Los ecologistas alertan de la grave contaminación entre Seseña (Toledo) y Valdemoro (Madrid).

Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción denuncian que el vertedero ha sufrido un abandono de años, acumulando a cielo abierto estos recursos de caucho
 
 
 
Amigos de la Tierra y Ecologistas en Acción han advertido este viernes de la grave contaminación atmosférica que está causando el incendio del cementerio de neumáticos de Seseña (Toledo), y han coincidido en denunciar una pésima gestión de la Administración desde hace muchos años.

El vertedero ha sufrido un abandono de años, acumulando a cielo abierto estos recursos de caucho en lugar de establecer medidas para su reciclaje, explica un comunicado de Amigos de la Tierra.

Desde 2002, "la Administración ha seguido amontonando los neumáticos en la zona sin tener en cuenta las continuas advertencias de los riesgos ambientales, lo que ha hecho que sea el mayor cementerio de neumáticos de Europa", añade la ONG.

Pese a "la declaración de ilegalidad de la empresa gestora ya desde 2003, con múltiples expedientes abiertos, no ha sido hasta 2014 cuando las administraciones elaboraron un plan de reciclaje de los neumáticos y, sin embargo, hasta hoy no había dado soluciones adecuadas, debido al enorme volumen de neumáticos".

La contaminación que está provocando el incendio es "muy grave" y afecta a los vecinos de la zona, subraya Amigos de la Tierra.

Los neumáticos contienen más de 200 compuestos químicos diferentes, principalmente caucho natural, caucho sintéticos, pero también cuentan con agentes químicos como azufre, óxido de zinc o cadmio.

"Es un claro ejemplo de los riesgos asociados a una mala gestión de los residuos", opina Alodia Pérez, responsable de residuos y recursos naturales de Amigos de la Tierra, que recuerda que "la ciudadanía ya ha pagado una tasa de reciclaje cuando compró sus neumáticos por lo que es muy reprochable que la Administración no haya tomado cartas en el asunto mucho antes, evitando la tragedia".

Por su parte, Ecologistas en Acción recuerda que lleva alertando desde 2011 de los graves riesgos ambientales y para la salud de este vertedero, situado entre Seseña (Toledo) y Valdemoro (Madrid).

Coincide con Amigos de la Tierra en que los problemas de contaminación del aire que causa un fuego de estas características son "gravísimos".

Entre las sustancias que se emiten a la atmósfera se encuentran, según la Agencia de Medio Ambiente de EEUU, compuestos peligrosos como los hidrocarburos aromáticos policíclicos, los cancerígenos benceno y benzoapirenos, dioxinas, furanos y metales pesados.

"No es de extrañar, por tanto, que esta agencia recomiende que, ante un incendio de neumáticos, cualquier área expuesta a la columna de humo o sujeta a exposición por vientos cambiantes debería ser evacuada como medida de precaución".

Asimismo, el agua usada en la extinción del fuego arrastra los aceites y sustancias que liberan los neumáticos al quemarse, contaminando los cursos de agua con sustancias peligrosas, añade. 
 

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...