RS no es filantropía

Con la serie de artículos que he venido desarrollando sobre la nueva norma ISO 26000 de Responsabilidad Social, espero haber contribuido con los lectores en clarificar lo que realmente implica este nuevo concepto para las organizaciones.



Más allá. La visión filantrópica que hoy en día tienen muchos jerarcas, y que erróneamente llaman responsabilidad social, si bien es muy loable, todavía dista mucho de una verdadera gestión de RS. Hoy es muy frecuente encontrar en las empresas que sus esfuerzos por ayudar a una escuelita, a un hospicio de huérfanos, o bien en el trabajo comunitario para limpiar las márgenes de un río contaminado, etc., con orgullo lo enmarcan como actividades de su programa de RS. Hoy queda claro que RS va mucho más allá y es un concepto integral, no un esfuerzo en solo uno o dos aspectos. Además, como toda norma de gestión, sus resultados deben ser medidos y mejorados continuamente. 

Así como hoy la calidad dejó de ser una ventaja comparativa para convertirse en un requisito para mantenerse en el mercado, igualmente vaticino que en un futuro muy cercano, la RS será la forma natural de administrar las compañías del mañana e, igualmente, será una exigencia inequívoca de la comunidad.

Una sencilla razón. ¿Por qué me animo a hacer esta aseveración? La razón es muy sencilla. Los conceptos que se reúnen en esta nueva norma internacional nos ponen ante una nueva perspectiva de gestión que, sin ninguna duda, contribuirán a mejorar la calidad de vida de los que interactuamos con ellas, ya sea como clientes, como proveedores, como colaboradores o simplemente como vecinos. 

Estoy convencido de que la responsabilidad social vino para quedarse, pues no cabe duda de que reúne una serie de conceptos que, juntos, hacen que aumente el conocimiento de la humanidad.

Cristián Leñero
Consultor

Fuente: ( elfinanciero )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...