Hambre, flagelo que se puede erradicar

Tras la reciente visita del oficial nacional de programas de la FAO al proyecto de agricultura urbana en Popayán, conocimos el trabajo que esta organización realiza a nivel regional y nacional.
 
 
Cuando Jean Ziegler funcionario de la ONU señaló hace algún tiempo que “el hambre es un asesinato en masa silencioso”, sus palabras causaron conmoción.

Muchos líderes mundiales fruncieron el seño ante esa afirmación, no porque la consideraran radical si no quizás porque en el fondo la revelación les sonó a verdad.

Y es que este flagelo que antiguamente era considerado un fantasma que no siempre aparecía de repente, sino que se le veía venir detrás de las guerras, las cosechas fallidas o las inclemencias del clima, no ha sido aún exorcizado de nuestra realidad cotidiana.

Precisamente acerca de este tema, El Liberal dialogó con Carlos Augusto del Valle, Oficial nacional de programas de la FAO, quien recientemente visitó Popayán para conocer y acompañar el programa ‘Huertas Para Todos’, iniciativa de seguridad alimentaria ejecutada por la Alcaldía de Popayán a través de la Secretaría de Salud Municipal en convenio con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO.

El delegado de FAO recorrió las comunas 2, 5, 6 y 7, los centros de capacitación y demostración y algunas viviendas de los beneficiarios de este programa, donde observó los progresos de esta iniciativa y destacó la voluntad de organización de las comunidades.

“En esta visita vemos cumplido un paso en el proceso liderado desde la Alcaldía, que solicitó a la FAO asistencia técnica para el desarrollo de una estrategia de seguridad alimentaria a partir de producción familiar, esta cooperación ha permitido que entorno a un trabajo en el que la FAO coopera de manera técnica con Popayán, se logre traer las experiencias que pueden ser aplicables al caso de esta ciudad donde hemos trabajado con la voluntad de la gente”, señaló el delegado de la FAO.

En el Cauca
El caso de Popayán no es el único en el que la FAO ha intervenido en una actividad encaminada a erradicar el hambre, pues  recientemente esta organización apoyó una experiencia similar en Puracé, con el Programa Conjunto de Integración de Ecosistemas y Cambio Climático y con otras agencias de Naciones Unidas.

“Allí también pudimos trabajar seguridad alimentaria pero con unos componentes culturales, con comunidades indígenas y campesinas, en el desarrollo de una estrategia de seguridad alimentaria con enfoque de cambio climático, pues en este tema es mucho lo  que se puede innovar y por eso pensamos que la capacidad institucional que hay para continuar el trabajo que vimos hoy en Popayán se puede adelantar en otras regiones”, agregó Carlos Augusto del Valle, delegado de FAO.

En el caso colombiano
La importancia del apoyo prestado por la FAO a este tipo de procesos garantiza la continuidad de los mismos y su multiplicación a otras zonas del país y del mundo, pues esta organización brinda sus servicios tanto a países desarrollados como a países en desarrollo, actuando como foro neutral donde los países se reúnen en condiciones de igualdad para negociar acuerdos y debatir políticas.

En el caso de Colombia, Carlos Augusto del Valle, delegado de FAO señala que en nuestro país son muchas las organizaciones que trabajan en el tema de la seguridad alimentaria y que la institucionalidad nacional y regional se mantiene muy comprometida y sensibilizada hoy en día.

El delegado de FAO señala que aunque los indicadores señalan que Colombia ha mejorado mucho en términos generales pero que en materia de nutrición y otros parámetros de salud y en general no está necesariamente mejor y hay unas inequidades muy grandes .

“El mensaje es que hay que continuar y de pronto hasta intensificar el esfuerzo para primero, identificar mucho más claramente las poblaciones colombianas que requieran de asistencia temporal mientras terminan de salir adelante; segundo, no prolongar indefinidamente cierto tipo de ayudas, sino que tratar de graduar a la gente para que la dependencia de los incentivos, de los programas vaya disminuyendo y sea la gente la que se empodere”, señaló del Valle.

La FAO en Colombia presta asistencia al gobierno nacional en materia de política alimentaria desde hace cinco años y actualmente continúa trabajando en el Observatorio de  Seguridad Alimentaria Nutricional del nivel nacional con el Ministerio de Protección Social.

También se tienen líneas de acción con el Ministerio de Agricultura y con el Ministerio del Medio Ambiente relacionadas con seguridad alimentaria y cambio climático, que dan cuenta de los progresos que se han logrado en este tema en nuestro país.

Sin embargo el delegado  de FAO señala que aún hacen falta muchos esfuerzos más para que las políticas que ya existen puedan implementarse y la gente realmente reciba los beneficios y logre salir delante de su situación de hambre y pobreza.

Trabajo por hacer
La FAO tiene tres líneas importantes de trabajo en Colombina. Actualmente existe la necesidad de introducirle algunos ajustes al programa de la FAO en un trabajo conjunto con el Gobierno Nacional, en lo concerniente al Marco de Prioridades.

El Gobierno Nacional también dispuso realizar ajustes al marco de asistencia al Desarrollo de las Naciones Unidas en Colombia, Undaf, con el fin de que este se ajuste a las nuevas  prioridades del Plan de Desarrollo del Gobierno Santos.

En este sentido fue muy importante la reciente visita del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien reiteró su apoyo al gobierno colombiano en sus nuevas prioridades, y reiterando el compromiso de Naciones Unidas para trabajar con este Gobierno.

La FAO en Colombia
Este organismo conduce en Colombia una serie de proyectos de diferente naturaleza, de los cuales siete son específicos de Colombia y nueve son proyectos regionales de los cuales Colombia se beneficia.

Se trata de proyectos forestales, de pesca y productivos entre otros, en los cuales la FAO provee asistencia técnica en diferentes áreas y capacitación.

Según esta organización, el hambre es en Colombia es un problema estructural asociado a la desigualdad, la corrupción y el conflicto armado. El representante de la FAO en Colombia, Carlos Augusto Del Valle, afirmó que "hay fenómenos de violencia en algunas regiones que sin duda afectan la disponibilidad de alimentos".

Dato
‘Huertas Para Todos’ es un proyecto que se deriva del programa FAO – Maná que se ejecuta en el departamento de Antioquia y que es considerado por las Naciones Unidas como el mejor proyecto en seguridad alimentaria en el mundo.

¿Sabía usted que…
La FAO tiene un proyecto en el Macizo Colombiano que incluye la elaboración de un plan de desarrollo integral para esta región, en el marco del desarrollo sostenible alternativo?

Las Cifras
* 6  billones de dólares al año es el aporte de la FAO al programa colombiano. Los recursos provienen tanto de esta organización, como del gobierno colombiano y de los gobiernos  con los que trabaja la FAO.

* 548  Millones de pesos es la inversión de la Administración local hasta el momento en el proyecto de seguridad alimentaria ‘Huertas Para Todos’.

Fuente:( El Liberal )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...