LAN realiza vuelo con biocombustibles en Colombia

Ayer a las 10:30 de la mañana el avión A 320 de LAN con 174 pasajeros a bordo se parqueó en la cabecera de la pista del aeropuerto Eldorado de Bogotá, para dar inició al primer vuelo experimental utilizando una mezcla de 30% de combustible biodiesel y el 70% restante del tradicional Jet A1, con lo cual se busca concientizar a la industria de la necesidad de invertir para migrar hacia los biocombustibles y contribuir a conservar el ambiente.
 
 

 
La compañía adquirió bonos de carbono en Perú y esperan extender esta práctica en Colombia, Argentina, Ecuador, Brasil y Chile.
 
 
 
Si bien este tipo de experimento ya lo había hecho LAN en un vuelo comercial entre Concepción y Santiago de Chile y en un sobrevuelo en Río de Janeiro, el nerviosismo de los pasajeros era evidente, a tal punto que cuando el piloto Diego Ospina aceleró a fondo y levantó el armatoste de 65 mil kilogramos, tímidamente se escuchó en la parte intermedia de la aeronave un aplauso que se extendió a lo largo de la aeronave.
 
Y no era para menos, era la primera vez que en Colombia se hacia este vuelo. Ya en el aire, a una velocidad de crucero, los pasajeros se deleitaron con un café y se olvidaron que iban en vuelo de prueba, pero a pocos minutos de llegar al aeropuerto Rodrigo Bonilla Aragón de Palmira, la turbulencia despertó el miedo entre los viajeros, pero éste terminó cuando se sintió la fricción de las llantas de la aeronave con la pista, y de nuevo se sintió el aplauso desde la cola a la cabeza del avión.
 
El primer intento había sido un éxito y ahora venía la celebración en tierra, con ministro de Ambiente, director de LAN Colombia y la gerente de la marca País.
 
La zozobra se olvidó y vinieron las explicaciones de la operación que con 30% de Camelina, una planta de origen asiático que ya se produce en el país y que de tener aceptación entre los industriales productores de biocombustibles de Colombia, podría no solo abastecer el mercado local, sino el internacional y de esta forma contribuir a reducir la emisión de dióxido de carbono del transporte aéreo en el mundo, pero luego de sentir que el armatoste, de más de 65 mil kilogramos se levantó volvió la calma.
 
Esta iniciativa que necesitó cerca de un año de maduración para hacerse realidad, mientras que las autoridades aeronáuticas colombianas comprobaban la efectividad de la mezcla, es la oportunidad para que la industria local dé el paso hacia los biocombustibles, a pesar de que hoy es seis u ocho veces más costoso que el Jet Full Oíl, sostuvo el CEO de LAN, Ignacio Cueto, quien finalmente no pudo acudir a esta cita.
 
En diálogo anterior con Cueto, el empresario reconoció que la aviación como otros medios de transporte es un contaminante importante y que los 330 aviones que componen Latam (por la unión de LAN de Chile y TAM de Brasil) una de las flotas más grandes del mundo, tiene responsabilidad en la huella de carbono que dejan los aviones y que por esta razón están trabajando en concientizar a los industriales y a las aerolíneas para migrar a los biocombustibles a pesar de su elevado costo.
 
"La meta del grupo Latam es incorporar el 1% de biocombustibles en todas sus operaciones al 2020, ejercicio que está en línea con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que en el 2005 se propuso reducir en un 50% la emisión de dióxido de carbono", recalcó el empresario chileno que le apostó a venir al mercado colombiano como el resto de empresarios de sus país que vieron en Colombia un potencial en muchos sectores.
 
Países como Colombia, que tiene un sinfín de oportunidades, dada su ubicación geográfica, su clima y su potencial en biocombustibles debe apostarle a este proceso, que ya inició con el visto bueno de sus autoridades aeronáuticas para esta iniciativa que sin duda abrirá este mercado.
 
La compañía adquirió bonos de carbono en Perú para mitigar los daños que produce al medio ambiente y esperan extender esta práctica en Colombia, Argentina, Ecuador, Brasil y Chile, lo que la convierte en la pionera es esta intención de mitigar los daños que genera la operación de sus aviones.
 
El vuelo. El director de LAN Colombia, Hernán Pasman, señaló que el Airbus A320 fue tanqueado en Bogotá con 7.500 galones de combustible, de los cuales 2.500 se fabricaron en una biorefinería de Houston a base de Camelina y se trajo en barco hasta Buenaventura. El 70% restante correspondió a Jet A1 que comercializa Terpel.
 
El colombiano Enrique Guzmán, gerente de Medio Ambiente de LAN fue el encargado de adelantar el proceso que ya se había realizado y que se seguirá haciendo en otros países para seguir el proceso que termine porque las aerolíneas migren a este combustible limpio.
 
Guzmán explicó que el galón de Jet A1 se compró a US$3,15, mientras que el de Camelina costó US$25.
 
El presidente de la Federación de Biocombustubles, Jorge Becdeck calificó de positivo esta iniciativa, pero señaló que será necesario la vinculación de empresarios y del Gobierno.
 
Hoy el país produce 500 mil toneladas de palma y para el próximo año llegará a 730 mil toneladas, reclacó.
 
Entre tanto la presidente de Terpel, Silvia Escovar señaló que esta iniciativa abrirá la puerta a una industria que no competirá con la cadena alimenticia.
 
LAN gana espacio. Si bien este tipo de prácticas es importante para la compañía, los negocios en Colombia han alcanzado resultados muy positivos en el corto tiempo que lleva en el país.
 
Luego que LAN llegara al país a hacerse al frente de una compañía incipiente, hemos comprobado que hay un gran mercado, a tal punto que el año pasado movilizamos 3 millones de pasajeros y para el cierre de 2013 tendremos un millón más. "Atrás quedó el fantasma de Aires, con un historial de quejas, ahora de Aires solo queda el cascaron".
 
Cueto no se cansa de decir que está en un mercado muy competitivo ya que hay aerolíneas muy eficientes y que por ello deben tener un plus adicional en la que el pasajero fije su atención y que mejor que el respeto por el medio ambiente.
 
"Tenemos 24 aviones con los cuales operamos 20 destinos y esto nos ha permitido el desarrollo turístico, la integración y la democratización de posibilidad de volar con los estándares de la mejor aviación del mundo, con seguridad y dignidad para los usuarios" recalcó Ignacio Cueto.
 
"Creemos en Colombia, en sus autoridades en la solidez de su economía y en el mejoramiento de la seguridad, por ello le seguiremos apostando a Colombia y un ejemplo es este vuelo con biocombustibles, el segundo comercial luego de la operación entre Concepción y Santiago", indicó.
 
 
 
 

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...