Nadal-Djokovic, una final anticipada en cuartos


Los dos mejores jugadores en tierra de la última década volverán a verse las caras. Esta vez será en Roma, donde en 2014 Djokovic privó a Nadal de su enésima victoria en una final a tres sets. Sin embargo, en el encuentro de este viernes (aproximadamente desde las 16:00 horas) no estará en juego el torneo, sino simplemente las semifinales. Los caprichos del sorteo han querido que este duelo estrella llegue antes de tiempo, pero no por ello será menos emocionante.
Para llegar hasta aquí Nadal tuvo que remontar un duro partido ante al emergente Nick Kyrgios . No lo tuvo mejor el serbio, que se encontró en el brasileño Tomaz Bellucci a un competidor complicadísimo que fue capaz de endosarle un 6-0 en el primer set. Djokovic tuvo que ponerse el mono de trabajo para terminar remontando (6-3 y 6-2).
Rafael Nadal celebra su victoria ante Kyrgios
Rafael Nadal celebra su victoria ante Kyrgios (Dennis Grombkowski / Getty)
Bellucci salió al partido a comerse el mundo. Ante el infalible Djokovic no valen medias tintas y el brasileño apostó por ser agresivo desde el inicio, pegando largo y con potencia desde el principio para gobernar a un Djokovic sorprendido. En un suspiro Bellucci logró llevarse el set. Todo le salía. Desde el fondo de la pista el serbio no era capaz de entrar en juego mientras veía como el brasileño no cometía un solo error.
Desde 2012, cuando lo logró Federer en Cincinatti, Djokovic no veía como alguien le endosaba un 6-0. La relajación inicial dio paso a la desesperación. Pero Nole es número uno del mundo por poseer una increíble capacidad de adaptación. Sólo tenía que encontrar el remedio, la fórmula para contrarrestar a un rival tan agresivo.
Al comienzo del segundo set Djokovic empezó a jugar con primeros saques para evitar los restos fulminantes y las subidas a la red de Bellucci. Eso le permitió ganar su saque por fin. Levantó los brazos en señal de victoria el serbio, que no se creía lo que lo que le estaba sucediendo. Bellucci siguió a lo suyo, pero arriesgar tanto le hizo encadenar varios errores en el cuarto juego y cedió el break.
El tenista serbio Novak Djokovic celebra su victoria
El tenista serbio Novak Djokovic celebra su victoria (Ettore Ferrari / EFE)
A partir de ahí Djokovic recuperó su solidez habitual desde el fondo de la pista para contener a su rival. Además empezó a ser él quien amenazaba el segundo saque del brasileño y no al revés. Un break fue suficiente para cerrar el segundo set, pero las fuerzas todavía parecían muy igualadas.
En el tercer set en número uno del mundo no permitiría más alegrías del brasileño. Cansado por la tensión, Bellucci ya no era capaz de dominar su saque como en el inicio y cometía demasiados errores. Djokovic había elevado el listón y ya no daba tregua. Un break en el primer juego era el preludio de lo que sería una de las victorias más trabajadas del serbio en los últimos tiempos. Eso sí, tuvo que dar lo mejor de sí mismo para lograrlo. Bellucci se dejó el alma en la pista
Si el brasileño ha sido un rival complicado, Nadal lo será más. Ante el manacorí no le valdrá regalar un set y enchufarse cuando el partido lo necesite, pues éste llega en su mejor momento de forma en dos años, con el orgullo herido y con la sensación de que tiene más que ganar que perder.


Fuente: La Vanguardia

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...