Hersheypark: el lugar más dulce y divertido

El parque de atracciones ofrece emocionantes montañas rusas y machinas en un ambiente único


Visitar Hersheypark es, para muchos amantes del chocolate, lo que sería para un niño la visita a una juguetería, con la única diferencia de que en este enorme parque de atracciones no solo podrás disfrutar de la constante presencia de las marcas como Kisses, Reese’s, Jolly Rancher, Twizzlers y las barras de chocolate Hershey’s, sino que también te divertirás con la gran infraestructura que tiene.
Localizado en el pueblo llamado Hershey, este parque fue creado en su inicio como un lugar de entretenimiento para los empleados de la fábrica de chocolates a principios del siglo XX. Su crecimiento hasta lo que conocemos hoy día ha sido lento, pero muy efectivo. A tal punto de que el parque a las afueras de la capital de Pensilvania, Harrisburg, es un centro de peregrinaje para cientos de miles de estadounidense, quienes viajan anualmente para pasarla bien. Hersheypark está hecho para que sea el deleite para niños y adultos por igual. Sin embargo, sus protagonistas son las 13 montañas rusas montadas en los rincones del parque.
Montañas rusas
En total, este parque cuenta con nueve montañas rusas para personas que tengan una altura mayor de cuatro pies y medio. Tres de ellas son en madera y el resto en metal. Como es de esperarse, cada una de ellas tiene su propia personalidad, su nivel de temeridad y brindan sensaciones completamente diferentes. Las más famosas y con más filas de espera son, en orden de intensidad: 
- Skyrush. Una montaña rusa con carritos con filas de cuatro. Los dos asientos del centro van sobre los rieles, mientras que las dos personas de las esquinas van más abajo y con los pies colgando. Skyrush acelera hasta 75 millas por hora y llega a generar hasta 5 G en algunas curvas. La sensación de ir sentado en el aire agarrados solamente de la cintura es espeluznante.

Montaña rusa Skyrush, Hersheypark
(Foto: Suministrada)

- Fahrenheit. Esta atracción sube a sus pasajeros en un ángulo de 90 grados hasta 121 pies de altura y los baja a toda velocidad en un ángulo de 97 grados. La bajada es escalofriante y te hará gritar.

Montaña rusa Fahrenheit, Hersheypark
(Foto: Suministrada)

- Sidewinger. Esta atracción comienza con los carritos moviéndose en reversa sobre una gran rampa hasta quedar suspendidos mirando hacia abajo. Una vez inicia, los pasajeros darán tres vueltas boca abajo hasta que llegan a una subida similar en la que se empieza y donde se detiene el carro abruptamente. Luego de varios segundos mirando al suelo, el carro sale disparado de espaldas y completa el mismo trayecto pasando por las tres vueltas nuevamente.
- Lightning Racer. Esta montaña rusa de madera simula una carrera entre dos series de carros, los cuales suben simultáneamente y completan el trayecto total hasta que se encuentran en el final de la atracción para declarar el ganador de la “carrera”.
- Laff Track. Desde afuera, esta atracción cerrada luce bastante inocente. Una vez adentro, la oscuridad y los llamativos colores hacen que la experiencia sea divertida. Sin contar que cada carrito de cuatro personas, sentadas mirando hacia lados opuestos, va girando en su centro de gravedad durante toda la montaña rusa.
Otras montañas rusas a destacar incluyen SooperDooperLooper, Wild Cat, Great Bear, Comet y Storm Runner.
Parque acuático
Una de las últimas adiciones al Hersheypark, a finales de la década pasada, fue un parque acuático. El mismo no requiere una entrada adicional, ya que está dentro de las inmediaciones entre el resto de las atracciones. 

Parque acuático, Hersheypark
(Foto: Suministrada)

Este parque acuático incluye una piscina de olas, un río loco, seis chorreras grandes para lanzarse solo o acompañado en unas balsas, una piscina para correr encima de un morey boogie, así como áreas para niños con chorritos y un área para adolescentes y adultos con chorreras, cubos gigantes que se llenan de aguas y puentes que unen cada una de las torres. Esta área puede tomar medio día hasta un día completo, dependiendo de la cantidad de personas que haya en el parque ese día. 
Otras atracciones
Como todo parque de atracciones hay rides para todas las edades. Hay  un carrusel, carritos locos, un pequeño tren, estrellas en forma de cubos y sombrillas levadizas, entre muchos otros. Le siguen atracciones hechas para niños más grandes, pero que todavía no puedan montarse en las montañas rusas más fuertes. Esto incluye una serie de machinas similares a las que se encuentran en ferias o verbenas, pero con un twist diferente. Hay montañas rusas menos fuertes, pueden guiar unos carros tipo go karts, una estrella gigante desde donde se ve todo el parque, así como de varios rides que van sobre agua y las personas flotan dentro de unos barquitos. Todas están distribuidas por el parque, de manera que en cada rincón siempre haya algo para los visitantes.

