¿Es cierto que Shakespeare odiaba a su esposa? Cuatro mitos sobre el Bardo

Aunque Shakespeare murió hace 400 años, la gente sigue corriendo rumores sobre él. Por supuesto, eso significa que se equivocan en muchas cosas.


En el 400 aniversario de su muerte, analizamos si Shakespeare era gay, fue a la escuela, o si de verdad escribió sus obras.

Este 23 de abril se conmemora el 400 aniversario del fallecimiento de William Shakespeare, uno de los escritores más famosos del mundo. E igual que sucede con otras celebridades, abundan las habladurías. Estos son algunos de los rumores sensacionalistas más comunes acerca de un hombre tan popular, que se dice que alguien robó su cráneo.

Rumor 1: Shakespeare escribió sus sonetos inspirado en un hombre
Se ha debatido mucho sobre si Shakespeare escribió sus sonetos para una mujer o un hombre. SegúnLena Orlin, profesora de inglés de la Universidad de Georgetown y directora ejecutiva de Shakespeare Association of America, “los escribió para ambos”. Mas eso nada revela, necesariamente, sobre la sexualidad de Shakespeare.
“El gran talento de Shakespeare era que podía imaginarse en las vidas de otros, y dar vida a sus personajes a través de las palabras. Eso hizo en los sonetos tanto como en las obras”, explica Orlin. Los sonetos no eran cartas de amor que escondió en una gaveta; fueron poemas publicados. Y aunque tal vez pudo haber tomado elementos de su vida, no hay razón para suponer que eran estrictamente autobiográficos.
Por el contrario, Orlin dice que Shakespeare “se representa en los sonetos como un personaje; a veces escribe a un hombre joven y otras veces, a una mujer”. Y aunque “se han hecho muchos esfuerzos para identificar quién pudo haber sido el hombre, quién pudo haber sido la mujer, no hay motivos para pensar que fue una persona específica”.
De modo que sí, Shakespeare tal vez amó (o deseó) hombres o mujeres, además de su esposa, Anne Hathaway. Pero los sonetos no son prueba de ello.

Y hablando de su esposa…

Rumor 2: Shakespeare debió odiar a Anne Hathaway
“En el siglo XIX, todos concluyeron que Shakespeare odiaba a su mujer”, dice Orlin. La causa principal era que “la mencionó solo una vez en su testamento, para dejarle la ‘segunda mejor cama’, cosa que la gente ha considerado un insulto atroz”.
“De hecho, es muy común que los términos de los testamentos de la época describan objetos como ‘el mejor’, ‘segundo mejor’ o ‘el peor’ –agrega-. ‘Segunda mejor cama’ nada tenía de despreciativo. Lo más probable es que signifique que había algún tipo de apego sentimental”.
Quienes afirman que Shakespeare no quería a su esposa también señalan que la cama es la única ocasión en que aparece mencionada en el testamento. De nueva cuenta, Orlin dice que esto es engañoso.
“De hecho, estaba protegida por una ley de dote que le habría conferido un tercio de los bienes después de su muerte –informa-. Así que estaba bien provista, como él bien sabía”.
Rumor 3: Shakespeare no tenía educación
Hijo de un fabricante de guantes, Shakespeare asistió a una escuela gratuita en Stratford upon Avon, la cual recibía a los hijos varones de hombres establecidos como comerciantes de la ciudad. Si bien Shakespeare no estudió hasta los últimos años de la adolescencia, Orlin asegura que recibió “una educación clásica”.
“La gente estudiaba latín, incluso en la niñez –explica-. De manera que era una educación literaria muy rigurosa”.
¿Por qué muchos insisten en que Shakespeare no fue a la escuela, cuando es evidente que recibió educación? Pues bien, tiene que ver con la habladuría más maliciosa acerca de Shakespeare, la cual es casi una teoría de conspiración. Quienes afirman que el Bardo no estudió, pretenden hacer una argumentación más extensa: Shakespeare, el hombre, era demasiado rústico para haber escrito las obras de Shakespeare, el autor.

Esto nos lleva al padre de todos los mitos sobre Shakespeare

Rumor 4: Shakespeare no escribió sus obras
“No había duda alguna de la autoría de Shakespeare hasta el siglo XIX, cuando una estadounidense llamada Delia Bacon decidió aventurar una teoría –informa Orlin-. Propuso que sir Francis Bacon había escrito las obras, posiblemente porque ella compartía su apellido”.
“Sin embargo, la idea despegó desde entonces –prosigue-. Y ahora, hay más de 80 candidatos que supuestamente escribieron los trabajos de Shakespeare, incluida la reina Isabel. Diría que cualquier personaje conocido del periodo ha sido propuesto como un candidato posible”.
Orlin –y también Michael Witmore, director de la biblioteca Folger Shakespeare Library- son enfáticos en que no solo es posible que un hombre con los antecedentes de Shakespeare haya escrito obras de teatro y poesía, sino que tienen suficiente documentación para correlacionarla con su producción. La biblioteca Folger incluso tiene un blog, Shakespeare Documented, dedicado a hacer públicos dichos registros.
Una de las razones de que la gente dude de la autenticidad de Shakespeare, es la calidad de sus obras: ¿Cómo es posible que cualquier persona, no obstante sus antecedentes, pueda escribir tanto y con tanta calidad?
“Es difícil explicar cómo alguien puede ser tan dotado. Creo que nuestra fascinación no solo es con su don, sino con la enormidad de su legado –dice Witmore-. El hombre murió hace 400 años, y sigue atiborrando los teatros”.
Como comparación, Witmore propone que visualices a la gente escuchando a David Bowie en 2416.

“Sería muy difícil de imaginar para cualquiera –agrega-. Eso demuestra cuán asombroso es, realmente, este tipo de alcance cultural”.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...