Báñate en un castillo de algodón

Pamukkale, en Turquía, resalta sus cascadas petrificadas de blanco puro
 

Sobre un acantilado de 200 metros de altura se desparrama algo que parece hielo o espuma, pero no lo es. Son cascadas petrificadas de inmaculada blancura que atraen a viajeros para curar sus dolencias o simplemente para darse un chapuzón.
 
De un manantial brota agua a 35°C, que forma pequeñas albercas escalonadas, unas nueve, de color turquesa, indispensables para refrescar a los bañistas durante la temporada de calor.
 
Su formación se debe a la concentración de cal, debido a la evaporación de gas carbónico, además de cuarzo y mármol. Pocos lugares en el mundo se le parecen, como las fuentes termales de Mammoth, en el Parque Nacional de Yellowstone, Estados Unidos o Hierve el Agua (nuestra versión oaxaqueña).
 
Después de un chapuzón y de una serie fotográfica de Pamukkale, que en turco significa "castillo de algodón" (debes incluir un atardecer de reflejos rosados sobre la piedra), dedica un rato a visitar las ruinas de la antigua Hierápolis, una villa de descanso fundada en el 190 a.C. Desde entonces ha sido considerada un centro turístico, famoso por sus aguas termales que, se dice, tienen propiedades curativas. Toda el área fue declarada Patrimonio de la Humanidad.
 
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
Dedica un rato a visitar las ruinas de la antigua Hierápolis, su teatro -que aún ofrece presentaciones-, un templo dedicado a Apolo, una iglesia bizantina y la necrópolis. Junto al templo está Plutonium, la entrada a los infiernos, una cueva en la que abundaban gases venenosos.
 
Si aún no quedas convencido de la grandeza que puede tener esta maravilla, contrata un recorrido en globo aerostático. El mejor momento es durante el atardecer, verás como el color de la roca cambia de blanco a azul hasta llegar al rosado. Después de aterrizar se improvisa un picnic con vinos. Costo: 99 euros por persona. www.tours4turkey.com
 
Otra expedición recomendada es la visita a Aphrodisias, antigua capital de la provincia de Lidia, a una hora de Pamukkale. Edificios de mármol adornan el valle tapizado con almendros y álamos. Recorre los muros de defensa, el templo de Afrodita, el Tetrapylon, el Odeón, el Palacio Episcopal, Agora, los baños de Adriano, el teatro, el estadio y el museo de Afrodisias. Todo en un tour privado que incluye almuerzo en un restaurante local. Las salidas son desde Pamukkale. Costo: 170 euros por persona. www.goreme.com
CÓMO LLEGAR
Vuelos desde Estambul a Denizli. El tiempo estimado es de una hora. Pamukkale se encuentra a media hora de esta ciudad. Hay autobuses con rumbo a las cascadas. También pueden llevarte taxis colectivos.
 
EN LÍNEA
 
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
 
 

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...