Plásticos biodegradables no se degradan

l deseo de evitar que se siga afectando los océanos ha hecho que surjan una serie de iniciativas para protegerlo, entre las cuales hay desde las más conservadoras como evitar ensuciar las playas o reducir el consumo de bolsas, hasta las más pintorescas como los bikinis que absorben residuos y limpian los océanos. No obstante, no todas estas acciones funcionan como deberían.
Larger plastic
Uno de esos casos es el de las bolsas biodegradables. Precisamente, los principales científicos medioambientales del United Nations Environment Programme, recientemente han advertido que las bolsas y botellas conocidas como biodegradables no son realmente eficaces para combatir la contaminación puesto que no llegan a desintegrarse por completo. Así lo refiere The Guardian en su artículo “Biodegradable plastic “false solution” for ocean waste problema”.
“Es bien intencionado pero errado. Muchos de los plásticos llamados biodegradables, como las bolsas para compras, solo se desintegran a 50°C y el océano nunca llega a tener dicha temperatura. Además no flotan, de manera que se hunden y no se exponen a los rayos UV, lo cual impide que se deshagan”, señala Jacqueline McGlade, jefa del UNEP.
Así mismo, en la Asamblea de Nairobi para las Naciones Unidas, donde 170 países se reunieron para hacer una resolución sobre microplásticos, McGlade añadió que se han encontrados residuos plásticos en zonas alejadas como las Islas Chagos (Océano Índico).
El informe de las Naciones Unidas concluyó que la presencia de residuos plásticos es ubicua en el océano. En el 2014, más de 300 mil toneladas de plásticos fueron producidas y, de continuar con esta tendencia, para el 2050 se habrán producido alrededor de 2000 millones de toneladas.
Por otro lado, el mismo medio refiere, en otro artículo (Microplastic: which beauty brands are safe to use?), que las medusas están usando plásticos como hábitats y medios para expandir sus rangos. Esto implica un riesgo para el plancton, del cual se alimentan, y para los peces que los consumen también.
La recolección y el reciclaje de plásticos sería la mejor opción de no ser, como señala McGlade, por los aditivos que estos contienen y que hacen difícil de reciclar y muy dañinos para el medio ambiente.
Es importante tomar conciencia de todo eso y hacer algo al respecto. Reducir el uso de productos plásticos debe ser un factor de prioridad en el día a día de cada persona. Solo nosotros somos responsables de los residuos que generamos y solo nosotros podemos controlar la cantidad de deshechos que, finalmente, son arrojados al océano.
El Perú, por supuesto, no es la excepción. A diario, los ríos son contaminados, no solo con residuos como bolsas y botellas, sino también con detergentes y materiales tóxicos, resultado del uso inadecuado de las aguas por las personas que viven al borde de los ríos y las actividades extractivas, la construcción y también la industria.
No nos quedemos en las palabras, actuemos y hagamos el cambio.
Fuente:Proexpansion

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...