Científicos franceses descubren mecanismo para “rejuvenecer” células

Los investigadores lograron convertir células madres adultas en células no diferenciadas (más jóvenes), que pueden renovarse por sí solas y generar nuevos tejidos. Esto significaría un gran avance para los injertos y la eventual creación de neuronas, piel, músculo e incluso hueso.

Un equipo de científicos de la sureña ciudad de Montpellier en Francia, habría descubierto un método para rejuvenecer células humanas, partiendo del principio de que la vejez no es irreversible.

El experimento se realizó en varios individuos y en particular en una mujer de 101 años de edad. Empleando métodos distintos y con un cocktail de seis genes, lograron convertir las células madre adultas en células no diferenciadas sin función específica, es decir, que pueden renovarse por sí solas y generar diversos tipos de células o tejidos. Estas células podrían crear neuronas, piel, músculo e incluso hueso.

¿Qué son y cómo funcionan estas células no diferenciadas? Daniel Scot, inmunólogo en el Instituto Pasteur de París, explicó que “en un auto la persona tiene que definir si gira a la derecha, a la izquierda o va a seguir derecho. Entonces tiene que poner la luz intermitente dependiendo de a dónde vire. Una célula que aún no está muy diferenciada todavía no sabe a dónde ir: si doblar o seguir derecho. En el caso de que la célula reciba estímulos, que pueden ser solubles u otra célula, se va a decidir a ir hacia alguna parte. En ese momento, decimos que la célula se está diferenciando para ir a la derecha o la izquierda. Eso es una célula diferenciada”.

Durante la investigación, los científicos tomaron un tipo de tejidos y células que ya estaban diferenciadas y les modificaron el código genético que tienen en el interior. De esa forma, lograron hacerlas retroceder al paso en que esas células no son diferenciadas.

“El término rejuvenecer se utiliza entre comillas porque la célula no diferenciada es como si tuviéramos una guagua, mientras que diferenciada ya tiene 20 años. En esta oportunidad tomaron la célula que tenía 20 años y la devolvieron a su estado de bebé y utilizan en un lenguaje común la palabra rejuvenecer. En realidad lo que hicieron fue transformar una célula diferenciada en menos diferenciada”, precisa Scot.

Respecto de los beneficios que podría acarrear este descubrimiento, el doctor comentó que todavía estamos lejos de lograr cambios sustanciales, pero aseguró que “si alguna persona tiene un problema de envejecimiento muscular, entonces se puede tomar esa célula del músculo y retrocederla en el tiempo, es decir, ponerla menos diferenciada y reinyectarla a la persona. Eso regeneraría el músculo como si tuviera muchos menos años. El mismo procedimiento se podría replicar en el corazón o el hígado, pero sólo a futuro”.

Donde sí se podrían generar avances significativos sería en la aplicación de injertos. En la actualidad, muchos de ellos son rechazados por los sujetos porque el organismo no se adapta a las células del donante. “La persona no rechaza su propia célula a no ser que haya alguna enfermedad”, dijo el médico.

El inmunólogo afirmó que estamos “sumamente lejos de haber encontrado la fuente de la juventud, pero la consecuencia inmediata es que se puede obtener a partir de un tejido de una célula, otra un poco más joven, pudiendo regenerar ese tejido o la célula enferma”.


Fuente: ( radiouchile )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...