AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE ¿Carbono cero en 2050?

Así lo asegura un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en asociación con la Universidad Técnica de Dinamarca (PNUMA-DTU), en donde se marcan algunas vías para que la región alcance emisión cero de los gases de efecto invernadero netos a mediados de siglo.
¿Carbono cero en 2050?
En un comunicado, se explica que "aunque América Latina y el Caribe representan sólo el 10 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, la región está a la vanguardia de los esfuerzos mundiales para combatir el cambio climático", y destaca que eso se debe a políticas ambiciosas y específicas que se están implementando.

En el informe, titulado América Latina Carbono Cero: una vía para la descarbonización neta de la economía regional a mediados de siglo, se analiza cómo las intervenciones en cuatro sectores -la generación de electricidad, el transporte, el uso de la tierra y la industria, que en conjunto representan el 90 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero de la región- "podría hacer que la región sea carbono libre en menos de 34 años".

Según el representante director y regional del PNUMA, Leo Heileman, "la descarbonización ya ha comenzado en nuestra región", y precisa: "tomemos el caso de Costa Rica: en el último año su generación de electricidad se basa exclusivamente en fuentes renovables; o Brasil, Uruguay y Nicaragua, donde la transición a la energía renovable se está consolidando".

"Este informe indica que es factible lograr la eliminación total de las emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina y el Caribe con acciones concretas y audaces que pueden mejorar dramáticamente la calidad de vida de las personas", agrega.

Luego de destacar que la región cuenta con un potencial de energía renovable teórico cinco veces mayor que la demanda mundial, por lo que la propuesta está lejos de ser una proposición descabellada, se proyecta una electrificación masiva de transporte, en el que se incluye carreteras, ferrocarril y vías fluviales. Esta transformación, se asegura, podría ser posible si los avances tecnológicos, tales como baterías más eficientes, reducen los costes de almacenamiento de energía en un 14% cada año. 

En cuanto a la utilización del suelo, el estudio concluye que convertir los campos en drenaje en lugar de fuentes de gases de efecto invernadero será clave para la neutralidad de carbono para mediados de siglo. El desafío es enorme, teniendo en cuenta que las zonas forestales equivalentes a dos tercios de la totalidad de la superficie de Costa Rica se pierden cada año en la región.

El informe estima que el logro de emisiones cero de carbono para 2050 requeriría un completo fin a la deforestación, la reforestación de 50 millones de hectáreas y la restauración de 200 millones de hectáreas de tierras degradadas.

Esto puede parecer un esfuerzo titánico para la región en desarrollo, aunque se advierte que "las consecuencias de no actuar sobre el cambio climático podrían ser mucho más costosas", por lo que el informe estima que en 2050 las economías de América Latina y el Caribe tendrán que pagar 100 mil millones de dólares por los impactos relacionados con el cambio climático, como la degradación de los arrecifes de coral, el derretimiento de los glaciares o la pérdida de la productividad agrícola en zonas tropicales.

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...