Roma: Djokovic, con trabajo; lo espera Murray

ROMA -- Horas extras para Novak Djokovic (1º). En tres horas de partido, venció 2-6, 6-4, y 7-6 (5) a Kei Nishikori (6°) y está en otra definición en el Masters 1000 de Roma. Esperaba Andy Murray (3°), su vencido el último domingo en Madrid, que frenó la gran semana de Lucas Pouille (52°) .
Tras sobrevivir de una gran exigencia ante el nipón Nishikori, el número 1 del mundo buscará otro título. Foto marca.com
En la primera semifinal, Murray triunfó por 6-2 y 6-1, en solo una hora de partido, que incluso se vio interrumpido por lluvia durante algunos minutos en el primer set. En un duelo sin equivalencias, el escocés ganó 32 de los 37 puntos en disputa con su servicio y se llevó el quiebre en cada game de devolución que lo vio con chances.
Con récord de 11-2 en los Masters 1000 de arcilla de 2016 (final en Madrid, semifinales en Monte Carlo), Murray revalida su forma en esta superficie de cara a Roland Garros, donde llegará como segundo preclasificado.
Hasta 2015, de hecho, el escocés no tenía siquiera finales sobre clay en el circuito ATP. 12 meses después, ya registra cuatro (dos títulos), a la expectativa de lo que suceda este domingo. Allí precisamente tendrá rápida revancha ante Djokovic, su verdugo días atrás en Madrid.
El arranque del serbio ante Nishikori fue bien complejo. Molestias en uno de sus tobillos y desconcentraciones aprovechadas por el japonés, hicieron que el propio asiático pudiera llevarse el primer parcial por un contundente 6-2.
El segundo fue mucho más parejo, con Djokovic teniendo las mejores ocpiones para adelantarse, pero con Nishikori, a la altura de las circunstancias, impidiéndolo. Sin embargo, supo aprovechar la décima chance de quiebre en todo el partido, para el 6-4 que obligaba al tercer set.
Aquel quiebre, pareció ser el comienzo del fin para Nishikori. Porque Djokovic comenzó enfocado en el tercero, capitalizó un segundo quiebre, para llevarse cinco games en fila y adelantarse 3-0. Y hasta tuvo dos chances para ponerse 5-1. Sin embargo, el japonés recuperó la desventaja y se puso 4-4 para un final sin certezas. De ehcho, el serbio tuvo un match point cuando su rival sirvió 4-5 pero el japonés lo resolvió con un drive invertido. Ya en el tiebreak, Djokovic hilvanó cinco puntos en fila (del 1-3 al 6-3) para resolver el pleito 7-5.
En Roma, el serbio ha tenido un camino irregular, con evidente cansancio en el debut y recibiendo luego un 6-0 en contra tras cuatro años, en su triunfo contra el brasileño Thomaz Bellucci (37º), hasta que el viernes consiguió su séptima victoria en fila -y sin ceder sets- sobre el español Rafael Nadal (5º) en un partido espectacular.
Ganador de cuatro títulos en Roma y cinco en lo que va del año, Djokovic quiere llegar a los 30 en Masters 1000 para estirar el récord que ya posee en soledad.
Fuente: ESPN

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...