El Gobierno de Irlanda anima a trabajar hasta los 70 años

Irlanda está resuelta a resolver el sudoku de las pensiones incentivando a los ciudadanos a trabajar más allá de los 65 años. Su objetivo necesita ineludiblemente de la colaboración del sector privado, por lo que el Gobierno apelará a las empresas a animar a sus trabajadores a continuar para mejorar sus ingresos en el retiro y disfrutar de "años productivos".
En la presentación de un informe interdepartamental en la materia, el ministro de Gasto Público apeló a que las tendencias del ámbito público y del corporativo se mimeticen, una ambición para la que el Estado ha fijado sus expectativas: aquellos funcionarios incorporados desde 2013 no tienen hasta los 70 la barrera de jubilación obligatoria.
Tras la batería de reformas promovida para hacer frente a la "paulatina presión" de las asimetrías entre la recepción de pensiones y la edad de retiro, aquellos miembros de la Función Pública que alcancen los 65 años y no quieran continuar tienen la posibilidad de solicitar las prestaciones por desempleo hasta cumplir la edad a partir de la que tienen derecho a percibir las de jubilación.
El Gobierno de Irlanda es consciente de que esta solución sólo tendrá sentido si se extiende a la masa laboral en su conjunto, por lo que ha incentivado a los ciudadanos a evitar "problemas de ingresos" con su permanencia en el mercado laboral más allá del umbral de los 65 años.
No en vano, los 7.000 millones de euros que este año succionará la bolsa de pensiones públicas se elevará a los 8.700 millones en tan sólo una década si no hay cambios, incluso pese a que los datos tienen en cuenta ya el aumento del mínimo a los 68 años en 2028.
FUENTE: EL ECONOMISTA

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...