Las claves de una entrevista de trabajo exitosa

Las entrevistas de trabajo son la última instancia en el proceso de selección y por tanto, la más definitoria. Cómo actuar, qué vestir, qué preguntar y qué no decir es clave para ser seleccionado.
 
 
 
En las entrevistas de trabajo, los reclutadores no pasan ningún detalle por alto. Responder con sinceridad, sobresaltar tus habilidades, saber escuchar y responder son consejos vitales si quieres ser considerado para el empleo luego de la cita.
Además, debes ir preparado. Para esto, debes indagar en el perfil de empleado que busca la compañía y las características de la misma para que, a la hora de contestar, puedas adaptar tus respuestas a sus requerimientos.
Además, de acuerdo a información consignada en el portal Trabajando.com, hay ciertas acciones que tienes prohibido hacer tales como hablar mal de tu jefe anterior, llegar tarde a la cita, vestir desalineado, preguntar por el sueldo y tus días de vacaciones en el primer encuentro o presentar un currículum vitae extenso y repleto de faltas ortográficas.
Lo ideal es que contestes solo lo que te preguntan y que luzcas como alguien sereno pero activo y con ganas de trabajar.
También son valorados por los reclutadores aquellos jóvenes con ganas de aprender, que desean trabajar en equipo y aplicar sus conocimientos aprendidos en la universidad. Ten esto en cuenta a la hora de resaltar las tareas en las que eres bueno y contar tu experiencia laboral.
Para que vayas más preparado a la entrevista con el reclutador de personal, te proponemos conocer las preguntas más difíciles que pueden llegar a hacerte para que, incluso en esos casos, puedas salir airoso de esa instancia.
1. ¿Por qué te fuiste de tu otro empleo? Especialmente si fuiste despedido de tu anterior empleo, prepara con antelación una respuesta que de una buena imagen de ti y que, ante todo, sea verdadera.
2. ¿Por qué te interesa nuestra empresa? Si sabes a qué se dedica la compañía y el perfil de trabajador que están necesitando, responder a esa pregunta es muy sencillo. Para ello deberás resaltar cómo tus habilidades podrían servir a la firma.
3. ¿Qué hiciste bien en tu otro puesto? Debes ser conciso pero explicar con ejemplos concretos en qué eres bueno.
4. ¿Cuáles son tus fortalezas? Piensa en aquellas características que te hacen un buen profesional en tu área. Y nunca digas nada negativo.
5. ¿Cuál sería tu empleo ideal? En este caso será bueno que hagas mención al puesto vacante.


0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...