Principal obstáculo del mercado verde: su rentabilidad

El mercado de bonos verdes tiene potencial en México, aunque se tienen que llevar a cabo acciones para impulsarlo de forma adecuada y cuidar la rentabilidad, coincidieron inversionistas del sector.

El mercado de bonos verdes tiene potencial en México, aunque se tienen que llevar a cabo acciones para impulsarlo de forma adecuada y cuidar la rentabilidad, coincidieron inversionistas del sector.
“La pregunta es si las rentabilidades son las adecuadas, precisamente para premiar o castigar las tasas de retorno de esas inversiones. Si invertir en proyectos verdes va a ser para las inversiones más conveniente desde el punto de vista estrictamente financiero”, destacó Tonatiuh Rodríguez, director general de Afore XXI Banorte.
Agregó -durante su participación en la presentación del estudio sobre el estado del mercado internacional de bonos verdes del 2016 en su edición en español, donde también se anunció la emisión del bono verde en pesos mexicano de Nafin- que en un entorno de bajas tasas de interés se priorizan los retornos sobre otros parámetros de inversión, lo cual llega a ser desafiante a la hora de seleccionar el proyecto.
Una inversión verde tiene el mismo riesgo que cualquier proyecto, por lo que el trabajo se tiene que analizar adecuadamente e incorporar el factor de sustentabilidad y las repercusiones que traería el no ser verde.
“Más allá de favorecerlo, comenzar a penalizar a quienes no lo tengan (el bono verde), porque creemos que el tema de sustentabilidad climática en el largo plazo, igual que el gobierno corporativo, es algo que tiende a hacer inversiones y que tienen probabilidad de cumplir en el tiempo”, dijo Sabina Chávez, especialista en estrategia de inversión de Sura.

Claro potencial

Yamur Muñoz, director de Financiamiento y Capital de HSBC, agregó que los bonos verdes tienen potencial y el que proyecta emitir Nafin será exitoso. Añadió que en México lo que falta es voluntad para desarrollarlos.
“El hecho de clasificar como verde para una emisora o un banco no es un proceso complicado ni tan costoso. Es una cuestión de voluntad para invertir un poco más de tiempo para realizar el proceso. Es un costo adicional que tampoco es demasiado grande, de parte de una calificadora externa que te valide”, explicó.
Destacó que para potenciar el mercado de bonos verdes en México se requiere que las autoridades generen iniciativas que beneficien fiscalmente a las emisoras: “Algo que podría ayudar mucho a detonar esta evolución de bonos verdes en México es algún tipo de incentivo fiscal por parte del gobierno, si eventualmente se quiere que estos proyectos exploten”, comentó Yamur Muñoz.
Para Antonio Castaño, jefe de Mercados de Crédito de BBVA Bancomer, los inversionistas están interesados en la emisión de este tipo de bonos, aunque se fijan en el emisor más que en la colocación.
“Más que pensar que es verde o no, hay que saber que es Nafin quien coloca, saber que el rendimiento tiene una curva determinada; entonces, queremos ese bono, como siempre queremos el bono de Nafin”, dijo.
Agregó que se generará una sobredemanda de este tipo de bonos, por lo que su rendimiento podría ser más bajo.
Nafin inició la promoción del bono verde por 2,000 millones de pesos.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...