Código Ético Mundial para el turismo

El turismo es una actividad que gracias a sus elementos intrínsecos permite que los países que lo han acogido como parte de sus ejes de transformación social, hayan alcanzado índices muy alentadores de desarrollo económico, entregando a sus habitantes una mejor calidad de vida, de tal forma que con el pasar del tiempo, son más los países que se encuentran invirtiendo en esta actividad productiva, razón por la cual los Miembros de la Organización Mundial del Turismo (OMT), representantes del sector turístico mundial, delegados de los Estados, territorios, empresas, instituciones y organismos miembros decidieron crear el Código Ético Mundial para el Turismo, en vigencia desde el año1999, como una herramienta fundamental de referencia para el turismo sostenible y responsable a nivel mundial, basada en un conjunto de principios que orientan a los principales actores del turismo a maximizar los beneficios de los sectores ofertantes y a minimizar los posibles efectos negativos que puedan atentar contra la sociedad, el patrimonio natural y el patrimonio cultural. 

Lamentablemente este código no es considerado una herramienta jurídicamente vinculante, de tal forma que se incorpora como un mecanismo de aplicación voluntaria, por lo tanto se vuelve imprescindible que los estados miembros acojan este código como parte de su funcionamiento, en vista que por su naturaleza el turismo debe contener altos niveles de corresponsabilidad. 

En este contexto los estados miembros de la OMT en la última reunión celebrada el 26 y 27 de abril del año en curso, analizaron los logros alcanzados con este código, pero principalmente se han propuesto transformarlo, hasta el punto que sus artículos sean reconocidos como un elemento jurídico dentro del desarrollo de la actividad turística, para lo cual se prevé presentar el nuevo proyecto de texto en la vigésima segunda reunión de la Asamblea General de la OMT, que se celebrará en China, en 2017; acción que debemos esperar con mucho entusiasmo, en vista que el Turismo debe convertirse en una actividad integralmente responsable, para que a través de su desarrollo los países puedan hermanarse aún más gracias a la transmisión de conocimientos, cultura y saberes, elementos que son básicos dentro de la operación del turismo. 

El actual Código Ético Mundial del Turismo posee 10 principios que dentro de sus líneas expresan los argumentos necesarios para que esta actividad alcance altos índices de sostenibilidad en función de la corresponsabilidad de todos los estados miembros; dichos principios serán abordados en el próximo artículo, como un aporte a la iniciativa planteada en el seno de la OMT. (O) 


Fuente: El Heraldo

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...