Estudian erosiones de las playas para prever futuros cambios climáticos

Tras el abrupto cambio climático que afectó la costa oeste de Estados Unidos durante el invierno pasado, algunos investigadores hicieron una evaluación de los daños causados por las olas y las bajas mareas de este invierno, desde San Diego hasta Seattle. 

Erosión Costera en San Francisco. Imagen USGS.


Con un mejor estudio de las transformaciones de las costas entre 2009-2010, los especialistas podrían prever las futuras modificaciones en la costa del Pacífico, explican los investigadores según un comunicado de la U.S. Geological Survey (USGS).

“Lo que estamos mencionando, de hecho, es que esto es una advertencia de lo que podría estar ocurriendo en el futuro en términos de la severidad de las olas de invierno”, dice Patrick Barnard, geólogo costero y colaborador de la U.S. Geological Survey, en un comunicado en The Orange County Register. “Nosotros debemos estar, obviamente, preparados”.

La investigación "The impact of the 2009-10 El Niño Modoki on U.S. West Coast beaches", fue publicada en Geophysical Research Letters el 9 de julio, y liderada por USGS con la colaboración del Departamento de Geología y Industrias Minerales de Oregón, la Universidad de California-Santa Cruz, el Departamento de Ecología de Washington, la Universidad del Estado de Oregón y la Institución de Oceanografía. 

Según el estudio, se evaluaron los impactos de El Niño Modoki, 2009-2010, por medio de la respuesta morfológica de la costa. El Niño Modoki se forma en el Pacífico central, en lugar del Pacífico oriental como lo hace el “El Niño” clásico. El calentamiento del Pacífico central provoca mayor frecuencia de tormentas y mayor probabilidad de que los huracanes toquen tierra a lo largo de la costa del Golfo y la de América Central. Esto se traduce en largos períodos de elevada energía de las olas, pero con los niveles más bajos de aguas costeras.

Como las aguas del Pacífico central son más calientes, se espera, en las próximas décadas, muchos escenarios de cambio climático, y El Niño Modoki es visto como el indicador más dominante del clima. Combinados con los factores de recalentamiento global -del aumento del nivel de los océanos- se puede esperar un aumento de las tasas de erosión en las playas en gran parte de la costa oeste de Estados Unidos, lo que puede producir cambios a gran escala en las zonas costeras, según un comunicado de USGS.

Los investigadores sintetizaron los datos topográficos después de monitorear las playas durante 13 años.

Los datos del nivel del agua y de las olas del invierno de 2009-2010, fueron significantemente similares a los de El Niño de 1997-1998, lo que generó la más grande retirada del mar y la erosión de la tierra costera, desde que el monitoreo empezó.

Además, el invierno de 2009-2010, se caracterizó por una energía en las olas por arriba de la media, lo que solo se pudo ver antes de 1997-1998. 

La energía de las olas fue, por ejemplo en California en el invierno de 2009-2010, el 20% por arriba de la media respecto a 1997, resultando una erosión de la costa del 36%, arriba de la media, indicaron los investigadores.

Fuente: ( lagranepoca )

0 comentarios:

LO MAS LEIDO

loading...