Hersheypark
(Foto: Shutterstock.com)

Como en todo parque de atracciones, no pueden faltar las áreas con tiendas, restaurantes y postres. Como es de esperar, los chocolates y todas las marcas que crean Hershey están presentes en todas las mercancías, camisetas, toallas y souvenirs que se pueden comprar a lo largo y lo ancho del parque. 
Hershey’s Chocolate World
Como parte de la visita al parque, debes hacer una parada obligatoria dentro del enorme edificio conocido como el Hershey’s Chocolate World, que se encuentra justo antes de la entrada principal del parque. Adentro no solo encontrarás una gigantesca tienda, que es el sueño de cualquier fanático de los chocolates, sino también un espacio que ofrece la oportunidad de conocer más en detalle la historia de la compañía Hershey, así como del proceso de producción y creación de las barras de chocolate. Este tour fue renovado a principios de este año. Si esto no te satisface completamente, tienes la opción, por un precio adicional, de crear tu propia barra de chocolate. Una experiencia que vale la pena vivir, sobre todo para  los más pequeños, quienes se quedarán asombrados de todo el proceso.
Historia
Lo que se conoce hoy día como Hersheypark no se parece en nada a lo que era cuando fue inaugurado en 1907. La idea original del magnate Milton S. Hershey era que los empleados y los familiares que trabajaban en la fábrica de chocolates de The Hershey Chocolate Company encontraran un espacio rodeado de árboles y lagos en los cuales pudieran pasar su tiempo libre, así como los fines de semana. Esto se unió a toda una comunidad creada alrededor de la fábrica que incluía casas, escuelas, hospitales y tiendas, entre otros.
En un principio, el parque contaba con enormes áreas verdes rodeadas de lagos y veredas. Con el paso de los años, se le han ido añadiendo atracciones e instalaciones, como un carrusel, canchas de tenis y un anfiteatro para espectáculos, entre otros. A medida que fueron pasando las décadas, se fueron agregando las montañas rusas y todo tipo de maquinaria para el entretenimiento de grandes y chicos. No fue hasta el 1971 que la empresa decidió pasar de ser un parque local a convertirse en uno nacional. Lo primero que hicieron fue dejar de cobrar las atracciones con un precio individual para cobrar un boleto que incluyera todas las atracciones. Desde ese punto en adelante, la historia del Hersheypark cambió para siempre hasta convertirse en uno de los mejores parques de atracciones en Estados Unidos.

Hersheypark
(Foto: Suministrada)

Cómo llegar
Llegar hasta este parque es toda una experiencia que vale la pena recorrer. Sus campos verdes y amplios, llenos de sembradíos de maíz y otros plantíos, permiten experimentar paisajes fuera de lo común dentro de nuestro diario vivir en la isla. Esto se acompaña de fincas, con las típicas casas y graneros blancos y rojos, que uno se va encontrando en el camino entre colina y colina. 
Para llegar hasta Hershey hay que hacerlo en auto. Desde Harrisburg, puedes llegar al parque en unos 20 minutos. En cambio, si viajas desde Filadelfia o desde Baltimore, te puede tomar cerca una hora y 50 minutos. 
Como es de esperarse, el área está acondicionada con hoteles de toda escala de precio, incluyendo tres del propio parque: The Hershey Hotel, el Hershey Lodge y el Hersheypark Camping Resort. Todos están equipados con piscinas, restaurantes y todas las amenidades esperadas de los hoteles en su categoría. 
En el caso del Hersheypark Camping Resort puedes alquilar una cabaña o espacio para aparcar una casa rodante (RV, por sus siglas en inglés) a un precio módico. 
A las afueras del parque, y a una distancia prudente, se encuentran hoteles de cadenas como: Hampton Inn, Travelodge, Best Western, Hilton Garden Inn y Holiday Inn, entre muchos otros.
Fuente: El Nuevo Dia

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...