Secretos chinos para salud y belleza, desde la perspectiva occidental

El Dr. Jingduan Yang nunca se imaginó,  mientras crecía en un pequeño pueblo de la provincia Anhui en China. que iba a ser un practicante clásico de medicina china.
Las habilidades de su padre fueron pasadas al Dr. Yang, aunque era el hijo menor. Bajo circunstancias normales, el hijo mayor tiene el legado de llevar el linaje familiar, pero su hermano fue enviado a ser “re-educado” por los agricultores como parte de la Gran Revolución Cultural de Mao.



Jingduan Yang en Brooklyn, Nueva York, el 12 de mayo de 2015. (Cortesía del Dr. Jingduan YangHablando de sí mismo, el Dr. Yang confiesa en su libro, “Mirando hacia el Este”, que era un “mimado soñador que sobre todo le encantaba jugar y comer”. La preocupación de su padre era la de que su hijo no iba a ser capaz de sobrevivir las penurias de la época y decidió preparar al ahora Dr. Yang, y convertirle en lo que se llama un “médico descalzo” — alguien que viene al rescate de los campesinos necesitados. Sus herramientas: Una caja de agujas de acupuntura y algunas hierbas.
Como resultado, hay una gran cantidad de dolencias al que un humilde arsenal de este tipo puede hacer frente.
El avance fue rápido en unas pocas décadas, y más estudios llevados por el Dr. Yang de China a Sydney, Australia; Oxford, y, finalmente a Filadelfia donde fundó el Instituto Tao. Un día, su experiencia se reunió con la pasión de la icónica diseñadora de moda Norma Kamali para salud y bienestar, y comenzaron una colaboración. El resultado fue el libro “Mirando hacia el Este – Antigua Salud + Secretos de belleza para la Edad Moderna”.


Diseñadora Norma Kamali en su tienda de Manhattan el 14 de marzo de 2016. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)

Diseñadora Norma Kamali en su tienda de Manhattan el 14 de marzo de 2016. (Benjamin Chasteen/La Gran Época)
Kamali viajaba una vez a la semana desde Nueva York al Instituto Tao en Filadelfia, durante un período de seis meses y estuvo llena de preguntas acerca de los tratamientos que recibía, así como de las teorías detrás de ellos. Ella le sugirió al Dr. Yang que escribiera un libro.
“Así fue cómo empezó la idea del libro, para explicar los conceptos de la Medicina china a un público occidental en un idioma que puedieran entender y  aplicar en su vida cotidiana”, relata el Dr. Yang.

Su diálogo semanal fue grabado por Kamali, y se convirtió en la base para el formato del libro. Cada capítulo comienza con una pregunta formulada por Kamali que luego es explicada por el Dr. Yang y finalmente es seguido por Kamali con reflexiones sobre el tema.

Oriente complementando a Occidente
El libro tiene tres secciones principales: La primera abarca acerca de la energía, la segunda del cuerpo, y la tercera se dirige a mente, corazón y espíritu. Según el Dr. Yang, es un enfoque de Oriente y Occidente que explica los conceptos fundamentales de la medicina tradicional china sin asumir ningún conocimiento previo por parte del lector.
La cubierta del libro “Mirando hacia el Este” por el Dr. Yang, Jingduan, F.AP. A, ícono de estilo Norma Kamali. (Cortesía de los editores de Harper Collins)
La cubierta del libro “Mirando hacia el Este” por el Dr. Yang, Jingduan, F.AP. A, ícono de estilo Norma Kamali. (Cortesía de los editores de Harper Collins)
El Dr. Yang está convencido de que la medicina tradicional china no riñe con el acercamiento occidental, sino que proporciona una dimensión adicional a los conocimientos en conceptos de salud, felicidad, enfermedades, nutrición y belleza. Es capaz de hacer esto porque la medicina tradicional china ofrece una visión única de lo que es la energía del cuerpo humano, acerca de niveles de energía en la mente humana, cuerpo y espíritu.
“Si nos fijamos en la medicina Occidental moderna, sigue siendo una medicina joven en desarrollo que todavía tiene mucho por aprender, mientras que la Medicina china es algo que hemos heredado de una civilización anterior, que fue una medicina mucho más avanzada”, dijo él. Y como la tecnología mejora, añadió, la medicina occidental descubrirá lo que la medicina tradicional China ha conocido y ha estado usando todo el tiempo.
El libro presenta conceptos esenciales que él percibe como conocimiento perdido de la antigua China, en contraposición a las actuales prácticas de medicina china.

Todo es acerca de la energía

Jingduan Yang, fundador y Presidente del Instituto Tao de Bienestar Moderno. (Cortesía del Dr. Jingduan Yang)
Jingduan Yang, fundador y Presidente del Instituto Tao de Bienestar Moderno. (Cortesía del Dr. Jingduan Yang)
Uno de los conceptos con los que trabaja la medicina tradicional china, es cómo la mente y el cuerpo están conectados en un nivel energético. El libro cuenta con gráficos y listas que muestran la correlación entre los órganos y las partes específicas del cerebro, así como la conexión de cada órgano principal con ciertas emociones.
“Estoy tratando de acercar a la gente a esta dimensión energética para que entienda nuestro cuerpo. La medicina moderna ya descubrió cómo nuestra salud intestinal y nuestro sistema digestivo afectan a nuestro cerebro, y cómo cada sistema -nerviosos, hormonal- están todos conectados”, dijo el Dr. Yang, citando el campo inmunológico ccidental psiconeuroendocrino.

