CIA estudia técnicas para manipular el clima

La Central de Inteligencia de los Estados Unidos y la Academia Nacional de Ciencias iniciaron una investigación para transformar el medio ambiente y frenar el cambio climático
 
El revolucionario proyecto que intentará aplicar la geoingeniería a la manipulación del clima demandará 21 meses de investigación. Será el primero que realiza la Academia Nacional de Ciencias (NAS) enteramente financiado por la CIA y otras agencias de seguridad, que aportarán 630 mil dólares, según informa la revista Mother Jones, especializada en cuestiones medioambientales.
El estudio tendrá, además, otros objetivos: identificar las distintas maneras en las que el ser humano incide sobre los patrones climáticos, evaluar el potencial peligro que supone la alteración del clima y considerar las implicancias que eso puede tener para la seguridad nacional.
"Un comité ad hoc dirigirá la evaluación de un limitado número de técnicas de geoingeniería, incluyendo la manipulación de la radiación solar y la extracción de dióxido de carbono, y comentará los potenciales impactos de desarrollar estas técnicas, incluyendo posibles riesgos medioambientales, económicos y de seguridad nacional", explica la NAS en su página web.
Por ejemplo, las técnicas de manipulación solar suponen bombear partículas a la estratósfera para reflejar hacia fuera los rayos solares que intentan ingresar a la Tierra. El supuesto es que esto permitiría un enfriamiento global que podría contrarrestar el efecto invernadero.
Tornados y huracanes se desatan cada vez con mayor potencia y consecuencias
Pero si la central de inteligencia más poderosa del mundo se involucra en un proyecto de estas características no es sólo para prevenir el calentamiento global, tema frente al que están mejor preparadas otras instituciones. Lo cierto es que aquello que hasta hace algunos años parecía un burdo mito, es cada vez más verosímil: el rol de la manipulación climática en las guerras del futuro.
Desde Vietnam, donde se intentó generar lluvias artificialmente para modificar los escenarios de combate, hasta los posteriores esfuerzos por modificar el comportamiento de los huracanes utilizando yoduro de plata, la pretensión de utilizar los fenómenos climáticos como armas de guerra ha sido una tentación de muchos países.
Por eso, la preocupación de las principales agencias de seguridad de los Estados Unidos es comprender cabalmente el alcance de estas técnicas, que al no estar reguladas y ser relativamente baratas, pueden y son utilizadas por infinidad de actores en todo el mundo. Muchas veces, con objetivos peligrosos.

Fuente: INFOBAE

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...