Burj Al Arab: ¿el mejor hotel del mundo?

Es una premisa tan subjetiva. Pero en esta era lujuriosa, antítesis de la austeridad, el mejor hotel del mundo y el primero en ser calificado con siete estrellas, es el Burj Al Arab ubicado a 321 metros de altura. 



Fue el sueño de quien hace mil 700 años construyó en Japón el Hoshi Ryokan, el hotel más antiguo del mundo, todavía en pie. En ese lugar había unas termas que parecían milagrosas y el hotel fue la respuesta a la necesidad de hospedaje. 


Los hoteles generalmente se asientan en lugares donde el turismo o los negocios lo reclaman y los más humildes entre ellos fueron los que distaban entre sí un promedio de 30 kilómetros, lugar en el cual los caballos, las llamas o los peatones debían descansar. En el caso de los camellos y los elefantes la distancia podía ser diferente, pero la necesidad era la misma. 


El primero en ser calificado con siete estrellas es el Burj Al Arab, con 321 metros de altura. Increíblemente no es el más alto de todos, pues lo supera el Rose Rotana Hotel, otro disparate hotelero, ambos en Dubai. El Rose Rotana mide 333 metros de altura y si mencionamos primero al Burj Al Arab es porque así lo afirman quienes están dispuestos a pagar hasta 30 mil dólares la noche. Además el Rose Rotana está recién inaugurado y los que están calificados para juzgar todavía no se han pronunciado. 



¿Elegirías un hotel por la altura en que está construido? Sería muy raro aunque no imposible, y sin embargo parece haber sido la estrategia de marketing de quienes invirtieron sin escatimar un peso, razón por la cual le otorgaron todas esas estrellas y algunos lo suponen el mejor del mundo. ¿El mejor, el más lujoso, el más encantador, el más romántico, el mejor ubicado, el que te atiende mejor? ¡Ahhh!, porque por ahí va la cosa. 


A la muy respetable (en estas cosas) revista Forbes, le cae mejor el Villa D´Este, sobre el Lago de Como, en Italia. Una preciosura de hotel con larguísima historia y un restaurante que hace historia en este preciso instante No tengas la menor duda en cuanto a elegancia y buen gusto... pero no suele ser eso lo que busca la mayoría de los viajeros. 


Ahora, si miras las fotos (la de portada, por ejemplo), te parece muy razonable que la revista Telva haya escogido al Oberoi Udaivilas, un hotel que parece surgido del sueño más loco de un marajá. La revista asegura que si haces una operación aritmética entre el lujo, la atención, el paisaje y el decorado interior, entonces este hotel es el que merece la calificación de "mejor del mundo". 


He leído opiniones según las cuales alguno de los más preciosos hoteles boutique son considerados los mejores del mundo y si le preguntas al humorista argentino Landriscina posiblemente te diga que lo mejor del mundo es la Hostería Don Guillermo en el balneario Santa Ana de Colonia. La cuestión lujo, arquitectura y servicios juega un rol mucho menos importante que la experiencia personal. 


Si fuera por mí te ponía un hostal que encontré por casualidad en la ciudad italiana de Pisa, frente a la plaza de la Estación de Ferrocarril. No se si llegaba a dos estrellitas, pero la huelga de trenes que me detuvo allí, me permitió intimar con la ciudad. Entonces cuando pasaba, desde un restaurante próximo la gente me hacía gestos para que fuera a tomarme un "ristretto" con ellos. También estaba un hotelito que me encontré en Florencia, donde la dueña golpeaba mi puerta para agregarme una manta porque hacía frío. 


O para irnos al otro extremo, el fabuloso New Otani de Tokio, una monstruosidad con dos torres unidas por una galería de tiendas famosas, con un primoroso arroyito, un jardín japonés y hasta una casa de te ¡en el centro de Tokio, formando parte del Jardín Imperial! ¿Cómo diablos fui a parar a ese costosísimo sitio? Naturalmente no por mi billetera, estaba invitado por el gobierno y si me gustó tan especialmente no fue por nada de eso, sino por la formidable coincidencia de encontrar allí, fungiendo como Gerente de Marketing, a un simpatiquísimo amigo japonés con el que había intimado en El Salvador. ¡Si será chico el mundo! 



Ahora, ¿crees que cuando piensan en lujo en los Emiratos sólo apuntan a la altura?. No señor, ahí tienes al Palacio de los Emiratos que además de su aspecto exterior que puedes apreciar tiene 128 cocinas para 400 habitaciones. Es tan flamante que no encontramos fotos oficiales, ilustramos con las que sorprendidos viajeros colgaron en Panoramio.

Numeralia
 Su categoría de 7 estrellas lo hace único en el mundo
Mil 590 m2 revestidos con hoja de oro de 24 quilates
28 mil lámparas iluminan el Burj Al Arab
30 tipos de mármol stataurio revisten pisos y paredes
Su construcción costó mil 500 mdd
Se encuentra sobre una isla artificial a 280 metros de la zona continental
 
Fuente: ( El Universal.mx )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...