¿Y la genética?

Aunque la medicina tradicional China reconoce que cada paciente es único en su propia naturaleza, todavía desciende a la energía, más precisamente, se centra en qué constitución energética tiene una persona y trabaja con eso para lograr resultados energéticos favorables.

“La genética no determina nada, realmente”,  dijo el Dr. Yang. “Es lo que usted hace para que interactúe con su genética lo que importa”.
Explicó que si la gente se preocupara de su estrés, mediante ejercicios de meditación, por ejemplo, y tuviera un estilo de vida saludable con una nutrición equilibrada, pudiera evitar la expresión de predisposiciones genéticas negativas. La clave está en construir la resistencia interna, el sistema inmunológico del cuerpo.

Estrés

Jingduan Yang dice que la salud espiritual es como el chofer de un coche — nuestra alma es el conductor y el coche es nuestro cuerpo. (Cortesía del Dr. Jingduan Yang)
Jingduan Yang dice que la salud espiritual es como el chofer de un coche — nuestra alma es el conductor y el coche es nuestro cuerpo. (Cortesía del Dr. Jingduan Yang)
Tanto el Este como el Oeste están de acuerdo cuando se trata del tipo de estragos que pueden causar estrés en mente y cuerpo.
Según el Dr. Yang, gobernar la vida emocional es la clave ya que el estrés emocional es un ataque energético muy poderoso en el cuerpo.
De acuerdo con la medicina tradicional China, cuando la mente está tranquila, el qi (energía) también está en armonía. Para ello, la medicina oriental tiene un cuerpo entero de filosofía que ayude a la gente a percibir los desafíos de la vida en forma diferente (tales como pérdidas y relaciones), de esa forma se mantiene una mente tranquila.
Hay muchos otros factores que impactan al sistema inmunológico. Entre los que menciona el Dr. Yang algunos son  obvios, tales como el sueño, el ejercicio y la nutrición.
La regla general para la nutrición es una dieta equilibrada basada en alimentos enteros estacionales, locales, que coincidan con el tipo constitucional de uno. El Dr. Yang también advierte no comer los mismos alimentos todo el tiempo y en su lugar recomienda irlos cambiando.
La forma en que nos vestimos, higiene personal, cambios estacionales, sonidos, colores y asolearse, también son otros factores.

Yin y Yang

El concepto del yin y yang quizás es uno de los más familiares para los occidentales en cuanto a su expresión visual de lo masculino y femenino.
El concepto describe a fuerzas interrelacionadas e interdependientes que se reflejan en nuestro entorno…, día y noche, caliente y frío, húmedo y seco y así sucesivamente. Pero también en un nivel micro cósmico se reflejan los mecanismos que regulan hacia arriba o abajo; regulan a nuestros receptores, o de cómo las hormonas trabajan para aumentar o disminuir nuestros niveles de azúcar en la sangre.
(Robert Hyrons/iStock)ng (Robert Hyrons/iStock)

En la Medicina china, es fundamental mantener equilibrio entre el yin y el yang.

El Yin se asocia con lo que la medicina china llama “frío” o “humedad”, gobierna a la sangre, fluidos y a los órganos como el corazón y pulmones. Yang se asocia con el calor y áreas como los intestinos y el estómago.
El Dr. Yang menciona que debido a nuestro estilo moderno de vida sedentario, muchos de nosotros estamos fuera de equilibrio con demasiado yin y sin suficiente yang. No tenemos utilizada nuestra energía yang porque no nos levantamos lo suficientemente temprano (cuando la energía yang está en su apogeo), ni salimos lo suficiente al aire libre.
Él también señala que cuando consumimos alimentos grasos, azucarados o lácteos, ellos generan lo que la medicina china llama “humedad” en el cuerpo, y la humedad atrapa a la energía yang.
Sin suficiente yang para equilibrar a todo lo del yin, nuestro metabolismo disminuye y nos conduce a la fatiga y al aumento de peso.

Cuerpo y Alma

La última sección del libro es acerca de espiritualidad, que es la raíz de la medicina y cultura tradicional China.
El Dr. Yang cree que la salud espiritual de uno determina la salud psicológica y ella determina la salud del comportamiento. Naturalmente, se deduce entonces, que la propia salud del comportamiento afectará a la salud física. “Puesto que todos ellos están interconectados, al no abordar la salud espiritual, todo lo que hacemos es sólo rasgar la superficie”, dijo el Dr. Yang.
Otra forma que a él le gusta explicar es que la salud espiritual se compara con el chofer de un coche — nuestra alma es el chofer y el coche es nuestro cuerpo.
Enfatiza en el libro, que la práctica espiritual es la percepción del mundo de uno, la comprensión de la relación de uno con el universo y con los poderes superiores. Lo que escogemos cada día y a cada momento, es lo que realmente determina nuestra espiritualidad y salud espiritual.
Fuente: La Gran Epoca

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...