¿La bolsa?, los chinos invierten en hongos

BEIJING—Durante generaciones, los hombres chinos que buscaban una dosis de vigor tenían una fe ciega en un remedio tradicional: hongos cosechados de orugas muertas, conocidos por estos días como el viagra del Himalaya.
Ahora, los inversionistas chinos están usando el extraño hongo para tratar de estimular algo más—la rentabilidad de sus inversiones. Los precios del hongo se han duplicado en los últimos dos años y el de mejor calidad se vende ahora por más de US$11.500 la libra, de acuerdo con Industrial Securities, una firma de corretaje con sede en Fuzhou.
Caterpillar fungus used to boost sexual virility is just one of the latest alternative assets for Chinese investors. The WSJ's Deborah Kan talks to Dinny McMahon.
En vista de que las acciones chinas están a la baja, los mercados inmobiliarios se han estancado y los depósitos bancarios ofrecen una rentabilidad ínfima, los inversionistas chinos buscan ayuda en lugares extraños. Además de los medicamentos tradicionales, están inyectando dinero en mercados relacionados con el arte, licores artesanales, muebles de caoba y jade (un mineral), entre otra clase de activos exóticos.
CBubbles
Beijing Googut Auction House
Caja de Baijiu, un licor autócotono, que alcanzó una valuación de US$8.300 en diciembre.
"En un nivel micro, ha aparecido la especulación", dice Long Xingchao, presidente del centro de información de la Asociación de Medicina Tradicional de China. La entidad dice que los precios de las medicinas tradicionales se han incrementado desde 2010, en parte debido a los especuladores. Long insiste, sin embargo, que no se está formando una burbuja de precios. "No hay nada que vaya a estallar", afirma.
Para aprovechar el entusiasmo, han surgido en el país novedosas plataformas de negociación. El año pasado, Nanjing Pharmaceutical Co. estableció una bolsa para la compra y venta de medicinas tradicionales como el cuerno de venado. En noviembre extendió las horas de negociación, de manera que los inversionistas pudieran operar cuando llegaran a su casa.
También han surgido plataformas para comprar y vender participaciones en obras de arte individuales. En la ciudad de Tianjin, a mediados del año pasado, un vendedor no identificado emitió alrededor de 30 millones de acciones de una pintura llamada Eternal Lotus Wind, a un precio inicial de 1,62 yuanes cada acción, alrededor de 25 centavos de dólar. A los dos días, los inversionistas habían llevado las acciones 52% al alza, valorando la pintura en cerca de US$11,5 millones. Luego, comenzaron a bajar y ahora las acciones se cotizan 36% por debajo del precio de la oferta inicial.
Los inversionistas también se están inclinando por las bebidas. Maotai —la variante más popular de un licor autóctono llamado baijiu, alguna vez favorito del presidente Mao— ahora se vende por más de US$300 la botella, el doble del precio de hace un año.
"En el pasado, el baijiu era sólo para el consumo", dice Liu Xiaowei, presidente de la casa de subastas Beijing Googut Auction Co., que en diciembre llevó a cabo una subasta de baijiu. "Pero ahora es también una pieza de colección y de inversión", señala.
Los bancos chinos se están sumando a la acción. Industrial & Commercial Bank of China Ltd., el mayor prestamista chino de propiedad estatal por activos, estableció un fondo para que los clientes inviertan en té rojo, uno de los de mayor calidad. La entidad promociona la oportunidad como una inversión de bajo riesgo. China Merchants Bank Co. tiene la intención de permitir que algunos clientes negocien diamantes a través de su sitio web.
El problema para los inversionistas chinos es que la rentabilidad se ha evaporado de los mercados tradicionales. Los bienes raíces fueron alguna vez la inversión favorita en China, pero los esfuerzos del gobierno para contener los costos de las viviendas condujeron al estancamiento e incluso al declive de los precios en algunas ciudades. La bolsa de Shanghai, el principal mercado bursátil chino, ha caído cerca de 20% desde comienzos de 2011. Las tasas de interés pagadas sobre los depósitos bancarios son más bajas que el ritmo de la inflación, lo que quiere decir que los ahorradores efectivamente pagan a los bancos por el privilegio de administrar su dinero.
"Realmente, hay muy pocos canales de inversión", dice Ren Jun, un joven empresario de medios de comunicación con inversiones en arte contemporáneo, antigüedades, oro y plata. "Es por eso que trato de obligarme a ser valiente e intentar nuevas opciones", añade.

 Fuente : ( WSJ )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...