Conocimiento y cuidado de nuestro entorno a través de un viaje

Sólo en México hay alrededor de mil 700 destinos respetuosos con el ambiente, y las actividades que ofrecen son todo un descubrimiento


¿Qué es el turismo sostenible?

 En 1993 la Organización Mundial del Turismo (OMT) definió el concepto de turismo sostenible como aquel que “responde a las necesidades de los turistas actuales y las regiones receptivas, protegiendo y agrandando las oportunidades del futuro. Se le presenta como rector de todos los recursos de modo que las necesidades económicas, sociales y estéticas puedan ser satisfechas manteniendo la integridad cultural de los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas en defensa de la vida”.

Partiendo de esta definición, Ángel Nieva, director general de Asesores en Desarrollo Turístico Sustentable, S.C., asegura que el turismo ecológico, sostenible, sustentable o “verde”, como se le ha llamado, tienen el mismo significado y, sobre todo, el mismo objetivo.

De acuerdo con el experto, para que un destino, empresa, asociación o centro de hospedaje sea catalogado como sustentable, debe contar con un programa de manejo de desechos, que permita separar la basura debidamente para su posterior reciclaje;  tener mecanismos ahorradores de agua, como letrinas secas, dispositivos para captación de agua de lluvia, tecnología para ahorrar energía eléctrica, e integrar a las comunidades indígenas para su desarrollo económico y cultural.

Destinos “verdes”
Lo primero que hay que hacer para convertirse en un verdadero turista ecológico, según el especialista, es identificar los destinos “verdes”.

De acuerdo con el experto, en México hay cerca de mil 700 desarrollos ecoturísticos de los cuales mil 300 han recibido diversos apoyos por las dependencias de gobierno, y se estima que 136 son autosuficientes.

En tanto, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), hasta el 30 de junio de este año, ha registrado 39 empresas con la certificación de sustentabilidad en ecoturismo en siete estados de la República: Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz, Yucatán y Baja California Sur. Entre ellos, Nieva recomienda Los Pueblos Mancomunados, en la sierra norte de Oaxaca, La Escobilla, en Pochutla, Oaxaca, y la Red de Ecoturismo de Los Tuxtlas, en Veracruz. En estos tres sitios es posible acercarse a las comunidades rurales, realizar caminatas interpretativas de la mano de los locales y conocer su fauna y flora regional. Cuentan con cabañas con todos los servicios, guías indígenas y ofrecen comida típica de la región.

En la Ciudad de México está el parque ejidal San Nicolás Totolapan, ubicado en la carretera a los Dinamos, donde es posible realizar ciclismo de montaña, cuenta con una granja didáctica, ofrece talleres de educación ambiental para niños y caminatas guiadas. Otra opción es la Granja del Tío Pepe, localizada en el Camino Viejo  a Mixcoac: ofrece talleres ecológicos y un acercamiento al cuidado de los animales.

Actividades al aire libre
Asimismo, es importante hacer actividades que no repercutan en el medio ambiente o generen un impacto mínimo.  Esas actividades se dividen en tres grandes rubros: ecoturísticas, turismo de aventura y turismo rural.

El ecoturismo integra talleres de educación ambiental, observación de flora y fauna regional, safaris fotográficos y senderismo.

El turismo de aventura comprende actividades que conllevan un esfuerzo físico mayor, como ciclismo de montaña, cabalgatas, recorridos en tirolesas, práctica de rappel, buceo, kayak y vuelo en ala delta, por ejemplo. Todas estos deportes se deben practicar dentro de una ruta especialmente trazada para ello.

Dentro del turismo rural, los paseantes conviven con las comunidades indígenas de la región, e incluso es posible hacer agroturismo, que tiene que ver con recorridos guiados por viñedos o huertas de la zona.

Fuente: ( excelsior )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...