 400 mil libras.

STANLEY KUBRICK (1928-1999)


"La destrucción de este planeta puede no tener importancia a escala cósmica" Gran aficionado al ping-pong, le gustaba practicar este deporte con los actores ya que le hacía sentir que les controlaba. Kubrick tuvo una amistad muy especial con el protagonista de La naranja mecánica, Malcolm McDowell, pero poco les duró ya que una vez acabada la película Stanley no volvió a hablar jamás con él. No sentía mucho afecto por la gente pero sí por los animales (llegó a cancelar un rodaje por la muerte accidental de una familia de conejos). Además le preocupaban mucho los derechos de autor y no dejó utilizar a Los Beatles un plano de Teléfono Rojo. Le obsesinaba la tipografía y los artículos de papelería. También estaba muy preocupado por los gérmenes y las enfermedades que, en ocasiones, se inventaba.

FRANCIS FORD COPPOLA (7 DE ABRIL DE 1939)


"Es posible que tenga genio, pero no talento" Conocido mundialmente por la saga 'El Padrino' lo que muchos no sabrán es que llegó a rodar una película erótica en 3-D. Durante el rodage de 'Apocalipsis Now' fumaba cigarros y porros compulsivamente y engañaba constantemente a su esposa. Esta película le llevó a la depresión y a sufrir incluso un ataque de epilepsia. Más tarde le diagnosticaron un trastorno bipolar y le recetaron litio. Tras el fracaso de esta película se quedó sin un centavo y tenía que estar colgado del teléfono durante los rodajes para advertir a su mujer de que no abriera a los morosos que llamaban a su puerta.

 
GEORGE LUCAS (14 DE MAYO DE 1944)


 
"Si puedes sintonizar con el mundo de fantasía de una niña de 11 años, puedes llegar a hacer una fortuna en este negocio"

 
El creador de La Guerra de las Galaxias odia trabajar con actores y no soporta las audiciones. Cuando dirige una película tiene la manía de pedirles que repitan las escenas "más rápido y con más intensidad". A pesar de dominar los efectos especiales a la hora de escribir es muy maniático y sólo lo hace con lápiz del número dos. Lucas guarda un secreto: el especial navideño de La Guerra de las Galaxias, con la aparición de personajes de poca monta, como Harvey Korman y Bea Arthur. Jamás lo encontrarán en DVD porque no quiere ni oir hablar de él.

¿Sabía usted que Martin Scorsese fue ingresado con 55 kg de peso y sangrando por los dos ojos debido a sus problemas con la cocaína o que es casi imposible distinguir a los hermanos Cohen ya que ambos fuman la misma marca de cigarrillos, visten el mismo tipo de ropa y uno acaba las frases del otro?

Éstas son algunas de las leyendas sobre los cineastas más famosos que, a pesar de sus excentricidades, han conseguido llevar a la gran pantalla algunas de las mejores películas de la historia. ¿Habrá que estar 'chiflado' para ser un genio?


 
Fuente: ( la Gaceta )

1 comentarios:

definitivamente no se puede estar dentro de la norma...los artistas son makinas de neurosis!!!..interesante reportaje AZULVITAL!!

LO MAS LEIDO

loading...